martes, mayo 28, 2024

Lo último

Noticias relacionadas

INTRIGANDO

salud_hernandez_0

La historia es cíclica por eso quien la desconozca o la ignore, o está condenado a repetirla o su propósito es mantener las cosas de igual manera.

El show generado con el secuestro (retención, dependiendo de quién cuente la historia) de la periodista colombo- española, Salud Hernández Mora, retrotrajo a la amnésica memoria colombiana el vivido con la excandidata presidencial Ingrid Betancourt, en el 2002, durante las conversaciones entre la guerrilla de las FARC y el gobierno de Andrés Pastrana.

“No pueden existir zonas vedadas en el país para los periodistas” se oyó decir en todos los medios que al unísono exigían la libertad de Salud Hernández, mostrando el secuestro como la forma de ejercer poder y autoridad en la región del Catatumbo por el ELN.

Sin embargo es necesario tener en cuenta varios aspectos. En primer lugar para ningún colombiano es un secreto la existencia de regiones cooptadas por grupos armados, que limitan, lo queramos o no, la libertad de locomoción de los ciudadanos, en segundo lugar debemos recordar la influencia que el Ejército de Liberación Nacional ha ejercido históricamente en la región mencionada y tercero que con dicho grupo guerrillero se están llevando a cabo acercamientos que permitan un posible desarme.

Una mujer de la experiencia y conocimiento de Hernández Mora, entiende los precedentes y las consecuencias que para ella misma y para el país podría tener su presencia en la zona.

Hernández, ha hecho de la triste situación de nuestro país su caballito de batalla, contando situaciones desgraciadas en la mayoría de los casos, desde sus columnas e informes especiales ha mostrado un pensamiento de derecha que la acerca mucho más a la tendencia política de Álvaro Uribe que a cualquier otra, de hecho quien más provecho sacó de la situación fue Centro Democrático que convocó a plantones y llenó de trinos invitando a defender la libertad de prensa, que tanto sufrió en el gobierno de su mentor, la red social.

No deja de causar extrañeza la actitud de la periodista y la manera en que se dio el secuestro. No es claro que Salud haya sido llevada a la fuerza a la zona donde fue retenida, tampoco la premura con la que fue liberada y mucho menos los fines de dicha retención. Lo que sí es muy claro, enunciado por ella en múltiples oportunidades, es que no está de acuerdo con los procesos de negociación que se adelantan en el país.

Bien claro tenía Salud que como estrategia militar y política su posible retención sería un error craso en la actual realidad del ELN, bien claro tenía ella el descrédito que para un presidente como el nefasto Santos traería una noticia como la suscitada y el espaldarazo que sería para Uribe, entonces, si tanto quiere como dice querer a Colombia a qué se fue Salud Mora Hernández al Catatumbo?

Artículo anterior
Artículo siguiente
Ruben Benjumea
Soy periodista por vicio y bloguero por pasión y necesidad. Estamos fortaleciendo otra forma de hacer periodismo independiente, sin mucha censura, con miedo a las balas perdidas, pero sin cobardía.