sábado, julio 20, 2024

Lo último

Noticias relacionadas

TIRO AL BLANCO N° 193

POR UNA NARIZ

La percepción que tienen los antioqueños sobre el balance de ejecución de programas y proyectos es más que pobre después del primer año de gobierno de Sergio Fajardo. En Medellín existe una percepción de tiempo perdido por parte del gobierno departamental, mientras que en los municipios de Antioquia hay otra percepción de abandono del gobierno seccional.

La percepción, es ese estimulo cerebral que se logra a través de los cinco sentidos que les hace falta a varios gobernantes, y en algunas ocasiones a los comunicadores y jefes de prensa responsables de crear esas percepciones por mandato oficial, con el fin que una gran audiencia perciba por la vista, el olfato, el tacto, la audición y el gusto, la realidad que el gobierno de turno quiere imponer.
Puede que el Gobernador Sergio Fajardo sepa de matemáticas, porque lastimosamente hace rato perdió la nariz para oler la propia percepción de su gobierno. Hace rato perdió el olfato para percibir la transpiración de su percepción, que para la mayoría de los medellinenses y antioqueños huele a mierda.
La falta de olfato del gobernador para elegir su grupo de asesores y comunicadores sociales responsables para crear percepciones según el caso, pasó a una permanente y grave rinitis.
Llenar el Salón Pedro Justo Berrío de periodistas, en su mayoría graduados en el “hueco”, donde compran las grabadoras a las que muchas veces les falta las pilas Triple A, no es suficiente para este sui generis gobernante. Esos van, así los echen o los hagan sentir mal con los inoportunos chistes de “Maruja” que hasta a mí me causan risa. El asunto es más complejo a la hora de crear percepciones, debido a que una rueda de prensa se queda corta para ese objetivo.
La incomodidad del Fajardo llegó hasta el punto de cobrar cabezas en el grupo de trabajo de comunicadores de la Gobernación de Antioquia. Hace un par de días a un comunicador de carrera administrativa, mamado de los eufemismos del desgastado discurso fajardista, se le soltó la lengua y aseguró que ya han rodado varias cabezas y el jefe de prensa, Sergio Valencia sigue incólume sin admitir su responsabilidad. Su responsabilidad es proporcionar la respectiva estrategia para crear esa clase de percepciones, pero nos dimos cuenta que de eso no sabe.
El “Más Educado”, responsabilizó a varios de los comunicadores sociales de estar quedados a la hora de hacer conocer de los antioqueños las grandes ejecutorias de su gobierno logradas en los primeros 13 meses de trabajo, situación que generó que en los corredores del edificio de la gobernación, los mismos comunicadores se pregunten ¿para qué sirve “Maruja” entonces?…
Hace un par de días el Gobernador de Antioquia Sergio Fajardo, emitió un comunicado de prensa en el que el mandatario seccional tuvo la brillante idea, supongo yo que le brotó en la intimidad del retrete, de ofrecerle al Alcalde de Medellín toda su gran experiencia en temas de seguridad, debido al desorden público que se afronta en la actualidad.
Y es que “Checho”, dedujo lo que los académicos y sociólogos de la ciudad no habían podido detectar los últimos 100 años:”(…) Sergio Fajardo dice que en la capital antioqueña es necesario trabajar con la comunidad y brindarle oportunidades a los jóvenes para disminuir la violencia”. ¡Qué humanista!, eso no lo sabíamos…
Esta lumbrera asegura que: “(…) No se puede negar que en Medellín se necesitan más policías pero que esa no es la solución definitiva (…)”. “(…) Asegura que el árbol de la violencia asociado con el narcotráfico y las bandas criminales va creciendo, hacia arriba como árbol y hacia abajo sus raíces (…)”. “(…) Expresa que en Colombia aprendimos a podar el árbol para que no crezca mucho hacia arriba pero no aprendimos a controlar su raíz, (…)”. Que descubrimiento…

Lo cierto que es que no se puede negar que Fajardo de verdad pa’Dios, sabe manejar asuntos de seguridad en una ciudad como Medellín. 
TOTAL EQUIVOCACIÓN

Es verdad que Sergio Fajardo cuando se desempeñó como Alcalde de Medellín supo como sortear junto al Secretario de Gobierno Alonso Salazar los problemas de seguridad de la ciudad.

Las fórmulas que el matemático se inventó para disminuir los índices de criminalidad en la ciudad, y que en su momento fueron conocidas posterior al inicio de los diálogos de paz entre el Gobierno Nacional con el desarticulado Bloque Cacique Nutibara de las Autodefensas, prueba piloto para los diálogos en el resto del país; dejaron a más de uno con la oreja mocha.
La versión más que comprobada, la sostuvo el mismo Luis Carlos Restrepo, ex Alto Comisionado para la Paz durante el gobierno de Álvaro Uribe, quien hoy se encuentra corriéndole a la justicia por el berenjenal que se armó por la presunta desmovilización del Bloque Cacique La Gaitana.
Claro que sabe manejar temas y negociaciones de seguridad. El mismo Luis Carlos Restrepo explicó que en diciembre del año 2008, aunque nunca estuvo de acuerdo, Alonso Salazar reconoció que la Alcaldía de Fajardo tuvo interlocución con “Don Berna” a finales del 2003. Restrepo dijo que no cuestionaba la buena voluntad de “Lonso” o de “Checho”, pero que había que aceptar que ese acto fue una total equivocación.
De acuerdo con la versión del prófugo Luis Carlos, Fajardo y Alonso se entrevistaron con “Don Berna” con el convencimiento de que si mantenían esa interlocución podían imponer normas de convivencia entre los desmovilizados y comprometer a estos jefes con su buen comportamiento.
El Gobierno de Fajardo, negoció con delincuentes, “contrato” que generó una considerable disminución en las muertes violentas en la Capital de Antioquia. Sin embargo, ese convenio duró mientras “Don Berna” estuvo recluido en Combita, porque después de extraditado el baile en Medellín es diferente y eso se notó durante el gobierno de Salazar y se nota en el primer año de mandato de Aníbal Gaviria.

Durante la inauguración de la Sala de Prensa del Centro de Convenciones y Espectáculos Plaza Mayor, tuve la oportunidad de encontrarme con escasos amigos y muchos colegas de varios colores y hasta de cuatro y cinco ojos.

En el ágape, al que acudieron concejales, funcionarios, periodistas, jubilados, pensionados, discapacitados, incapaces y políticos, asistió también el Senador Liberal Eugenio Prieto Soto.
La situación del Liberalismo Social Demócrata es bien particular, debido a la investigación que afronta el actual Representante a la Cámara Oscar Marín por parte del Consejo de Estado.
Ese hecho tiene al Senador Prieto Soto con varios ases sobre la manga. Por un lado, hay ganitas de aspirar a la Gobernación de Antioquia, por el otro, a la Alcaldía de Medellín, pero si la situación de Oscar Marín se complica, sin contratiempos se repetiría campaña a la Cámara Alta en el Congreso de la República.
Al representante Oscar Marín, lo investiga el Consejo de Estado por presunto tráfico de influencias al solicitar que la investigación que se adelanta en contra del Alcalde Aníbal Gaviria y el Senador Eugenio Prieto, la realizara la Contraloría General de la República y no la Contraloría Departamental de Antioquia.
En ese momento Jorge Alberto Rojas Otalvaro integrante de las huestes del exgobernador Luis Alfredo Ramos Botero, contradictor político de Gaviria y Prieto, se desempeñaba como Jefe de Control Fiscal. Lo cierto es que si Oscar Marín resulta inhabilitado, al parecer, al que le va tocar capotear ese toro electoral será al actual Concejal de Medellín Carlos Mario “El Flaco” Mejía, quien se encuentra feliz en el Cabildo Municipal.

Quien iba a pensar, pero desde ya se comenta que los eternos enemigos políticos el exgobernador Luis Alfredo Ramos Botero y exministro Fabio Valencia Cossio, fueron a parar juntos, pero no revueltos, al nuevo movimiento Centro Democrático que orienta el expresidente Álvaro Uribe Vélez.

En esta nueva tolda tienen las puertas abiertas, no solamente para los godos que quieran ir a rezar, sino también, para todos aquellos que se identifiquen con la manera de hacer política del expresidente, eso dicen.
Es más, aunque se mantenga entre Ciudad de México y Medellín, el exconcejal y excandidato a la Alcaldía por el Partido de la U, Federico Gutiérrez Zuluaga ya está apareciendo nuevamente a través de sus boletines de prensa. Aseguran que el lobby con Uribe va muy bien y que posiblemente repita su aspiración a la Alcaldía de Medellín por este movimiento.
Sin embargo, tampoco se puede desestimar una posible y nueva aspiración del Gerente de Plaza Mayor Gabriel Jaime Rico Betancur, quien también simpatizaba con Uribe y ha demostrado que sabe moverse en las grandes ligas.

Dos cosas han marcado mis primeros 40 años. La primera, la renuncia de JR a su pontificado. La tirada de toalla en la mitad de la lona por parte de Benenito XVI es un oportuno mensaje subliminal para que el gobernador renuncie y demuestre lo que sabe de política en una posible aspiración a la Presidencia de la República. Este es el momento, porque los posibles candidatos competidores son, pero son muy malos…

La segunda va por partida triple 1, 2 y 3. 1) Una catana y retirada periodista me preguntó durante la inauguración de la Sala de Prensa del Centro de Convenciones y Espectáculos Plaza Mayor y celebración del día clásico del periodista, que como hacía para financiar puntodevistardb.com.Le respondí que entre muchas de las piruetas que toca hacer es que me pagan por hablar mal de los demás. Casi se le cae la prótesis dental, inclusive pensé que se había tragado un tenedor. Pero es verdad, en este negocio, todo, pero todo, absolutamente todo se cobra…
2) Para completar y celebrar bien el día del periodista, otro colega de televisión me sentenció con la siguiente frase: “¡Oiga, usted definitivamente no respeta ninguna dignidad!”. Como afortunadamente la única neurona que tengo me funciona, reaccioné rápidamente y respondí: “Cuénteme amigo, ¿cuál de sus dignidades, respeta mi dignidad de ciudadano?”. 
3) La Contraloría General de Antioquia ofreció un almuerzo para los miles de periodistas que trabajamos en Medellín en radio, prensa escrita y televisión. La pasamos delicioso, pero caí en la cuenta de dos cosas: una, Gloria Herrera no come carne, sólo salami y la Contralora tiene lo suyo…    
Terminado el almuerzo salimos corriendo hacia la sede en el barrio Boston del Instituto Tecnológico Metropolitano, ITM, donde la rectora de la institución universitaria Luz Mariela Sorza Zapata fue una excelente anfitriona con el grupo de comunicadores de la entidad.
Al terminar las viandas hubo un comentario de varias de las personas que estaban reunidas. Aseguran que más temprano que tarde reventará la demanda en contra del gobernador por injuria y calumnia que le interpuso el exgobernador Luis Alfredo Ramos. Dios lo ampare…

Por: Adolfo León Ospina Mejía

Era muy corto aún en edad, pero recuerdo con mucha alegría aquellas visitas al Estadio Atanasio Girardot. En aquella época el fútbol era los domingos en la tarde, normalmente calurosos y así los lectores jóvenes no lo puedan creer, no había transmisión televisiva de los partidos. Al entrar a la tribuna oriental un letrero grande con los colores azul y rojo y una inscripción: “La Danza del Sol” era la bienvenida. Mi padre vibraba y siempre, ganara o perdiera el poderoso, celebraba. Ahí fue creciendo mi afición por el equipo al que poco a poco le fui cogiendo más aprecio que a los otros.
Casi 40 años después de aquella época he decidido des-hincharme, esto no debe importarle a mucha gente, es más no debe importarle a ningún lector, que seguramente esperaría una columna dedicada a la renuncia de Joseph Ratzinger, al proceso de paz, o a la bella y “elegante” disputa entre el presidente y el expresidente, pero pese a eso, siento la necesidad de decirlo.
Resistí las épocas de sequías de títulos (como dicen los que saben), me sonrojé e indigné cuando los vándalos, camuflados detrás de los colores de los “Bailarines del Sol” se agrupaban en las mal llamadas barras bravas y hacían destrozos en su caminar atemorizando a los habitantes circundantes del estadio y convirtiendo aquel espectáculo familiar en un deporte extremo, toleré incluso que el equipo de mis afectos fuera acusado de ser una empresa de lavados de activos del narco, pero lo que no soporto es que el Deportivo Independiente Medellín tenga alguna relación con las corridas de toros.
El domingo 10 de febrero en la parte inferior izquierda de una página de un diario de no grata circulación en la ciudad, un aviso dedicaba la 5ta corrida al centenario de DIM. ¡Qué golpe! Siempre me imaginé el fútbol completamente aislado de esos oficiales procesos violentos, incluso a veces prefería pensar el fútbol como un fenómeno deportivo y no social, pero esta vez fue imposible, en La Macarena, donde tantas veces me paré a gritarle consignas a los taurinos, donde mi eterno Apolo y yo protestamos contra el maltrato animal hoy le hacen homenaje al equipo del pueblo. Por eso me deshincho, porque el rojo que me gusta es el de la camiseta del poderoso y no el de la sangre del toro derramada sobre la arena de la plaza de toros. Hoy me des-hincho de DIM, pero tranquilo viejo no para seguir la camiseta verde…    
Artículo anterior
Artículo siguiente
Ruben Benjumea
Soy periodista por vicio y bloguero por pasión y necesidad. Estamos fortaleciendo otra forma de hacer periodismo independiente, sin mucha censura, con miedo a las balas perdidas, pero sin cobardía.