jueves, mayo 30, 2024

Lo último

Noticias relacionadas

VUELTAS DE VILLEGAS

jev1Excelentes galenos internacionales estudian en la actualidad la composición genética del reelecto Diputado de Antioquia por el Partido Conservador Juan Esteban Villegas Aristizábal, quien salió ileso de las vueltas canelas que dio durante la contienda electoral de octubre de este año.

A través de correo electrónico con fecha del 15 de diciembre de 2015 envió un comunicado con el título: “REFLEXIÓN PERSONAL DE INTERÉS PÚBLICO”.

En el texto dice: “Las obras inconclusas que deja el gobernador Sergio Fajardo deberían permitirle presentarle excusas públicas al exgobernador Luis Alfredo Ramos ante los señalamientos injustos que le hiciera en diciembre de 2011 por situaciones similares”.

Y agrega: “En efecto, la no entrega de mínimo 18 parques educativos y las deficiencias técnicas en otros, será una herencia no deseada para el nuevo gobernador, doctor Luis Pérez Gutiérrez, así como la necesaria reglamentación para cofinanciar la sostenibilidad de los mismos en cuantía departamental de $40 mil millones aprobados en el presupuesto año 2016. En gestión pública se construye sobre lo construido. Antioquia no nació el 1º de enero de 2012”.

El texto sería creíble si lo hubiera expuesto antes del domingo 25 de octubre, día de elecciones en que su candidato Federico Restrepo se chamuscó con su propuesta.

La opinión pública no puede olvidar que el mismo Diputado con la bendición de su jefe el Senador Juan Diego Gómez tomaron la decisión de apoyar la campaña del candidato del saliente Gobernador Sergio Fajardo.

Ahora en otro comunicado publicado por parte de la bancada conservadora de la Asamblea Departamental, a Juan Esteban Villegas lo metieron para anunciar que apoyará el gobierno de Luis Pérez Gutiérrez, su contradictor en la campaña electoral.

Artículo anterior
Artículo siguiente
Ruben Benjumea
Soy periodista por vicio y bloguero por pasión y necesidad. Estamos fortaleciendo otra forma de hacer periodismo independiente, sin mucha censura, con miedo a las balas perdidas, pero sin cobardía.