sábado, abril 20, 2024

Lo último

Noticias relacionadas

“ENTRE DOS ESPOSAS”

frp01La semana pasada tomé tinto con el candidato a la Gobernación de Antioquia, Federico Restrepo quien hace parte de la cohorte del mandatario seccional Sergio Fajardo.

Iba hacia el Centro Comercial El Tesoro con bastante expectativa puesto que con Federico, lo mejorcito que tiene ese sanedrín, no hablaba hace años, aunque el año pasado nos vimos en el Restaurante del Museo de Arte Moderno de Medellín y sólo me dio la espalda.

A los políticos, a todos los que deambulan en este escenario hay que recordarles que entre políticos y periodistas, no hay amigos y enemigos, sólo existen políticos y periodistas, puesto que estas dos actividades, oficios o profesiones son cíclicas por lo que siempre estaremos montados en la misma barca.

Subí por una de las escaleras eléctricas hacia mi oficina, el Juan Valdés en el tercer piso. Restrepo Posada ya me estaba esperando acompañado de varios personajes, Horacio Vélez y su hija. Nos saludamos, ¿qué más?, ¿cómo te va? Que lo uno, que lo otro. Ofrecimos sonrisas…

La conversación con el candidato a la Gobernación de Antioquia, Federico Restrepo, quien estaba acompañado por uno de sus comunicadores fue amena y respetuosa. Hablamos de lo divino y lo humano, pero de nada que no se sepa o se haya manejado por los medios de comunicación de la comarca.

Lo nuevo que me despertó el apetito informativo fue evidenciar la vigencia de una de las prácticas ancestrales abolida de la cultura cristiana inicialmente por el Papa Inocencio III, quien padecía de una úlcera en el ano producto de la adicción a los muchachos que metía debajo de su sotana.

Inocencio III en una de sus primeras cruzadas exterminó a todos y cada uno de los albigenses, una tribu cristiana descendiente directa de Jesús por sus prácticas bochornosas entre las que se cuenta la poligamia. Cada hombre y padre de familia, tenía varias mujeres y con ellas varios hijos hasta que apareció este Inocencio que tenía que cabalgar de lado para evitar lastimar su herida.

Federico Restrepo anda en esta jornada electoral como los albigenses o los musulmanes quienes practicaban y practican la poligamia. Cuando le pregunté sobre las diferencias que existe entre Alonso Salazar candidato por los verdes a la Alcaldía de Medellín con el resto de los integrantes de fajardismo me dijo que existen discrepancias, pero no distanciamientos.

Dijo que Alonso Salazar es un político importante para la ciudad y en tal sentido tampoco se desprecia alguna clase de acercamiento en el futuro, especialmente en la recta final de la actual contienda electoral.

Después de dialogar un buen rato puede concluir que a esta fecha al fajardismo las encuestas no los desvela por la sencilla razón que la historia de las tres últimas elecciones territoriales ha evidenciado que quienes repuntan en dichas mediciones no han sido beneficiados en las urnas.

Lo otro es que Federico Restrepo se encuentra cómodo trabajando de gancho tanto con Federico Gutiérrez como con Alonso Salazar y sólo después de julio se tomarán decisiones de acuerdo a cómo esté el ambiente electoral.

Tampoco se desestima acuerdos políticos con los integrantes de la Unidad Nacional o con cualquiera de los candidatos a la gobernación, menos con uno en especial, un tal Pérez. Lo cierto es que con el propósito de fortalecer su campaña, Federico Restrepo anda como todo un musulmán lleno de esposas a quienes dependiendo del clima les saca el mejor provecho.

Artículo anterior
Artículo siguiente
Ruben Benjumea
Soy periodista por vicio y bloguero por pasión y necesidad. Estamos fortaleciendo otra forma de hacer periodismo independiente, sin mucha censura, con miedo a las balas perdidas, pero sin cobardía.