martes, abril 16, 2024

Lo último

Noticias relacionadas

DE UN TOTAZO

ag3Se movió nuevamente el escenario político con la oficialización de la candidatura al gobierno seccional de Andrés Felipe Guerra Hoyos por el Partido Centro Democrático, después que el uribismo decapitara casi literalmente la aspiración de Liliana Rendón.

“La Mona” Rendón invitó a votar en blanco, pero sospechamos a donde irá a parar con sus seguidores, luego de que renunciara irrevocablemente a pertenecer al Partido fundado por el expresidente Álvaro Uribe Vélez, quien ahora no le pasa ni al teléfono…

A menos de tres meses para el domingo 25 de octubre cuando se votarán las elecciones territoriales, el panorama para la Gobernación de Antioquia y Alcaldía Medellín, es una completa novedad que apenas comienza.

Andrés Felipe Guerra Hoyos, el “delfín” del Clan de los Guerra, quien hiciera parte del Triunvirato de CD, hizo caso a los Directores de su Partido para medírsele a las elecciones en las que desde la región paisa harán hasta lo imposible para impedir que el Presidente Santos se salga con las suya…

Lo cierto es que la versión, que este portal reveló, sobre una potencial alianza entre el uribismo y el fajardismo adquiere más fuerza puesto que no solamente desde el gobierno departamental de Sergio Fajardo, sino también desde las entrañas de los integrantes del Grupo Empresarial Antioqueño están convencidos que su única misión es evitar que Luis Pérez llegué al poder seccional.

Fajardo por encima de querer ser Presidente de la República e independientemente de las buenas relaciones que tiene con Santos, sabe, ve y entiende que si Pérez Gutiérrez llega a la Gobernación acabaría con su carrera política de un solo totazo y que al GEA se le interrumpiría la administración de los jugosos dineros públicos que le han dejado bastante rentabilidad los últimos doce años…

Artículo anterior
Artículo siguiente
Ruben Benjumea
Soy periodista por vicio y bloguero por pasión y necesidad. Estamos fortaleciendo otra forma de hacer periodismo independiente, sin mucha censura, con miedo a las balas perdidas, pero sin cobardía.