sábado, julio 20, 2024

Lo último

Noticias relacionadas

TIRO AL BLANCO N° 202

Pese a las exigencias de la Corte Constitucional, los conservadores que integran el Congreso de la República, continúan oponiéndose al matrimonio gay, escudándose en que permitir dicha unión, sería el primer paso para posibilitar la adopción de hijos, aspecto que desvirtuaría el concepto de familia, conformada por un hombre, una mujer y sus hijos.
Ingenuo y timorato es el análisis la bancada conservadora del Congreso. La unión entre homosexuales, lesbianas o maricacorros, como diría Fernando; la unión solemne o el matrimonio gay, es un mero asunto de forma. En un “Estado Igualitario” como el colombiano se debe ofrecer las mismas garantías a los ciudadanos, a la hora de formalizar relaciones afectivas a través de la conformación de una sociedad conyugal en derecho y eso incluye a las personas que tienen la cualidad de enamorarse de otra de su mismo género. Ellos y ellas verán, por bien que les vaya, ese asunto de la convivencia es muy duro tanto para los unos como para los otros…  
Sin mencionar la influencia de la tradición católica y cristiana, el otro susto de los conservadores es ver a parejas del mismo sexo adoptando muchachitos. El sistema nacional de adopciones de huérfanos menores de edad, que dirige el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, ICBF, cumple con ese objetivo teniendo que soportar continuos inconvenientes.
Los hogares de paso o transición, acogen bebes y niños en su mayoría provenientes de familias pobres disfuncionales por causa del abuso, el acoso, el maltrato y el abandono. El ICBF padece una sobreoferta de menores listos para la adopción, que en algunas ocasiones no llegan a feliz término debido a la falta de “química” por parte de los padres adoptivos, provenientes en su mayoría del extranjero.
¿Por qué no se puede otorgar la oportunidad a uno de estos muchachitos, que tengan dos papás o dos mamás?… El concepto de familia se queda corto sí sólo nos referimos a la ortodoxia de su significado. En las actuales circunstancias, es preferible conformar la nueva familia contemporánea que quedarse de manera permanente en un hogar de paso…
Algunos alcaldes llamaron la atención sobre como el gobierno de “Antioquia la más Educada” está ganando indulgencias con padre nuestros ajenos. Desde hace varios meses se viene adelantando la intervención vial a las carreteras secundarias de Antioquia que son de total responsabilidad del Departamento.
El detalle es que a través del Fondo de Adaptación del Gobierno Nacional, se aportaron recursos para el parcheo de algunas de las carreteras de Antioquia que se encuentran en regular, por no decir, en pésimo estado.
El Departamento contrató la ejecución de las obras, pero omitió darle el crédito al Gobierno Nacional en la instalación de los respectivos logos que deberían estar plasmados en las vallas en donde se adelantan las obras. Los mandatarios realizaron la respectiva reclamación ante los representantes de la Dirección Nacional de Invías, quienes no se extrañaron por el asunto, pues ya conocen la forma de trabajo del gobierno seccional.
  
Los alcaldes de Antioquia, critican entre dientes la actitud de muchas de las decisiones inconsultas que toma el Gobierno Departamental, por la sencilla razón que sienten temor a las posibles represalias que se puedan tomar.
Varios mandatarios que se reúnen en Medellín semanalmente, manifestaron su desacuerdo con la intención que pretende el Departamento para administrar las Regalías Indirectas, que son asignadas por el Gobierno Nacional a cada una de las Subregiones de Antioquia.
Los alcaldes dicen que el gobierno de Fajardo pretende apropiarse de manera inapropiada de dichas regalías para controlar el gasto en cada uno de los municipios, con el fin de impactar su propio Plan de Desarrollo a la hora de entregar la redición de cuantas a la opinión pública.
Los alcaldes, por el contrario, quieren seguir recibiendo directamente dichos dineros porque les otorga autonomía para manejar, gastar, invertir, cumplir y ejecutar las obras contempladas en sus planes de gobierno que expusieron a su comunidad durante campaña.
Los escasos integrantes que quedan del desguazado Partido Alianza Social Independiente, ASI, y en los remiendos que componen del Partido Verde en Antioquia, se ríen en lo bajo que cayó el otrora Gerente del Centro, Secretario de Cultura y Desarrollo Social de Medellín, Jorge Humberto Melguizo Posada, después de dejar: “La puta casa pintada”, como lo expuso en su carta en la que plantó a sus amigos políticos, debido a que nunca le pararon bolas.
Después de hacer y deshacer por de más ocho años, dicen unos, Melguizo volvió a tocar pavimento como cualquier ciudadano promedio que se patonea la ciudad a pie limpio. Ahora, anda promocionando la Cátedra Medellín – Barcelona, en la que habla y habla y recontra habla, pues es el verbo que más le gusta. Hasta ahí todo normal, tiene todo el derecho de hacer lo que le plazca.
Lo particular que chismosean sus examigos de política, es que se mantiene haciendo lo que tanto criticó cuando estaba de servidor público. El pobre se la pasa lagarteando patrocinios en la Secretaria de Cultura Ciudadana de Medellín, con el fin de lograr sostener la financiación de su proyecto.
A propósito de este logorreico personaje de escatológicas declaraciones en contra del finado humorista antioqueño Guillermo Zuluaga “Montecristo”, algunos ingenuos le preguntaron que si le gustaría participar en alguna de las elecciones que se avecinan. Jorge respondió: -¡Estoy retirado!, y sí quisiera, ¿quién votaría por él?…
Fui desprevenido a ver la película chilena, NO, que narra las peripecias que le tocó hacer a la izquierda de ese país para ganarle a la dictadura militar de Augusto Pinochet.
“Pinocho”, al verse presionado por la comunidad internacional, convocó un plebiscito ciudadano, con el fin de definir su permanencia en el poder en 1988. La oposición contrató a un joven publicista para que liderara su campaña. Sin dinero, que caracteriza a la izquierda y bajo la permanente vigilancia de los simpatizantes de Pinochet, la oposición ganó el plebiscito.
Hay que verla, pero especialmente deben verla los manzanillos y los que integran la izquierda ortodoxa y recalcitrante de esta ciudad. En la película, por lo menos aprenderán que no se debe hacer en política, que es precisamente lo que hacen todos los días… véanla y hablamos…
La amistad entre el Presidente de la República, Juan Manuel Santos y el Alcalde de Medellín, Aníbal Gaviria cada vez se fortalece más, y esa apreciación la tienen varias de las voces que tienen como misión fortalecer esa relación.
La ayuda reciproca entre ambos mandatarios se ve reflejada en la ayuda que desde el Gobierno Nacional, Medellín ha recibido para sortear los problemas de inseguridad que se presentan en algunos sectores. Y es que esa reciprocidad también hará variar la intensidad de algunos de los integrantes de la bancada del Partido de la U en el Concejo de Medellín.
Uno a uno, los integrantes de esta bancada fueron llamados por el Alcalde, con el fin de dialogar sobre diversos temas. Lo cierto, es que de acuerdo con la siguiente cábala podría deducirse, que una demostración de esa alianza Presidente – Alcalde, se podría demostrar en la aprobación de la fusión UNE – Millicom.
El Presidente es Santos, de tendencia liberal y para nada uribista, pues eso es lo que ha demostrado desde que le pusieron la banda tricolor en el Congreso. En Antioquia existen dos senadores por el Partido de la U, Germán Hoyos, santista; y Juan Carlos Vélez, totalmente uribista.
Ambos congresistas tienen sus concejales, Germán Hoyos tiene en sus filas a su hermano Oscar y al Santy Martínez, mientras Juan Carlos Vélez posee el apoyo del señorazo José Nicolás Alfonso Duque. 
Por su parte, Juan Felipe Campuzano, es seguidor del expresidente Uribe, y por el contrario, contradictor fundamentalista de Santos. Ramón Acevedo, anda solito pescando en río revuelto, pero tiene manejo y lo más probable es que tome una buena decisión. 
Finalmente está Jesús Aníbal Echeverri, quien tiene ascendencia en varias tribunas, por un lado se acuesta con Uribe, pero por el otro se levanta con Santos. Jesús Aníbal, tiene grandes simpatías con el actual Presidente de la Cámara de Representantes, Augusto Posada, quien será aspirante a la Gobernación de Antioquia, otro de los integrantes de las huestes santistas.
En otras palabras, más cerca que lejos del gobierno municipal se encuentran Oscar Hoyos, El Santy Martínez, Jesús Aníbal y Ramón, mientras que Juan Felipe y Nicolás se harán moler hasta el final. Concluyan…



Por: Adolfo León Ospina Mejía
Las denuncias que han hecho sobre la venta de UNE a la multinacional Millicom, debería generarnos un estado mayor de intranquilidad y preocupación. Es muy claro que la política económica actual del país ha buscado la privatización de todas las empresas públicas (principio del neoliberalismo), creando una dinámica de venta (regalo) permanente de los activos públicos a la empresa privada que tiene muy claro lo rentables que son. Así, ya se ha hecho con las empresas de telefonía, con empresas financieras, con algunas prestadoras de servicios públicos y de recolección de basuras, entre otras. Sin embargo, las EPM de Medellín había logrado mantenerse como pública, pese al interés desmesurado de algunos políticos bien de venderla o bien de apoderarse de la corona del rey.
Con la habilidad que identifica a los empresarios y con el apetito voraz de los políticos, siempre nos han mostrado la inoperatividad del sector público, haciendo ver a los empleados como perezosos, corruptos y oportunistas y a las empresas mismas como una herida por donde se desangra el fisco nacional. Esta dinámica la están implementando para justificar la venta de UNE: “es que la empresa no es viable” “si no la vendemos UNE tiende al fracaso”…
La verdad es clara, desde la llegada del entonces Alcalde de Medellín Sergio Fajardo, la dinámica privatizadora en la ciudad se aceleró. La nueva dirección productiva de la otrora ciudad industrializada cambió y el capital financiero internacional se fue apoderando de la ciudad como una mancha de petróleo en el agua. Y ahora, con la presencia de Gaviria en el primer cargo de la ciudad y  con su “innovadora” propuesta de las empresas de capital mixto, nada diferente se puede esperar. Hoy nos quitan a UNE y mañana con toda seguridad será el resto de EPM la que pasará a manos de la empresa privada.
Nos deberíamos preguntar por los estados financieros reales de la empresa, de la supuesta inviabilidad de UNE cuando es dueña de gran parte del mercado de televisión por cable, de telefonía fija (que así digan lo contrario debe ser rentable, pues Claro vende el producto,) y de la oferta de internet en el país, o será a caso qué sólo son rentables las empresas de telefonía móvil.
Nos lo advirtieron con EVM: “no nos la dejemos quitar” y ahora todos los paisas, que nos hemos caracterizado por ser regionalistas debemos defender de manera radical la permanencia de UNE y todo el Grupo EPM como empresa pública de la ciudad.
Artículo anterior
Artículo siguiente
Ruben Benjumea
Soy periodista por vicio y bloguero por pasión y necesidad. Estamos fortaleciendo otra forma de hacer periodismo independiente, sin mucha censura, con miedo a las balas perdidas, pero sin cobardía.