viernes, abril 19, 2024

Lo último

Noticias relacionadas

LAS BOLAS BLANCAS

mcAunque sea de mal gusto, existen funcionarios, gerentes y directores de empresas del Estado que son capaces de resucitar el papá y volverlo a enterrar con tal de crear puestos y ampliar las nóminas para pagar favores y beneficiar a integrantes de partidos políticos especialmente en temporada electoral.

El miércoles 24 de junio, exactamente a un día de iniciar la Ley de Garantías, vigencia en la que el Estado congela todo tipo de contrataciones, se reunirá la Junta Directiva de la Empresa Social del Estado, Metrosalud, con el objetivo de aprobar las modificaciones, requisitos, cambios y ampliación de la planta de cargos que se incrementará en $500.000.000 (quinientos millones de pesos) al año con personal administrativo y no con médicos, enfermeras o auxiliares que sería otra cosa…

Marta Castrillón Suárez, quien hace poco se montó en el piso 50, deberá explicar a la opinión pública por qué y a quiénes van a acomodar en esos cargos en tiempo electoral.

Para algunos viejos empleados de carrera administrativa que han padecido la gravedad de las finanzas de Metrosalud esas modificaciones tienen bastante incómodos al personal, e inclusive, hacen mofa de su jefe, a quien le tocó celebrarse la llegada al medio siglo de existencia.

Mi madre tenía razón, cuando cumplí los primeros 40 años me dijo con refinada ironía que evitara hacer güevonadas como celebrarme los cumpleaños después de viejo y menos pretender salir con muchachitas de 15 porque las canas podrían confundir a la audiencia pensando que soy el tío de la muchacha.

las bolas1Después de cierta edad no es necesario generar aplausos de amigos, familiares o hijos. Después de cierta edad, como la nuestra, es una obligación evitar ocasionar vergüenzas o penas ajenas como le ocurrió a la Gerente de Metrosalud de quien se mofan detrás de las puertas.

A Castrillón le dio por celebrar hace un par de días sus primeros 50 años, no de vida profesional, sino de edad, en las instalaciones del Restaurante Zamba del Centro Comercial El Tesoro. Repartió las tarjetas invitando a sus comensales a vestir trajes retro el viernes 12 de junio a partir de las 8:00 de la noche, quienes debían aportar $100.000 (cien mil pesitos).

Marta Castrillón fue con vestido rojo de bolas blancas que con la media luz de Zamba la hacían parecer una hermosa actriz “vintage” quien refleja que la imagen es todo, sin reflejar las penurias de la empresa que representa por la sencilla razón que poco le importa…

Artículo anterior
Artículo siguiente
Ruben Benjumea
Soy periodista por vicio y bloguero por pasión y necesidad. Estamos fortaleciendo otra forma de hacer periodismo independiente, sin mucha censura, con miedo a las balas perdidas, pero sin cobardía.