martes, julio 23, 2024

Lo último

Noticias relacionadas

AMBIENTE EN JERICÓ Y JARDÍN

jardin-botanico-de-medellinEn convenio con el Área Metropolitana del Valle de Aburrá, la Contraloría General de Antioquia realizó los foros de control fiscal y valoración de costos ambientales en los municipios de Jericó y Jardín en el suroeste de Antioquia.

En los eventos estuvieron presentes alcaldes, personeros, veedores, contralores estudiantiles y activistas ambientales, quienes resaltaron la necesidad de invertir lo suficiente en la recuperación y defensa el ecosistema.

A la actividad asistieron Víctor Mejía Múnera, representante del Área Metropolitana, el Subcontralor de Antioquia, Rubén Naranjo y los alcaldes de Jardín, William Rendón Agudelo, y de Tarso, Néstor Fernando Romero; así como el Comandante de Policía de Jardín, Edwin Londoño Guzmán.

CONTRA TRÁFICO

fauna-silvesteLa Contraloría General de Antioquia, continúa con la tarea de proteger la fauna y la flora en el Departamento a través de estrategias y controles que permitan neutralizar el tráfico y negocio ilícito que se ubica en el tercer lugar después de las drogas y las armas.

El jefe del organismo de control fiscal Sergio Zuluaga Peña lamentó que de diez animales traficados sólo uno llega vivo a su destino, lo que evidencia el trauma que afrontan animales silvestres y plantas.

Por eso, sostuvo, se adelantan campañas pedagógicas con jóvenes estudiantes de Antioquia, con el propósito de que asuman el compromiso de proteger la fauna y flora, además de que difundan y promocionen el mismo mensaje entre su círculo familiar y de amigos.

La Contraloría Departamental en convenio con el Área Metropolitana del Valle de Aburrá adelantan diferentes campañas para crear conciencia sobre la extracción irracional de fauna y flora en Antioquia y con la comunidad frenar su tráfico ilegal.

Artículo anterior
Artículo siguiente
Ruben Benjumea
Soy periodista por vicio y bloguero por pasión y necesidad. Estamos fortaleciendo otra forma de hacer periodismo independiente, sin mucha censura, con miedo a las balas perdidas, pero sin cobardía.