sábado, julio 20, 2024

Lo último

Noticias relacionadas

TIRO AL BLANCO N° 181

TODO DEPENDE…

Tomándome un par de cervezas con un amigo, amante de la bicicleta, ratificó las intenciones que tiene el actual Director del Área Metropolitana, el conservador Carlos Mario Montoya Serna para postularse como posible aspirante a la Alcaldía de Medellín en las elecciones del 2015.
Montoyita, quien conoce los intríngulis de la política local, y posee además, el apoyo de un sector influyente de su colectividad especialmente del otrora cacique Fabio Valencia Cossio; tendrá una interesante competencia con el exgobernador de Antioquia Luis Alfredo Ramos Botero, quien también será posible aspirante a la Alcaldía.
Los otros que suenan como aspirantes a la Alcaldía de Medellín son el ex candidato Federico Gutiérrez por el Partido de la U junto a Gabriel Jaime Rico Betancur y Juan Felipe Campuzano quienes volverán a hacerse contar.
Así mismo y como se preveía, será candidato el fajardista, David Escobar Arango, quien se verá en el escenario electoral con el otro posible aspirante liberal Bernardo Alejandro Guerra Hoyos. Sobre la situación política del actual senador Eugenio Prieto Soto, estamos echando lapicero, o para la alcaldía, o a la gobernación, o repetimos senado, todo depende…
Varias personas que nos encontrábamos en el recinto de sesiones del Concejo de Medellín, presenciamos la vaciada que le pegó el cabildante Jesús Aníbal Echeverri integrante del Partido de la U, a su compañero del Partido Verde Miguel Andrés quintero. -¡Respete!, le dijo Jesús Aníbal a Miguel.
Inmediatamente como hijo digno de mi profesión le pregunté a Echeverri que había pasado, el por qué de la situación. Resulta que desde la administración anterior, es decir, la de “Lonso” Salazar, el Concejal Jesús Aníbal a través de una Comisión Accidental, venía realizando el seguimiento de los problemas que tiene la comunidad del Barrio Tricentenario con los suelos afectados por causa de las largas y fuertes raíces de los arboles que desde hace más de una década se plantaron en la zona.
La Administración Municipal a través de la Secretaría de Infraestructura, aprobó una partida de $202 millones de pesos para iniciar la solución del problema, pero Jesús Aníbal se queja, porque al parecer, Miguel Andrés, Concejal Verde, quien también tiene influencia en este barrio del norte de la ciudad, se apropio del tema, haciendo ver a la comunidad que fue el mismo quien gestionó los recursos, sacando de taquito a Echeverri Jiménez.
Desde la oficina de Miguel Andrés Quintero, argumentan que la iniciativa estaba estancada y fue el Concejal del Partido Verde, quien aceleró la entrega de los recursos para las obras. Lo cierto, es que el cabildante Jesús Aníbal Echeverri Jiménez, se siente asaltado por este integrante de la nueva forma de hacer política, que por lo visto no tiene nada de nueva, y por el contrario, no es tan “marranito”.
Para unos la ciudad está jodida, para otros, es un paraíso… En una ciudad como Medellín, la ciudadanía vive a través de las percepciones. En un tema tan coyuntural como la seguridad pasa lo mismo, unos días nos sentimos más seguros que otros por varios factores, entre ellos las versiones callejeras, y además, por la intervención de los medios de información que se mueven al vaivén de los intereses del Estado, que invierte lo suficiente para crear esas percepciones.
El hermoso azul del firmamento en las mañanas, más el discurso mesiánico de la actual práctica política, hacen que la ciudadanía amanezca sintiéndose segura, más educada, y con la suficiente felicidad que la lleva a vivir satisfecha en la tacita de plata, pero la realidad refleja otra cosa, lo que pasa es que no se publica.
Con Fajardo o sin él, con Aníbal o sin él, con concejales y diputados o sin ellos, en una ciudad como Medellín asesinan a diario, violan a diario, secuestran a diario, apuñalan a diario, roban a diario, bailan a diario, “tiran” a diario, rezan a diario, trabajan diario. Es un simple asunto de percepción, de apreciación y hasta de clarividencia y espejismo que hace que la ciudadanía se sienta feliz por la urbe en la que vive. Sin embargo, esta claro, Medellín va, no sabemos hacia donde, pero va, bien, mal o cojeando, sin importar el político de turno.
La semana anterior un integrante del escuchado programa radial –La Luciérnaga-, llamó a un periodista de Medellín para averiguarle lo ocurrido con el secuestro de dos personas en menos de 15 días. Lo particular de los secuestros, no es el hecho en sí, sino la manera en la que nuevamente vuelve a aparecer esta modalidad.
De acuerdo con el colega, desde Bogotá le preguntaron los detalles de los secuestros de un empresario y una vieja. Al primero, sujetos vestidos con uniformes de la policía lo sacaron de su casa y posteriormente fue dejado en libertad. A la vieja, le echaron mano en un reten varios delincuentes vestidos también con uniformes de la policía en la Autopista Regional Sur. Le inmovilizaron el carro en el que se transportaba, acusando que iban a constatar documentos y se la llevaron. Hasta el momento no ha sido liberada.
Lo cierto, es que suspicacias ha generado ambos hechos que la prensa ortodoxa, no sabe o no ha querido publicar para conservar la increíble percepción de paz y cielo azul en las mañanas, en la que vivimos en la capital de la eterna primavera, así sea todo lo contrario.
Se encuentra casi listo el Segundo Informe de la Estrategia Concejo Visible, realizado por los integrantes de la Corporación Libertad y Democracia, que pretende evaluar el trabajo de los concejales de Medellín.
El primer informe fue presentado a finales del mes de mayo de este año, y generó algo de incomodidad entre los corporados, debido a que faltaron más detalles para revelar de una manera veraz, las actividades de cada uno de los 21 cabildantes.
El segundo informe que deberá presentarse a finales del mes de noviembre, antes de culminar el tercer periodo ordinario de sesiones, está siendo construido con más rigurosidad, con el fin de demostrar a través de indicadores serios los resultados del trabajo de los concejales que les obliga realizar la Constitución Política de Colombia.
Uno de los cuestionamientos que hacen varios de los integrantes de la Corporación Libertad y Democracia, es la eficiencia y eficacia de los viajes al exterior que hacen algunos de los concejales.
El viaje que realizó el Concejal por el Partido Verde Yefferson Miranda a Alemania, por ejemplo, para qué le sirve a la ciudad, cómo retribuye ese gasto de recursos públicos a la ciudad, que para ellos son sagrados, son las preguntas que se hace este equipo de trabajo.
Este hijo de Hitler, todo un homofóbico y con cara de fregado, lo bautizaron con el nombre de Marco Fidel Ramírez hace más de 150 años y desafortunadamente en octubre de 2011 fue electo como Concejal de Bogotá.
Aunque parezca mentira, en pleno Siglo XXI, este Pastor fundamentalista de Iglesia Cristiana quien se apoda como el “Concejal de la Familia” es un total violador del Artículo 15 de la Constitución Política de Colombia que dice: “Toda persona tiene derecho a su intimidad personal y familiar y a su buen nombre, y el Estado debe respetarlos y hacerlos respetar”.
Pero no sólo viola la Constitución, sino también la Ley 1482 que sanciona la discriminación. En el Artículo 134A, explica: “El que arbitrariamente impida, obstruya o restrinja el  pleno ejercicio de los derechos de las personas por  razón de su raza, nacionalidad, sexo u orientación sexual, incurrirá en prisión de doce (12) a treinta y seis (36) meses y multa de diez (10) a quince (15) salarios mínimos legales mensuales vigentes”.
Al Concejal de Bogotá, Marco Fidel Ramírez integrante del Partido de Integración Nacional, PIN, en el que se matricularon un buen número de simpatizantes del paramilitarismo en el país, le lloverán las denuncias por burro.
Esta “belleza capitalina”, fue capaz de presentar una proposición ante el Concejo de Bogotá para exigirle a la Gerencia del Canal Capital, que presentara el listado de las hojas de vida de los empleados que hacen parte de la comunidad LGTBI, lesbianas, gays, travestis, bisexuales e intersexuales, que hace parte de dicha entidad.
Miando fuera de tiesto se encuentra el Concejal, si cree que ese canal de televisión va a incurrir en varios delitos por cumplir su solicitud. Mientras tanto, que el Pastor pague escondidijo a peso…

DE MEJOR CLASE

Por: Adolfo León Ospina Mejía 

Vuelve y juega, no deja de sorprender que un concejal de la ciudad de Bogotá, ojo, la capital del país, atrevidamente solicite so pretexto de un debate político la lista de los trabajadores no heterosexuales del canal capital… completamente patético que en pleno siglo XXI esto se siga dando, y yo sorprendiéndome porque en algunos estados de los EEUU todavía existen bares con la leyenda que reza: aquí los negros no son bienvenidos.

Realmente poco nos hemos civilizado todavía discriminamos por color, raza, credo, tamaño, condición sexual y demás. Lo peor de todo es que este no es un caso aislado, particular, pues día a día vemos casos similares y que se dan al interior del estado, por funcionarios de primera línea, como el caso de monseñor Ordoñez que pidió a los jueces un reporte de las tutelas falladas a favor de la interrupción voluntaria del embarazo, ¿qué pretenderá con eso?, me imagino no indagar por la salud de las mujeres, porque, por lo que este señor ha mostrado, ellas deberían ser mínimo sometidas a la santa inquisición.

Cuando hablamos de paz, deberíamos empezar, cada uno, a desprendernos de esos prejuicios, entender la diversidad en todos los aspectos de lo humano, y a la hora de elegir, como en el caso de los concejales, en los aportes reales que esos personajillos pueden dar al país. Diría Piero ¡ay país, país, país!

Artículo anterior
Artículo siguiente
Ruben Benjumea
Soy periodista por vicio y bloguero por pasión y necesidad. Estamos fortaleciendo otra forma de hacer periodismo independiente, sin mucha censura, con miedo a las balas perdidas, pero sin cobardía.