jueves, abril 11, 2024

Lo último

Noticias relacionadas

EXPLICACIÓN INCOMPLETA

ohLa despedida que le hiciera el Gobernador Sergio Fajardo al sancionado Mauricio Valencia, Secretario de Infraestructura Física y tres funcionarios más por parte de la Procuraduría General de la Nación generó más suspicacias que claridades.

La despedida entre Fajardo y Valencia pareció una colgada de teléfono entre enamorados durante los 21 minutos iniciales del programa “Con el Gobernador” que produjo Teleantioquia el jueves 11 de diciembre.

-bueno cuelga tu, -no tu, -¡nooo tú! A las explicaciones por parte de los sancionados les faltó más información para que la audiencia del canal regional quedara satisfecha sobre la realidad y verdad verdadera sobre ese chanchullo sancionado por la Procuraduría.

La sanción impuesta por parte del Ministerio Público contra el Secretario de Infraestructura Física de Antioquia, Mauricio Valencia, entre otros funcionarios, tiene que ver por las irregularidades que se presentaron en la adjudicación del contrato por $90.000’000.000 (noventa mil millones de pesos) para la construcción de 4.1 kilómetros de doble calzada hacia el Túnel de Occidente.

De manera confusa, Valencia y los tres funcionarios sancionados, derogaron la licitación adjudicada para otorgársela a un segundo consorcio integrado por la empresa Colpatria, una de las socias de la empresa de la familia del Gobernador. Ese detalle no se explicó en el programa de televisión.

Mauricio Valencia, un funcionario cuestionado, ha sido denunciado por sus complejas actuaciones desde que se desempeñó como secretario de despacho en las alcaldías de Fajardo y Salazar, especialmente por beneficiar a la CONSTRUCTORA FAJARDO MORENO evitándole el pago las compensaciones urbanísticas y excluyendo del cuadrante para el derrame de valorización en El Poblado las propiedades de la familia de Fajardo y su propia residencia.

Artículo anterior
Artículo siguiente
Ruben Benjumea
Soy periodista por vicio y bloguero por pasión y necesidad. Estamos fortaleciendo otra forma de hacer periodismo independiente, sin mucha censura, con miedo a las balas perdidas, pero sin cobardía.