jueves, mayo 30, 2024

Lo último

Noticias relacionadas

EL ONEROSO IMPUESTO VEHICULAR

993a9cvehiculospEl Representante a la Cámara, Nicolás Albeiro Echeverry Alvarán, citará a la Ministra de Transporte Natalia Abello Vives para que explique los motivos por los que expidió la Resolución que incrementó de manera significativa el avalúo de los vehículos usados en todo el territorio colombiano.

Echeverry Alvarán, apoyó la citación de control político a la Ministra Abello Vives, convencido de que la Resolución que amplía la base gravable del pago del Impuesto Vehicular afectará no sólo a los propietarios de más de 11 millones de vehículos automotores del País, sino las rentas de las entidades territoriales.

El Parlamentario dijo que la Titular de esa Cartera debe explicar la ecuación que hizo la empresa DATASOFT que incrementó los impuestos de vehículos.

Echeverry Alvarán manifestó su acuerdo en que sea una medida jurídica que tumbe la Resolución 5358 del 30 de noviembre de 2015, que podría ser una Acción Popular, prevista en el primer inciso del Artículo 88 de la Constitución Política de Colombia que permite la protección de los derechos e intereses colectivos de los ciudadanos.

“Evidentemente hay una afectación a los intereses económicos de más de 11 millones de propietarios para quienes el avalúo de sus vehículos tendrá un incremento de hasta el 70% en modelos 1995 y del 30 al 40% en modelos 2012 a 2014. El Departamento de Antioquia recaudó $115.000’000.000 (ciento quince mil millones de pesos) por Impuesto Vehicular en 2015 y el 2014 $121.000’000.000 (ciento veintiún mil millones de pesos), dijo.

Sostuvo que “lo que se prevé es que el recaudo en 2016 sea aún inferior al de 2015, teniendo en cuenta no sólo el incremento en el valor a pagar, según la nueva base gravable, sino que el trámite que propone la Resolución es más engorroso y difícil de cumplir por parte del contribuyente”.

Artículo anterior
Artículo siguiente
Ruben Benjumea
Soy periodista por vicio y bloguero por pasión y necesidad. Estamos fortaleciendo otra forma de hacer periodismo independiente, sin mucha censura, con miedo a las balas perdidas, pero sin cobardía.