sábado, abril 20, 2024

Lo último

Noticias relacionadas

CAMPAÑAS EN CERO

La visita que hizo el Presidente de la República, Juan Manuel Santos este fin de semana a la ciudad y al municipio de Salgar en el suroeste de Antioquia, no solamente sirvió, para presidir actos oficiales, sino también para designar a los representantes que se encargarán de diseñar el método para escoger el candidato único de la Unidad Nacional a la Alcaldía de Medellín.

Los que tendrán la tarea de sentar a los candidatos Gabriel Jaime Rico y Eugenio Prieto en puro concilio son el empresario Augusto López Valencia, integrante de la Junta del Metro y el expresidente César Gaviria Trujillo, quien a su vez determinarán la manera en que se adelantará dicho proceso.

La designación del candidato de la Unidad Nacional a la Alcaldía de Medellín no será fácil. Tanto Rico como Prieto están realizando una campaña importante en la que han logrado adhesiones importantes que los aleja de pretender bajarse de su aspiración.

Estudiosos de la estrategia electoral aseguran que la Unidad Nacional de Santos no tendrá candidato, situación que partiría la votación oficialista ofreciéndoles una interesante posibilidad a los otros tres candidatos que quieren ser electos Alcalde de la capital de Antioquia.

Además, Juan Carlos Roberto Vélez Uribe y Federico Andrés Gutiérrez Zuluaga tienen más cosas en común que diferencias, contrario a la percepción que padece Alonso Salazar en la clase política y entre los mismos fajardistas que no es la mejor, incluyendo el concepto que tiene su fórmula a la Gobernación de Antioquia.

A menos de 15 días para que inicien las campañas de manera oficial todo está en ceros. A ojo de buen cubero podría especularse que entre Rico y Prieto debería salir un sólo candidato como debería decidirse entre Vélez y Gutiérrez para que la competencia el 25 de octubre se defina entre un santista, un uribista y Alonso, si es que éste último no declina su aspiración.

Artículo anterior
Artículo siguiente
Ruben Benjumea
Soy periodista por vicio y bloguero por pasión y necesidad. Estamos fortaleciendo otra forma de hacer periodismo independiente, sin mucha censura, con miedo a las balas perdidas, pero sin cobardía.