martes, abril 16, 2024

Lo último

Noticias relacionadas

NARANJAS PODRIDAS

npEl cinismo de la Dirección de Comfama raya con lo sobrenatural. En el mes de noviembre del año anterior, los informantes que este sitio web posee en el interior de la Caja de Compensación, advirtieron sobre la existencia de un seguimiento a la actividad periodística a raíz de las denuncias que se iniciaron en el mes de octubre del mismo año.

Ese documento, lastimosamente incompleto y rotulado como confidencial, recopila el seguimiento a la actividad periodística incluido un marco jurídico de las leyes que presuntamente se violaron por la filtración de la información que evidencian y respaldan cada uno de los artículos publicados.

En el “confidencial” hecho por uno de los empleados, relacionan al Concejal de Medellín, Bernardo Alejandro Guerra y al Diputado de Antioquia, Adolfo León Palacio a quienes en una conversación entre las directivas de Comfama les atribuyen haber emprendido, junto con este sitio web, una campaña de desprestigio en contra de la Caja.

Dice el documento, que con la ayuda del CTI de la Fiscalía, la Dijin y un Juez de Garantías se tomarán cartas sobre el asunto, con el fin de evitar a través de denuncias judiciales más filtración de información.

El gerente de una empresa muy importante en Antioquia, sostuvo en las horas de la mañana del sábado 6 de diciembre de 2014, durante la celebración en Jardín de los 30 años de la Corporación Encuentro de Dirigentes del Suroeste de Antioquia, que desde la Dirección de Comfama estaban preparando una “demanda” en contra del director de puntodevistardb.com por las denuncias realizadas puesto que posiblemente se habrían tipificado varias injurias y calumnias.

En ese momento aclaramos a ese buen personaje, que en este país en donde la justicia es permanentemente cuestionada, primero se denuncia y luego se demanda, y que a la conciliación no iríamos porque estamos dispuestos a llevar las pruebas publicadas y sin publicar a cualquier estrado judicial para demostrar que Comfama tiene más de una naranja podrida.

A mediados de enero de este año por causa de las nuevas denuncias empezaron a llegar algunos correos electrónicos presuntamente sospechosos que alertaron sobre el agua que pasa por debajo del puente.

En febrero, ante la Personería de Medellín realizamos una declaración juramentada en la que se responsabiliza a la Directora de Comfama por cualquier vello o diente que se le caiga a estas carnitas.

Contestaron, no fue María Inés porque ya evidenciamos que no sabe escribir, fue un señor Vélez, Director Administrativo Primer Suplente, quien me atribuye la andanada de oprobios contra el staff Directivo de Comfama compuesto por filántropos, transparentes y pulcros en la manera de administrar una entidad privada con responsabilidad pública.

A las denuncias no se refiere, ni las desmiente, pero sobre el documento confidencial aclaró que: “Comfama no hace seguimientos ni los patrocina” y que por tal motivo me exige la respectiva rectificación.

Voy a rectificar, lo voy a hacer como representante de un medio de comunicación inmerso en el Estado Social de Derecho que garantiza la presunción de inocencia, la rectificación y la réplica como lo exige el Articulo 20 de la Constitución Colombiana. Voy a rectificar, pero sólo cuando las Directivas de Comfama, expliquen quién ordenó hacer el seguimiento que tengo en mi poder.

Artículo anterior
Artículo siguiente
Ruben Benjumea
Soy periodista por vicio y bloguero por pasión y necesidad. Estamos fortaleciendo otra forma de hacer periodismo independiente, sin mucha censura, con miedo a las balas perdidas, pero sin cobardía.