sábado, julio 20, 2024

Lo último

Noticias relacionadas

TIRO AL BLANCO N° 176

La Contraloría General de la República estrenó las audiencias públicas a través del sistema de oralidad en Medellín con el presunto detrimento patrimonial que cometió el exdirector de Corantioquia Francisco Zapata en un contrato por 66 millones de pesos. 
De acuerdo con el ente de investigación fiscal, las presuntas irregularidades se presentaron en un convenio interadministrativo entre Corantioquia y Empresas Públicas de Medellín para la reforestación de varias hectáreas de tierra. Los apoderados de Zapata, presentaron los respectivos descargos en audiencia pública que se realizó la semana anterior en las instalaciones de la Universidad de Medellín. En los próximos días continuará el proceso.
   
Por su parte, el encargado de recaudar los aportes para la tula económica que financia las campañas electorales de fajaralonsismo y exgerente de Metrosalud Alejandro Gómez, también es investigado por la Contraloría General de Medellín por el presunto detrimento patrimonial de 7 millones de pesos en el año 2009, durante la Alcaldía de Alonso Salazar. 
Bajo la misma modalidad de las audiencias públicas orales, se le vio a Gómez presentar sus descargos por el posible detrimento patrimonial, al pagar esa suma de dinero como indemnización por el fallecimiento de un niño en esa entidad hospitalaria. 
El enredo surgió después que el Consejo de Estado sentenciara que no se pueden pagar intereses sobre el monto de la indemnización. Lo cierto es que en caso de fallarse en contra de Alejandro Gómez, exgerente de Metrosalud, existirían meritos suficientes para que la Procuraduría General de la Nación inicie la respectiva investigación disciplinaria que lo podría inhabilitar para acceder a cargos públicos o de elección popular y perder su actual cargo en la Gobernación de Antioquia. 
Pese a que el alquiler de la frecuencia 710 AM de Radio Súper por parte de RCN es inminente, todavía es una incógnita el futuro profesional de los periodistas integrantes del programa “De Pie Antioquia” que dirigiera el finado Henry Pava Camelo por varios años y que cautivara en las mañanas la audiencia de la ciudad con sus temas políticos. Se comenta que irán para Ondas de la Montaña, pero otra alternativa es Múnera Eastman Radio. Esta semana tendrá que definirse cuál será la emisora en la que continuarán su trabajo periodístico, porque de lo contrario saldrán lamentablemente del escenario. 
Con respecto al grupo deportivo de Rafa Gol Linares, tampoco se sabe a ciencia cierta para donde van. Unos dicen que para la ZETA de Todelar, otros que para Ondas de la Montaña. Igualmente otros de los concesionarios de Radio Súper, que desaparecerá a partir del primero de octubre ya buscaron chanfaina y espacios en otras de las emisoras locales y regionales del espectro electromagnético. 
El Clan de los Velásquez continuará “Así Va Antioquia” en los 790 AM de Múnera Eastman Radio, lo mismo que Jota Jairo con “Al Derecho y Al Revés”. Juan Carlos Hurtado director de “Gran Ciudad”, junto con Roger y Mabel de “Sinergia Informativa” continuarán sus labores en la 1080 La Voz de la Nostalgia. 
El problema de Colombia definitivamente es tener tanto colombiano junto, hay de todo, y nadie se explica cómo, por ejemplo, sobreviven los políticos a una desnucada después de dar tantas volteretas. 
Aunque parezca mentira el presidente del Partido Liberal, Simón Gaviria ofrecerá esta semana un homenaje al exdiputado del departamento del Valle Sigifredo López, en el que se espera que el exsecuestrado por las Farc ratifique su regreso a la colectividad roja, en la que siempre ha militado. 
El tetra oportunista Simón Gaviria, fue quien posterior a la captura de López por parte de la Fiscalía, supuestamente por haber participado en el asesinato de sus compañeros en cautiverio, lo condenó instantáneamente y salió ante la prensa nacional para anunciar la suspensión del exdiputado del Partido Liberal. Esta semana, como es de esperarse, Simón, digno hijo de su papá, resaltará las bondades de López, como buen político que es.  
 

Por: Adolfo León Ospina Mejía
La propuesta del presidente del club deportivo los Millonarios de devolver dos estrellas alcanzadas durante los periodos en que el club estuvo infiltrado por dineros del narcotráfico, no puede más que causar risas. Y es que ahí estamos pintados los colombianos, hacer una acto simbólico cuando ya no se usa y cuando el acto no provocaría ningún resultado diferente a calmar la conciencia de un hombre que no sé por qué la tendrá sucia. Nada más parecido a esto que aquellas personas que con el fin de calmar sus culpas les dan dinero a los habitantes de calle, cuando en sus casas explotan a las trabajadoras domésticas.
Así somos y frente a esta realidad parece no hay nada que hacer diferente a resignarnos: clamamos por la vida pero asistimos a las corridas de toros y disfrutamos de las peleas de gallos sin más remordimiento que el causado por la plata perdida, clamamos por la libertad y el respeto de los derechos humanos pero elegimos durante ocho largos años al presidente Uribe, lloramos de dolor cuando vemos a un niño trabajando en la calle –o mendigando- pero a la hora de pensar en la reglamentación del aborto en algunos casos específicos aplaudimos a Ordoñes… ¿qué otra propuesta podemos esperar entonces de un dirigente del fútbol? 
Artículo anterior
Artículo siguiente
Ruben Benjumea
Soy periodista por vicio y bloguero por pasión y necesidad. Estamos fortaleciendo otra forma de hacer periodismo independiente, sin mucha censura, con miedo a las balas perdidas, pero sin cobardía.