sábado, julio 13, 2024

Lo último

Noticias relacionadas

VENTA AL DETAL

Si usted pensó que en el sector público lo había visto todo, no se asuste, hay más. Aunque la fuente no autorizó a revelar los nombres y entidades involucradas en un nuevo caso de sobornos, coimas y negocios al interior de entidades estatales, por lo menos narraré el hecho sin evidenciar los “santos”.

Por acuerdos políticos en los diferentes partidos electorales existe la costumbre de repartirse entre los integrantes de corporaciones públicas puestos de trabajo. Esa es una dinámica normal y recurrente en “el ejecutivo”. Los que electoralmente llegan al poder tienen el derecho de definir y designar cargos y puestos de trabajo para los amigos. Así se maneja el poder.

Lo mismo pasa en “el legislativo”, los servidores que acompañaron al nuevo “ejecutivo” recién electo, comen de la torta sin inconvenientes. Usted va para allá y a usted le toca esto, y así sucesivamente, en un periodo gubernamental de cuatro años, los políticos recomiendan subalternos para que ocupen puestos de trabajo en empresas estatales.

Lo que no se había conocido es que un corporado le vendiera a otro un puesto de trabajo, y que además, lo cobre por adelantado. Negocios a los que se llegan desde las profundidades del oscuro mundo de la corrupción.

Ese es uno de los casos que se presenta y compromete a dos políticos jóvenes con intereses en dos importantes entidades estatales de Medellín. Uno le vendió a otro un puesto de trabajo sin ni siquiera contar con el parecer de quien está cumpliendo con las funciones en ese cargo.

Artículo anterior
Artículo siguiente
Ruben Benjumea
Soy periodista por vicio y bloguero por pasión y necesidad. Estamos fortaleciendo otra forma de hacer periodismo independiente, sin mucha censura, con miedo a las balas perdidas, pero sin cobardía.