viernes, abril 12, 2024

Lo último

Noticias relacionadas

“PENA AJENA”


Como escribiera Federico García en una de sus obras: “Respetable público, no, respetable público no, público solamente, y no es que el autor no considere al público respetable, todo lo contrario, sino que detrás de esta palabra hay como un delicado temblor de miedo y una especie de súplica para que el auditorio sea generoso con la mímica de los actores y el artificio del ingenio”.

“La mímica de los actores” será una de las características principales de la obra teatral que nos dará el primer semestre de 2018, seis meses netamente electorales puesto que en marzo se eligen los nuevos integrantes del Congreso de la República, y en mayo y junio, se adelantarán la primera y segunda vuelta para elecciones presidenciales respectivamente.

El reparto está listo y cada niño tiene su boleta para apreciar que algunos actores se disputan el protagónico con el fin de ganar el interés del público, que como siempre, no disfruta de la obra, pero asiste para ratificar que nuevamente cada elección popular es una mala escena de una obra llamada “país”, “patria” y “gobierno”, enfermos crónicos sin recuperación.

El candidato a presidente Sergio Fajardo estuvo caminando el Centro de Medellín hace un par de días en compañía de varios conspicuos e ínclitos políticos. Fajardo, “malbaratador” de dineros públicos, estuvo acompañado de la Senadora Claudia López y el Candidato a la Cámara de Representantes por el Polo Democrático Alternativo, el buen muchacho descarriado Jorge Alberto Gómez Gallego.

Y digo descarriado, porque con algo de “pena ajena”, admito que, a título personal, me gustó la causa de Gómez desde la Asamblea Departamental como me gusta la de Múnera Medina desde el Concejo de Medellín. Obligatorias y necesarias son las voces de oposición para equilibrar los “desmanes” del gobierno…

Sin embargo, la exigencia desde la Dirección Nacional del Polo, que para nada es Democrático y menos Alternativo, con el fin de apoyar la candidatura del neoliberal Sergio Fajardo, la adoptó con humilde obediencia Jorge Gómez y dejó a más de uno con la boca abierta.

Después de criticar las ejecutorias gubernamentales del exgobernador como la Biblioteca España, los Parques Educativos y los onerosos gastos publicitarios en medios de información capitalinos, la semana pasada Jorge Gómez estuvo cargando esa causa presidencial. Ese es el mal olor de la política…


Artículo anterior
Artículo siguiente
Ruben Benjumea
Soy periodista por vicio y bloguero por pasión y necesidad. Estamos fortaleciendo otra forma de hacer periodismo independiente, sin mucha censura, con miedo a las balas perdidas, pero sin cobardía.