viernes, abril 12, 2024

Lo último

Noticias relacionadas

DIOS TE SALVE SALUD


Con la premisa de que “sí es posible resolver el problema de salud de Colombia”, diferentes agremiaciones del sector salud trabajaron en la conformación una propuesta de política pública para desmontar dos elementos de la ineficacia del sistema.

El primer elemento, es desmontar la intermediación financiera, lo que implica eliminar el esquema de las EPS debido a que dicha intermediación ocasiona que la calidad de la atención en salud para personas pase a un segundo plano.

El segundo elemento es enfocar el sistema en la atención primaria en salud, con el propósito de superar el esquema actual que está centrado en el lucro que genera la enfermedad.

La propuesta que pretende generar la propuesta de Reforma al Sistema en Colombia fue presentada por la Vicepresidenta de la Federación Médica Colombiana y Vocera de la Mesa Nacional por el Derecho a la Salud, Carolina Corcho; la Directora Ejecutiva de ACESI, Olga Lucía Zuluaga y el Representante de los Pacientes de Alto Costo en el país, Néstor Álvarez.

Participó también en la elaboración y presentación de la propuesta el Coordinador Mesa Antioquia por la Transformación del Sistema de Salud Colombiano y Candidato a la Cámara de Representantes por Antioquia, Luis Alberto Martínez Saldarriaga quien explicó que: “Hemos analizado y comprobado que el actual modelo de salud no garantiza el derecho y acceso a los servicios de salud”.

Agregó que: “por lo tanto se debe hacer una reforma estructural al sistema, para convertirlo en uno equitativo, solidario y universal, que asegure el efectivo del derecho fundamental a la salud, que tenga un amplio alcance social y económico de la población, que recupere la salud pública, que avance en facilidades al acceso de los usuarios y que cubra todos los servicios que sean debidamente financiados”.


Artículo anterior
Artículo siguiente
Ruben Benjumea
Soy periodista por vicio y bloguero por pasión y necesidad. Estamos fortaleciendo otra forma de hacer periodismo independiente, sin mucha censura, con miedo a las balas perdidas, pero sin cobardía.