martes, mayo 21, 2024

Lo último

Noticias relacionadas

“CULTURA METRO”

Hace un par de días le platiqué a una «señorita» sobre las diferencias que existen entre prioridad y opción. Prioridad es la ventaja o preferencia que una persona o cosa tiene sobre otra. Opción es la posibilidad de elegir una entre varias cosas.

Descubrir el estilo de administración del gerente del Metro Tomás Elejalde es lo que quieren conocer los integrantes del gobierno, que como siempre, discuten los temas públicos y fundamentales a puerta cerrada para evitar que la ciudadanía se entere. Cuál es su prioridad, cuáles sus opciones…

Mientras al “Señor de los Sticker” lo desvela la filtración de información privilegiada, los nuevos problemas que afronta el Tranvía de Ayacucho están lejos de solucionarse, y si se solucionan, será a un alto sobrecosto.

En los próximos días se reiniciarán los trabajos de construcción de la nueva sede de la Unidad Intermedia del Barrio Buenos Aires. A finales del 2015, la entonces gerente de Metrosalud, Martha Cecilia Castrillón Suárez, sostuvo que el cierre se debe porque “la Unidad Hospitalaria no cumple con sismorresistencia y con el sistema obligatorio de garantía de la calidad”.

Tumbada la vieja sede hospitalaria, el Gobierno Nacional invirtió en la nueva $14.000’000.000 (catorce mil millones de pesos) con el propósito de ampliar la capacidad de atención a 90 urgencias diarias y unas 36 consultas prioritarias para la población de ese sector. El proyecto tendría que estar listo a finales de este año, según el cronograma de 24 meses contados desde junio de 2015.

El detalle es que la Estación Buenos Aires del Tranvía se encuentra ubicada en inmediaciones de la Unidad Hospitalaria y después a la demolición del viejo edificio se empezaron a evidenciar hundimientos de tierra. Ahora la mera estabilización de suelos alcanza los $10.000’000.000 (diez mil millones de pesos), costo que no estaba previsto.

El problemita con la Unidad Hospitalaria, es que ese mismo hundimiento afecta la movilidad del Tranvía puesto que genera ángulos en el piso, medidos en milímetros, no permitidos que podrían afectar la rotación y desplazamiento del sistema de transporte.

Al nuevo inconveniente, hay que sumarle la reubicación de unas 200 familias del sector de San Luis que cuesta unos $30.000’000.000 (treinta mil millones de pesos), sin contar los cerca de $20.000’000.000 (veinte mil millones de pesos) que se está chupando la reparación del murito de la Estación Miraflores.

La ciudadanía vive aturdida con tanta malversación de fondos al punto que prefiere desentenderse, razón por la que sólo logra indignarse con las pintas que muchachitos indisciplinados hacen a vagones del tranvía y el metro, generando la oportunidad para que la Alcaldía a través de la Empresa del Sistema Masivo haga alarde de la insostenible, pero en otrora bien vendida y promocionada “Cultura Metro”. Ver DAÑOS DEL TRANVÍA

Artículo anterior
Artículo siguiente
Ruben Benjumea
Soy periodista por vicio y bloguero por pasión y necesidad. Estamos fortaleciendo otra forma de hacer periodismo independiente, sin mucha censura, con miedo a las balas perdidas, pero sin cobardía.