jueves, julio 25, 2024

Lo último

Noticias relacionadas

CARISELLAZO

Otros de los ganadores de la pasada primera vuelta presidencial son los propietarios de las firmas encuestadoras que acertaron con los resultados de las mediciones electorales.

La única medición que dejó bastante que desear y todo el cuero en el alambrado fue el “pronóstico” realizado por la firma Cifras y Conceptos contratada por Caracol Radio que proyectó el paso a la segunda vuelta de Duque y Germán Vargas.

De manera indiscutible fue la gran derrota electoral del excandidato Germán Vargas, quien no pudo alcanzar la votación ni siquiera de su propio partido Cambio Radical que logró en las elecciones para Congreso del mes de marzo un poco más de los 2 millones de votos.

Ni hablar de los compromisos con el Partido de la U, con parte de los godos y otros cuantos liberales e integrantes de Iglesias Cristianas que se comprometieron a esa causa. Esos votos no se vieron.

La cruz que le todo cargar a “Varguitas” fue la indecisión, más que el coscorrón que le dio a un escolta en uno de sus periplos. Germancho, se apartó de la línea del gobierno de Santos por los reparos que tiene con respecto a los Acuerdos con las FARC para atacar al candidato de Uribe. Luego reculó, y sus malos asesores le recomendaron, cambiar de estrategia con el fin de atacar a Petro, candidato, segundo en las encuestas, y a quien se debía destronar, pero el tiempo no le dio, ni las encuestas y el presupuesto invertido lo favorecieron.

El punto que algunos no percibimos, y ahí me incluyo, es que la dichosa maquinaria que conforman los partidos políticos tradicionales la mueve la “gasolina”, el engrase, el presupuesto, la mermelada y la nutella, y un candidato que no pasó del 6% en las encuestas, como Varguitas, siempre generó miedo entre bancadas de congresistas que necesitan permanentemente “oxigeno” para la subsistencia.

En otras palabras, los congresistas y algunos empresarios, siempre tuvieron dudas con la campaña de Germán Vargas y sólo se comprometieron de mera palabra y de manera estratégica dividieron sus cuarteles para asegurar el triunfo, unos se comprometieron con el uribismo y otros con Germán para con sello ganar y con cara también…

Ahora, la falta del presupuesto de la campaña en algunas regiones del país fue evidente. En Antioquia, por ejemplo, la falta de plata fue un común denominador y concejales de Medellín, entre ellos Ricardo Yepes de Cambio Radical, se quejaron por la falta de presupuesto para organizar actividades electorales.

Artículo anterior
Artículo siguiente
Ruben Benjumea
Soy periodista por vicio y bloguero por pasión y necesidad. Estamos fortaleciendo otra forma de hacer periodismo independiente, sin mucha censura, con miedo a las balas perdidas, pero sin cobardía.