sábado, junio 22, 2024

Lo último

Noticias relacionadas

TREINTA POR CIENTO


En Medellín se encuentra haciendo visita, además del Papa, otro virus que nos tiene a punto del colapso. Una gripa infame de moco verde que junto al desaliento no deja que fluya la cotidianidad.

Sin embargo existen enfermedades peores como la pandemia de la corrupción que hoy ataca el país desde la alcaldía más pichurria hasta la corte más alta y prestigiosa.

Conocer los actos de corrupción como el caso de los exmagistrados coimeros de la Corte Suprema de Justicia es bochornoso, pero evidenciar que funcionarios conocedores de esos actos de corrupción prevarican, es aterrador.

Prevaricar, para usted, ciudadano promedio, es la acción consciente de funcionarios y servidores públicos que dictan medidas arbitrarias en asuntos administrativos sabiendo que son injustos.

También el término se usa de manera coloquial para señalar que un funcionario público no hace su trabajo, omite aplicar la ley o aprovecha el cargo para dictar resoluciones amañadas.

Cuando el Gobernador de Antioquia atraviesa por unos de los mejores momento al ser calificado como el mandatario seccional más importante del país, además de ser galardonado en el exterior, sus subalternos como Carlos Mario Montoya, actual Secretario Seccional de Salud de Antioquia también debe dar la talla con el fin de no hacer quedar mal el gobierno.

Beligerante y verraco son algunas de las características de la personalidad de Carlos Mario. Eso es lo que necesita el gobierno para confrontar al señor Javier Cardona de esa dependencia, cuestionado presuntamente por estar pidiendo coimas hasta del 30% a empleados de clínicas cuestionadas para aprobarles requisitos exigidos por la Secretaría para su funcionamiento.

De comprobarse el hecho, Javier Cardona estaría incurriendo en el delito de concusión que le podría ocasionar entre 4 y 8 años de prisión y multa que oscilaría entre los 50 y 100 salarios mínimos legales mensuales vigentes.

NO HAY POSIBILIDAD

Terminando esta edición semanal nos enteramos por el periódico El Espectador sobre los acuerdos programáticos a los que llegaron algunos aspirantes a la Presidencia de la República, quienes decidieron que el Partido Polo Democrático Alternativo se sumará a la recolección de firmas para avalar la campaña del “compañero” Sergio Fajardo.

Inmediatamente consultada la concejala polista Luz María Múnera sobre esa decisión para ayudar a su nuevo “compañero” dio a entender que primero se mocha una mano que ayudar a un neoliberal.

Ver artículo


Artículo anterior
Artículo siguiente
Ruben Benjumea
Soy periodista por vicio y bloguero por pasión y necesidad. Estamos fortaleciendo otra forma de hacer periodismo independiente, sin mucha censura, con miedo a las balas perdidas, pero sin cobardía.