viernes, abril 19, 2024

Lo último

Noticias relacionadas

¿TROTAR O PICHAR?

Esta semana varios amigos le escuchamos a un fulano la expresión que se iba a pichar con una amiga. Nos cogió desprevenidos el término y nos hicimos las preguntas sobre de dónde y por qué este concepto.

Buscamos en internet y entre lo encontrado me pareció muy interesante el texto de la web “denunciado.com” que deseo compartir con ustedes:

La palabra pichar entre los Paisas es la forma popular y pintoresca para referirnos a las relaciones sexuales desordenadas, no formales y poco aceptadas por la sociedad.

También se usa para estigmatizar el comportamiento de ciertas personas que no simpatizan con el medio, pero en términos generales se refiere al acto de copulación entre un hombre y una mujer.

Veamos pues las diferencias entre trotar o pichar y que beneficios trae. Cuando trotas vas solo, y si vas con alguien terminas queriendo correr más que él…. Pichando no. Siempre es con alguien y lo bueno es acabar a la vez. Por lo tanto, pichar desarrolla el compañerismo y evita el egoísmo…. Trotar no.

Para trotar hay que comprar ropa y zapatos adecuados, por lo general, bastante costosos. Para pichar, basta con quitarte lo que lleves encima. Como vemos, pichar fomenta el ahorro y evita el consumismo… Trotar no.

Cuando trotas tu sudor huele mal, cuando pichas el sudor es el testigo de tu más profundo placer, te enjuagas con el sudor de tu pareja, te parece que su olor es natural y seductor… Pichar fomenta la tolerancia y comprensión y evita la actitud negativa y el mal olor… Trotar no.

Cuando sales a trotar no ves la hora de terminar, cuando pichas quieres que el tiempo se detuviera por completo y el acto se prolongara durante horas…. Pichar fomenta el ejercicio y evita la pereza…. Trotar no.

Trotar exige un gran esfuerzo y da poco placer… Pichar es un placer enorme y el esfuerzo requerido, además de mínimo, se hace con alegría. Así pues, pichando descubrimos como rentabilizar al máximo el mínimo esfuerzo, algo fundamental… Trotando no.

Si te sientes muy cansado cuando trotas, aun cuando estés cerca de la meta te detienes, por el contrario cuando se está pichando y te encuentras cerca de la meta nunca te detienes… Pichar fomenta la perseverancia y evita la falta de resolución… Trotar no.

Después de trotar sueles terminar de mal humor. ¡Claro! cansa mucho. Mientras que, después de pichar, tienes una sonrisa de oreja a oreja. Queda claro que tirando descubrimos la alegría de vivir… Trotando ni de vaina.

Si te llaman para trotar, casi nunca vas. Ahora, si se trata de pichar? Eh? Como un clavo a la hora que te digan. Está claro: Pichar aumenta la puntualidad… Trotar, no.

Esta es la razón más importante: después de trotar no te apetece repetir, pero después de pichar? Hummm!!!!!!!!. Así pues, pichando se consigue atención e interés por lo que se hace…. Trotando no.

Conclusión:

¡Así pues, dejémonos de hacer deporte….y a pichar se dijo!
Ruben Benjumea
Soy periodista por vicio y bloguero por pasión y necesidad. Estamos fortaleciendo otra forma de hacer periodismo independiente, sin mucha censura, con miedo a las balas perdidas, pero sin cobardía.