domingo, julio 21, 2024

Lo último

Noticias relacionadas

PISTAS Y CLAVES

cam1En campaña electoral que se respete aparecen los enigmáticos asesores de marketing político con fórmulas mágicas tendientes a garantizar el triunfo de sus candidatos.

Los hay de todos los sabores, tamaños y precios. Personalmente soy de la premisa que en vez de ser un buen asesor electoral lo que debe escogerse es un buen asesorado, con dinero, ingenio y un poco de carisma. Por buen asesor que se sea, si asesoras un burro, los resultados serán nefastos…

Hace un par de días se realizó el Encuentro Internacional de Estrategia Política 2015: “CAMPAÑAS ELECTORALES EFECTIVAS”, organizado por el Centro de Análisis y Entrenamiento Político, CAEP, el Konrad Adenauer Stiftung y el National Democratic Institute con el apoyo de Plaza Mayor y las universidades Pontificia Bolivariana y Cooperativa de Colombia.

Una de las conferencias más importantes fue la que ofreció el argentino Carlos Fara: “CÓMO CONSTRUIR UN MENSAJE DE CAMPAÑA PARA QUE SEA EFECTIVO Y DIFERENTE DEL RESTO”.

La primera conclusión que dejó el evento, especialmente en esta época, es que los políticos se encuentran en todas partes, menos en donde pueden aprender alguna cosita en pro de sus propios proyectos electorales. Atendiendo las conferencias sólo había un candidato a la Alcaldía…

Pongan atención. Según Fara, considerado como uno de los asesores políticos más importantes del mundo, la mayoría de los políticos actuales no hacen ningún esfuerzo para diferenciarse de los demás. Echan el mismo cuento, difunden los mismos datos y hacen las mismas propuestas generando en el electorado la suficiente desconfianza como para que no voten por ellos.

Esa es una de las razones por las cuales los periodistas de esta parroquia en algunas ocasiones nos vemos en la sin salida repitiendo los mismos cuentos de hace cuatro, ocho y doce años. Tiene que haber un escándalo distinto para que la dinámica informativa cambie y haga variar el panorama como lo sucedido en Centro Democrático con la descabezada que le pegaron a Liliana Rendón, aunque nada que ver con estrategia electoral, esa es una circunstancia…

Artículo anterior
Artículo siguiente
Ruben Benjumea
Soy periodista por vicio y bloguero por pasión y necesidad. Estamos fortaleciendo otra forma de hacer periodismo independiente, sin mucha censura, con miedo a las balas perdidas, pero sin cobardía.