martes, abril 16, 2024

Lo último

Noticias relacionadas

TRAGANDO ENTERO

??????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????La mayoría de los empleados del Canal Regional de Televisión, Teleantioquia, están borrachos de celebrar la salida de la Gerente Clara Marcela Mejía.

En su reemplazo llegará la señora Rocío Amalia Zuluaga, quien se encargará de mejorar, por lo menos, el clima laboral entre los trabajadores del Canal, quienes entre dientes acusan a Mejía de tomar decisiones inconsultas en detrimento de las estabilidad de los empleados de esa televisora.

Entre las especulaciones que se rumoran sobre la salida de Mejía, una tiene que ver con que no se entendió con su colega Sergio Valencia, quien se desempeña como Secretario de Comunicaciones de Antioquia, y quien integra además, de la junta del Canal de Televisión.

Dicen que Clara Marcela, toda una artista, en cada junta con “Maruja”, salía llorando y pateando porque nunca pudo coincidir con los requerimientos de Valencia, uno de los más sumisos y obedientes con respecto a las exigencias del despacho del mandatario seccional.

El problema con Teleantioquia, que es una bomba que tarde o temprano reventará, es que no se han aclarado las relaciones contractuales entre el Canal y Setelgroup, porque aunque desde la gerencia digan lo contrario, existe personal al que no le aparecen los pagos de seguridad social durante el periodo que fueron contratados por dicha cooperativa para producir, por ejemplo, el noticiero de TeleArepa.

Lo peor, es que los funcionarios y trabajadores tragan pa’entro, muertos del susto, cuidando sus bajos salarios, rajando de la dirección, pero también pelando diente, sin tomar una posición seria que haga respetar la profesión, pero en especial la dignidad como trabajadores…

Artículo anterior
Artículo siguiente
Ruben Benjumea
Soy periodista por vicio y bloguero por pasión y necesidad. Estamos fortaleciendo otra forma de hacer periodismo independiente, sin mucha censura, con miedo a las balas perdidas, pero sin cobardía.