jueves, mayo 30, 2024

Lo último

Noticias relacionadas

CERTIFICACIONES ORALES

Ayer me desperté como cualquier miércoles tranquilo, revisé mi celular y lo encontré inundado de sexo oral. Un tuitero tuvo la osadía de decir que en su experiencia el 90% de las mujeres no lo saben mamar, y obvio, se volvió tendencia…

Se imaginarán la escena: unas diciendo ¿seré yo, señor? (el sujeto en cuestión es bastante hermoso y sextuitero entonces la gente supone que come a la carta, yo no creo, porque soy una buena mamadora y no lo he podido coronar). Otras diciendo que ellas eran del 10% que sí dominaban el arte de usar la boquita para lo que es; los hombres salieron a agradecer que alguien lo dijera; otro grupo quiso hacer un hilo con consejos para mejorar. Lo insultaron, le lanzaron el rayo homosexualizador, le ofrecieron mamadas de lujo…

En cambio yo tengo una idea millonaria: Vamos a homologar el sexo oral. Nada de sorpresas ni seguir el instinto, esto se acabó, señores. Vamos a sacar indicadores de gestión, pruebas de desempeño. Metas y mega metas. No podemos seguir así, sin saber, sin certezas, hablando desde la experiencia, desde lo personal, desde la necesidad o la abundancia. Eso no es objetivo, ni estadísticamente correcto, no nos sirven muestras aleatorias. Vamos a carnetizar y certificar al 100%.

Crearemos el Instituto de ISO 69 del Sexo Oral, así como la Clínica del Sueño. Inmersiones donde habrá mediciones exhaustivas, cronómetros, verificación de tamaño porque a veces usan una escala 1:150. Profundidad del esófago. Capacidad bucal para líquido espeso, no es lo mismo tragarse una malteada que una cucharadita de yogurt.

Entrenamientos muy intensos con abre bocas de ortodoncia para mejorar los tiempos y los músculos maxilofaciales. Manejo y control de la lengua con terapeutas del lenguaje. Retos para incrementar velocidad, o niveles de fuerzo o presión.

También reservé el Atanasio para el casting de selección de los certificadores, esto es muy profesional, deben presentarse con hoja de vida con el contacto de todas las exparejas, exámenes de laboratorio de ETS, foto de frente y de perfil (no de cuerpo entero, a nuestro instituto no le incumbe cómo se ven del muslo para abajo o del ombligo para arriba), carta de autorización de la esposa, novia y moza, de todas, hasta la mamá mejor que mande carta. Y les doy un truco: preséntense a la categoría “Menos de 10 cms”, porque la certificación de las mujeres mamadoras empieza por el tamaño pequeño hasta que no soporte la arcada en tamaño Congo o Zaire.

Ustedes tranquilos, que ese 90% lo bajamos como sea, eh, bajamos y demostramos que no estamos ahí. Se certificarán diferentes destrezas como mover el glande con los labios, insensibilidad total en oro faringe o tolerancia gustativa.

Los carnets van desde “Si te gusta mucho que te lo mamen, déjala ir” hasta “Dragón Certificado”. Dice la leyenda del Dragón que una vez el semen está en la boca de la doncella, ella usa sus poderes y artimañas para expulsarlo por la nariz. No sueñen, ni empiecen a pedir dragones, al menos no por este lado porque yo lo único que medio sé hacer es escribir.

Artículo anterior
Artículo siguiente
Columnista Invitado
Este espacio está listo para que Usted se exprese. Puede enviarnos sus columnas, (máximo dos cuartillas arial 12) a: info@puntodevistardb.com