martes, abril 16, 2024

Lo último

Noticias relacionadas

UNA BUENA HISTORIA

estadoEl asesor en marketing político, Carlos Fara argumenta, oigan pues, que cada candidato debe preocuparse por construir diferencias ideológicas con el resto de campañas como punto de partida para la construcción del mensaje.

Para el argentino el camino para lograr el éxito electoral es la construcción de una buena historia o relato, después de conocer las verdaderas necesidades de la ciudadanía obtenidas a través de un diagnóstico de opinión pública que se adquiere mediante la creación de grupos focales bien segmentados.

Posterior al diagnóstico debe pensarse en el posicionamiento estratégico para reflexionar en qué quiero trasmitir y cómo se diseñarán los discursos que deben ser correctos, con el fin de evitar el karaoke electoral como la repetición de lo que parafrasean otros candidatos.

Esos discursos correctos deben contener características específicas, y lo más importante, debe conectar de manera directa al público que me interesa. Mi relato, como candidato, debe estar compuesto de discursos correctos, que le cuente algo a la gente, con fuerza y muy propio porque más que ser diferente, lo importante es ser únicos, esa es la clave…

Ese relato, dice Fara, debe ser muy bien sustentado ante el electorado, pero desde las emociones, desde los sentimientos, no desde la razón. En algún momento me dio la impresión que este argentino fue el asesor de Fajardo.

Hagamos el ejercicio, Fajardo nunca dice nada importante, no tiene datos y no maneja nada a profundidad, solamente se remite a decir y repetir: “vamos por buen camino, del miedo a la esperanza, no se pierde un peso, miramos a los ojos”, sin contar las descalificaciones que hace de sus colegas tratándolos de políticos de alcantarilla. Ese discurso le ayudó en el 2011 a ser uno de los mayores electores en Antioquia.

La historia, agrega el asesor, debe tener una estructura real, héroes, villanos, víctimas, principio, desarrollo y fin. Uribe casi nos enloquece antes de ser presidente con el bendito discurso: “Del Estado burocrático al Estado Comunitario”. El actual Senador se dio a conocer con esa perorata.

Un buen relato, hecho con cálculo y estructura debilita los argumentos de los contradictores, por ello, debe ser construido con los propios conocimientos del candidato y no en el vacío.

Finalmente, expresa Carlos Fara, una de las claves más exitosas de un buen político es la comunicación directa y permanente con la gente, con la comunidad y no con la clase dirigente, además, de ser protagonista y no un comentarista de la realidad.

Artículo anterior
Artículo siguiente
Ruben Benjumea
Soy periodista por vicio y bloguero por pasión y necesidad. Estamos fortaleciendo otra forma de hacer periodismo independiente, sin mucha censura, con miedo a las balas perdidas, pero sin cobardía.