viernes, abril 12, 2024

Lo último

Noticias relacionadas

“QUITA O PON”

La llegada a la palestra de Anibal Gaviria como candidato, dinamizará, sin duda alguna, la campaña electoral a la Gobernación de Antioquia. En la rueda de prensa en la que oficializó su postulación al gobierno seccional le preguntaron sobre posibles apoyos de partidos políticos como el Liberal, a lo que Gaviria contestó que bienvenidos quienes quieran sumarse a su proyecto.

El asunto es que los partidos en la actualidad, para la realidad política colombiana, estorban y restan en vez de sumar, afirmación que se sustenta con la última encuesta de Gallup que revela que los políticos tiene una desfavorabilidad del 79% en el país.

Esa realidad hace reflexionar que para la actual campaña electoral los partidos políticos no serán protagonistas, y por el contrario, quien se les arrime tendrá que asumir el desprestigio de ese sector.

Ahora, en una conversación con un amigo periodista, quien se acomoda más que un desvelado cada que hay cambio de gobierno, ratificamos que el “mensaje”, el contenido y la propaganda política, especialmente en redes sociales, no definen una campaña, pero si ayudan en demasía.

Lo que se diga, lo que se grabe, lo que se difunda y promocione a través de redes sociales será crucial con el propósito de generar percepción en torno a una campaña política. Un mensaje, que debe ser espontáneo, ágil y fresco, pero muy calculado, no admite errores porque la red no perdona.

El comentario tiene que ver con lo sucedido en los últimos días con el asunto de “el quita o pon” del sombrero del candidato por Centro Democrático a la Gobernación, Andrés Felipe Guerra Hoyos.

Quienes tenemos la oportunidad de conocer de cerca al “bacán” de Andrés sabemos que tiene un estilo diferente de hacer política, que no le gustan los bochinches como a su hermano mayor, que es proactivo, y que le huye, o mejor, le corre al conflicto, sin ser un “güevón”, y eso me consta.

El asunto, creo yo, sin temor a equivocarme es que tiene problemas para comunicar, porque en repetidas ocasiones ha tenido que salir a explicar los mensajes que emite, y esa explicación, es lo que, lastimosamente, lo deja flojo ante la opinión pública y en la contienda política que apenas empieza.

¿Qué aporta el asunto del sombrero?, ¿incrementar seguidores en redes sociales?, ¿ganar adeptos?, ¿dejar feliz a Uribe?, ¿marcar diferencia?…

Una persona cercana a la campaña de Andrés Felipe, comentó que el asunto del sobrero era una mera estrategia para redes sociales, y que además, era para medir el impacto de ese mensaje.

Repito, “el mensaje” es el rey, y en una campaña política en la que se tienen competidores y contradictores, hay que ser cuidadosos y calculadores para evitar ruidos y suspicacias. Yo personalmente, cambiaría de estrategas, si es que los tiene…

Artículo anterior
Artículo siguiente
Ruben Benjumea
Soy periodista por vicio y bloguero por pasión y necesidad. Estamos fortaleciendo otra forma de hacer periodismo independiente, sin mucha censura, con miedo a las balas perdidas, pero sin cobardía.