jueves, abril 11, 2024

Lo último

Noticias relacionadas

HABEMUS TEATRO

Cara Cortada o Scarface en inglés de Al Pacino, fue de las últimas películas que pude ver, sólo unas diez veces en 1983 en el viejo Teatro Municipal de Jardín en que habitaban, además, murciélagos de gran proporción.

Recuerdo que, como reemplazo de Jorge Arango, “Cachina”, llegaba a eso de las 7:30 de la noche a la confitería para abrir y tener el puesto de dulces bien surtido, además de una que otra paleta en un pequeño refrigerador.

Cara Cortada, el cubano en Miami, periquero, narcotraficante, hizo y deshizo con todos sus amigos que fueron asesinados uno tras otro. Él murió drogado a balazos como debió ser. Ahí despertaba nuevamente para hacer inventario, cerrar el negocio e irme a dormir. Recuerde, sólo la vi diez veces, después se las cuento con detalles…

En el escenario también presentábamos obras de muchos autores, que, para la época, eran un poco escandalosas. La TEJA, Teatro Experimental de Jardín. En una de ellas, de Federico García Lorca: “La Zapatera Prodigiosa”, hice de Alcalde, de ahí el amor por la política…

“¿En el trabajo?, ¿y mucho dinero?, ¿pero usted no está bien?, eso te pasa por haberte casado a tu edad, a tu edad se debe estar viudo de una, como mínimo”…

Eso recitaba en los ochenta, y lo bueno, es que en algún momento, lo volveremos a hacer después de la restauración del escenario que hacía falta para que visitantes y jardineños, vuelvan a disfrutar del teatro, la música, la poesía y el cine entre otras expresiones artísticas.

Gracias al Ministerio de Cultura, a la Gobernación de Antioquia y a la Alcaldía de Jardín, la restauración de dicho escenario fue una realidad. La titular de la Cartera de Cultura, Carmen Inés Vásquez Camacho, el mandatario seccional, Luis Pérez Gutiérrez, y el alcalde de Jardín William Rendón entregaron las obras de restauración del Teatro Municipal de Jardín.

Los trabajos de restauración tuvieron una inversión superior a los $8.642’000.000 (ocho mil seiscientos cuarenta y dos millones de pesos) que permitirán reabrir las puertas de este escenario cultural después de 21 años, para el disfrute los 15 mil habitantes de la población y sus visitantes.

Artículo anterior
Artículo siguiente
Ruben Benjumea
Soy periodista por vicio y bloguero por pasión y necesidad. Estamos fortaleciendo otra forma de hacer periodismo independiente, sin mucha censura, con miedo a las balas perdidas, pero sin cobardía.