sábado, abril 13, 2024

Lo último

Noticias relacionadas

¿SÍ O NO?

Edificio_inteligente_EPM

El Alcalde Federico Gutiérrez fue claro en advertir durante la instalación del último periodo de sesiones del Concejo que analizar los negocios que Empresas Públicas de Medellín ha adelantado en el extranjero es más que importante.

Sin embargo, según las concejalas Luz María Múnera y María Paulina Aguinaga, la primera del Polo y la segunda de CD, la Presidenta de Cabildo Daniela Maturana no quiere agendar el debate.

Un rifi rafe que se ha vuelto bastante sabroso generó que entre Múnera y Maturana se mostrarán las cordales hace un par de días en un corredor del Concejo.

maria paulina y luz mariaAdemás, Aguinaga envió por escrito dos cartas una el 12 de agosto y la otra el 23 de septiembre en las que solicita a la Presidenta agendar para las sesiones ordinarias el debate concerniente a los negocios que EPM tiene en otros países. Ver cartas

Por su parte, Maturana, respondió advirtiendo que con respecto al tema en mención el debate se programará para el último periodo de sesiones, insistiendo que el asunto se tratará, también, en reuniones con los demás corporados. Respuesta

Algunos de los negocios adelantados por parte de Empresas Públicas de Medellín en el extranjero por anteriores gobiernos municipales han generado críticas por la rentabilidad que generan, situación que desde el escenario político convierten el tema en una opción bastante taquillera.

Sin embargo, el tema es más que complejo. Por un lado a las concejalas les tocará demostrar con números reales que existen otras opciones diferentes para generar rentabilidad; y por el otro, EPM deberá convencer mucho más que invertir en negocios en otros países es absolutamente rentable para propiciar ganancias, con el fin de trasferir los recursos suficientes al Municipio para inversión social.

Artículo anterior
Artículo siguiente
Ruben Benjumea
Soy periodista por vicio y bloguero por pasión y necesidad. Estamos fortaleciendo otra forma de hacer periodismo independiente, sin mucha censura, con miedo a las balas perdidas, pero sin cobardía.