domingo, julio 21, 2024

Lo último

Noticias relacionadas

TIRO AL BLANCO Nº 264

-Hermano, ¿qué más vamos a hacer?, vengase pa’ mi casa y acá vemos el partido. Eso fue lo que me dijo Adolfo el viernes pasado al terminar la mañana. Quería que entre el toque toque de un par de copas disfrutáramos del pronóstico: el triunfo de Colombia frente a Brasil.
A las 11:00 de la mañana de ese tenebroso día nos mandamos el primero. La improvisación fue perfecta. Bombas con el tricolor patrio en las paredes, serpentinas, cornetas, pelucas tipo “Pibe” y el infaltable maquillaje para pintarse la banderita de Colombia en el rostro fueron algunos de los menesteres, sin contar la frijolada del medio día…
Confieso que a las 3:00 de la tarde veía nublado. Cantamos el himno con mano fuerte y corazón grande para acompañar a esos muchachos que nos darían el motivo para celebrar el resto del fin de semana. A minutos de iniciado el cotejo, percatamos que algo andaba mal, Cuadrado no cuadraba, James confuso, mientras el resto de la tropa intentaba jugar como lo habían hecho en los partidos anteriores.
Observaba el televisor, nervioso, con la boca abierta, seca, con los dientes superiores al aire efecto que produce el jugo de agave que hace que se vean de mayor tamaño. De repente, ¡Gol Hp!, Colombia mal parada, paralizada, quedó petrificada frente al golcito más pendejo de la historia del mundial en Brasil, pero gol es gol, no hay de otra…     
  
El árbitro, es español, no voy a decir nada, pero sí es bueno manifestar que la conquista promocionada por los ancestros de Pipe VI, fue hace más de 500 años y es inaudito permitir que nos sigan conquistando hasta en una cancha de fútbol…
Muerto el perro, muerta la chanda. Anulan un gol a Colombia, el mechudo de David Luiz mete un golazo de madre y penal contra Brasil.
Lloré más que cuando asesinaron a mi padre. El corazón lo tenía partido en tres, no en tres no, en cuatro, tres para las viejas que me roban el corazón: mi madre, mi hermana y mi sobrina, y un pedacito más para mi selección Colombia.
No hubo más remedio que terminar con el delirante sumo mexicano. Los celulares reventaron, jamás me habían llamado tanto esa tarde como para que se recalentara la batería.
A las 7:00 de la noche no había remedio, serpentinas en el cuello, peluca dañada y frijol afuera. No hubo más remedio, rumbear hasta el amanecer…
Fuera del mundial de fútbol toca, a la brava, regresar a nuestra penosa realidad política y administrativa. Para nadie es un secreto en Medellín y en Antioquia que Andrés Fajardo, el hermanito del gobernador es uno de los ladrones más pudientes de la comarca. Y ese calificativo no lo digo yo, lo dicen más de 300 personas tumbadas por invertir dineros en los proyectos que la CONSTRUCTORA FAJARDO MORENO no ha sido capaz de entregar por los enredos en los que se encuentra comprometida.
Los problemas que tiene la empresa de la familia del gobernador Sergio Fajardo le han impedido desarrollar más proyectos urbanísticos e inmobiliarios en Medellín por varias razones, una de ellas, por malas pagas especialmente con el municipio de Medellín al que le debe más de $25.000’000.000 (veinticinco mil millones de pesos) en compensaciones urbanísticas, caso denunciado insistentemente por el concejal Bernardo Alejandro Guerra.
Por esa circunstancia, los integrantes de la CONSTRUCTORA FAJARDO MORENO, se vieron obligados a pegar para otro lado casi que de manera literal. Desde hace más de un mes empacaron sus cositas del piso 25 del edificio FORUM, ubicado en Medellín en la Calle 7S # 42-70.
Pero no solamente se fueron del edificio, sino también de la ciudad y ahora tienen en la mira varios municipios del oriente de Antioquia en los que pretenden, al parecer, continuar haciendo chanchullos y estafando a la “humilde humanidad”…
Resulta que ahora la CONSTRUCTORA FAJARDO MORENO pretende adelantar el proyecto LAGOON, COUNTRY & SUITES en Llano Grande en un lote de propiedad del señor Gustavo Aristizabal.
El proyecto es igual a todo lo que la constructora ofrece, apartamentos pleno confort, que oscilan desde los $190’000.000 (ciento noventa millones) y $480’000.000 (cuatrocientos ochenta millones de pesos) con zonas húmedas, salón social con BBQ, sauna, turco, gimnasio y piscina tipo spa.
El proyecto tiene una característica fundamental que lo hace más exótico para los clientes, un laguito de 15.000 metros cuadrados, que de acuerdo con los vecinos de la zona es el paquete chileno que los FAJARDO MORENO quieren vender. Ver proyecto
Una vez conocido el proyecto LAGOON, COUNTRY & SUITES en Llano Grande ofrecido por la CONSTRUCTORA FAJARDO MORENO a la primera que se le paró el pelo fue a doña Lina Moreno de Uribe, vecina de la posible obra.
En pocas palabras y sin tecnicismos, este proyecto habitacional que se pretende adelantar en una zona de inundación a una de las orillas fluviales del Río Negro, que en verano deja un exótico laguito, pero que en invierno se convierte en una extensa laguna, podría en temporada invernal devolver las aguas negras del vecindario.
Es decir, ese proyecto, propuesto por la familia del gobernador, se ejecutaría en un bajo que de llenarse impediría la evacuación de las aguas negras, situación que podría generar poder ver en el futuro cabalgar a Uribe no en un caballo, sino en una enorme hez fecal.
Sobre esos posibles inconvenientes para adelantar la obra, el 28 de mayo de este año, la Subdirectora de Planeación (E) de Corporación Autónoma Regional Rionegro-Nare, CORNARE, Diana María Henao García, envió dos cartas, una a la integrante de la empresa relacionada con el proyecto ACIERTO INMOBILIARIO, Claudia María Restrepo, en las que expone que: “por ningún motivo se deberá llenar o intervenir el lago existente puesto que este cumple una importante función de amortiguación de crecientes del Río Negro”. Carta a Acierto Inmobiliario
En la otra carta dirigida al Director Operativo del Medio Ambiente del municipio de Rionegro, Héctor Sánchez de la Cruz, CORNARE sustenta que el terreno en el que se pretende adelantar el proyecto por parte de los FAJARDO MORENO no tiene estudios completos, y que además, tiene vacíos técnicos que no garantizan una óptima ejecución de la obra. Carta a Planeación de Rionegro
La incomodidad del vecindario en Llano Grande es tan inmensa con los FAJARDO MORENO, que la comunidad se está organizando para a través de una veeduría ciudadana hacerle la respectiva oposición al proyecto.
Una de las más incomodas, repito, es doña Lina de Uribe, que tanto les ha ayudado políticamente a esta gente hasta el punto de salir a recorrer las calles de Medellín repartiendo volantes para beneficiar el proyecto político que lideran los que no pasan la línea delgada hacia la ilegalidad.
Me soplaron que doña Lina Moreno anda tan brava que está armando toda su artillería para salirle al paso al proyecto habitacional que quiere invadir el oriente antioqueño con posibles obras chuecas.
La nueva veeduría tiene como objetivo supervisar todas las decisiones y acciones que se tomen desde la Dirección de Planeación de Rionegro y las medidas que deben hacer cumplir por parte de la Dirección de Medio Ambiente de la misma municipalidad, todo relacionado con los presuntos delincuentes que integran la familia del gobernador.
Lo cierto es que entre uno de los puntos que exigirá la veeduría es que sea el mismo gobernador Sergio Fajardo quien se pronuncie con respecto a las actividades de su hermanito, porque dicen, que a estas alturas del partido no puede hacerse el desentendido…
Cierto es que fue sólo un partido de fútbol, pero partido de fútbol que concitó la atención de todos los colombianos que vimos en la participación de la selección Colombia un mínimo común múltiple para cohesionarnos, creo que por primera vez  en nuestra historia y que depositamos en el enfrentamiento futbolero del pasado viernes por cuartos de final de Brasil 2014, más que un deseo, todo un cúmulo de expectativas, ilusiones y necesidades de un verdadero triunfo que le mostrara al mundo  y a nosotros mismos lo que los colombianos somos capaces de hacer.
Y así lo vio el presidente de la República que publicó por todos los medios de comunicación masiva la declaratoria de tarde cívica para ese 4 de julio con el ánimo de canalizar la alegría que se vivía en ese momento y de que los connacionales pudieran observar de manera cómoda y tranquila el partido
Paradójicamente, en Medellín, donde se avisó a los cuatro vientos que la administración quedaría cerrada desde la una de la tarde, que se pondrían dos pantallas gigantes en el coliseo para que todos pudiéramos ver en familia el cotejo, la Secretaría de Educación prohibió a los profesores la desescolarización o el cambio de jornada e invitó, casi que amenazó, para que lo vieran en compañía de los alumnos.
Los argumentos no dejan de ser absurdos, en correo electrónico enviado el miércoles dos de julio a los jefes de núcleo y rectores, la señora Gloria Figueroa, subsecretaria de Planeación Educativa, planteó que el partido debería verse en compañía de los estudiantes respetando su jornada escolar. Argumento coincidente con el expuesto por la propia Secretaria de Educación, doctora Alexandra Peláez, quien en conversación telefónica con la Asociación Sindical de Educadores de Medellín, planteaba la imposibilidad de desescolarizar, pues el evento no merecía la suspensión del servicio educativo.
Frente a la orden surgen varias preguntas: ¿quién determina la importancia o no de algo, si hasta el mismo presidente de la república le dio carácter de evento de interés público al partido? ¿El hecho de que por lo visto la doctora Peláez no guste del fútbol en extensión significa que no es importante? Y frente a la invitación hecha por la subsecretaria Figueroa se evidencia el desconocimiento que se tiene de las Instituciones Educativas, en términos de que pretenden que el partido sea visto por, en el mejor de los casos, no menos de cuarenta estudiantes en un televisor de 30 pulgadas, esto contando con que haya televisores en todos las aulas de las diferentes Instituciones, pero aún peor en los colegios públicos no hay señal de televisión, pues no se paga el cable y no hay antenas de aire.
Lo peor de todo es que este tipo de actitudes de los administradores evidencian la real perspectiva que se tiene de la Educación pública, pues pareciera  es un asunto de permanencia de los niños y jóvenes en el claustro educativo, o ¿pretendían poner a competir el problema del “ser o no ser” con la táctica más adecuada para romper la línea defensiva del Brasil? o ¿la lectura de un texto de la historia de la masacre de las bananeras (que bastante falta nos hace) con la forma de controlar a Neimar? ¿Será que se logra despejar una ecuación de primer grado mientras se piensa en la forma de desplegar los laterales? ¿Es posible pensar en Saussure, Darwin o Aristóteles, mientras Cuadrado, James o Cha Cha Cha gambetean las malas decisiones arbitrales?
Desafortunada la salida de la Secretaría de Educación de Medellín con respecto al partido de la selección Colombia contra la del Brasil. Esperemos que este tipo de reflexiones le ayuden a ella y al grupo de expertos que la asesoran a conocer los estudiantes, los colegios y las dinámicas de ciudad en las cuales debe circunscribirse la educación.
Por: Camilo Grajales
Después de la maravillosa actuación de la selección Colombia en el mundial de fútbol Brasil 2014, y de trabajar hasta el mediodía, volvemos la mirada a lo local, especialmente al Plan de Ordenamiento Territorial, POT, que está por presentarse al Concejo de Medellín. Existen razones fundamentales para ponerle el ojo a este tema, debemos entender quién planea y quién ejecuta los planes urbanos que definen nuestra ciudad.
  
Por ejemplo, si bien el plan de ordenamiento no es un código de policía, su componente regulatorio debería tener en cuenta los conocidos casos del edificio Space, Asensi, Continental Towers, Colores de Calasania, para centrar la atención sobre el auge inmobiliario que vive Medellín, en especial en el sur que es donde se puede construir en altura y donde su suelo no da abasto para todo lo que viene.
El colapso de la Torre 6 de Space no obedeció a un tema geotécnico o de condiciones del terreno, no fue un evento natural, obedeció a un tema estructural diseñado por alguien de carne y hueso en el que intervino la voluntad humana. El nuevo POT nos dibuja como una ciudad compacta, con crecimiento vertical, hacia arriba, donde juegan un papel importantísimo los constructores y calculistas. Se trata entonces de encontrar la armonía entre lo que somos, nuestro entorno, lo que soñamos como ciudad y la desmedida ambición de quienes pueden hacerlo realidad.
Junto con el programa de viviendas gratuitas del gobierno nacional, la Alcaldía de Medellín ha entregado 2.500 y entregará 7.000 soluciones habitacionales más en este mes. Lo que preocupa es que varias de éstas han sido repotenciadas y los diseños estructurales tienen el mismo sello de otros edificios que han sido a evacuar. A esto sumamos las condiciones de hacinamiento de las familias que viven en un apartamento de 43 metros cuadrados, los negocios informales en los pisos altos de los edificios, la inexistencia de espacios verdes y los problemas de convivencia, todo esto da como resultado un “urbanismo social” distante del planteado en el nuevo POT.
El sociólogo holandés Gerard Martin, planteó sobre la Medellín que fue y la que será, que : “las influencias privadas lograban imponerse sobre el interés público; a su vez, el poder público y las instituciones políticas que decidían acerca de la ciudad estaban dominados por los intereses privados. Como dice el refrán: ‘¿Quién le pone el cascabel al gato?’”.
  
En el programa Punto de Vista Radio Nº 73 del sábado 5 julio por Ondas de la Montaña 1350 AM entre las 12:00 y 1:00 de la tarde hablamos de lo triste de haber perdido contra Brasil. 
Artículo anterior
Artículo siguiente
Ruben Benjumea
Soy periodista por vicio y bloguero por pasión y necesidad. Estamos fortaleciendo otra forma de hacer periodismo independiente, sin mucha censura, con miedo a las balas perdidas, pero sin cobardía.