sábado, abril 20, 2024

Lo último

Noticias relacionadas

CHUPANDO RUEDA

Si algo es rescatable en nuestro país es la tenacidad de los deportistas. Colombianos que a fuerza de sacrificio y perseverancia alcanzan logros impensados para un país tan golpeado por las vicisitudes de nuestra sino trágico.

Sin embargo, no deja de ser vergonzosa la forma en que los medios de comunicación y los políticos se “cuelgan” de los sacrificados triunfos para obtener réditos económicos.

El más reciente triunfo de Bernal en el “Tour de Francia” nos recuerda esta faceta carroñera de unos y otros, mientras se está en la gloria todos hacen parte del triunfo, y han sido coprotagonistas del mismo, pero cuando un infortunio cae sobre el deportista, es abandonado a su suerte.

Los medios descaradamente nos crean héroes invencibles, seres sobrehumanos alejados de la realidad de la derrota, y cuando ésta llega, simplemente los “analistas” generan un sinnúmero de hipótesis para justificar un mal momento, una mala actuación o el fin de una carrera brillante, luego el olvido.

Con grotescas narraciones futboleras presentan cualquier deporte, (para la muestra la narración de Wimbledon ganado por los colombianos en el julio inmediatamente anterior) nos crean ídolos, nos endiosan humanos, casi nos los cristianizan, borrándoles cualquier rasgo de vencibles, y luego con los mismos profundos análisis pospartidos nos entregan chivos expiatorios en los qué desatar la rabia de nuestras frustraciones como nación.

Qué decir de los políticos, han desangrado el Estado en todas sus estructuras, convierten las entidades encargadas de la promoción del deporte en grandes empresas de contratación donde pagar favores electorales, y a la hora de rapar los triunfos de los deportistas a los que ellos inicialmente les abandonaron a la buena de dios, aparecen tiesos y majos a reclamar.

Hoy los colombianos nos desgarramos las vestiduras porque a Bernal le van a dar la Orden al Mérito, y no la Cruz de Boyacá, y al tiempo los mismo encargados de los reconocimientos muestran un presupuesto que castiga al deporte, al de la provincia, al de los rincones donde se hacen los campeones.

Buena por los deportistas de Colombia, muestra de lo que muchos de sus connacionales son: gente aguerrida y trabajadora. Lástima que nos alimentemos del oportunismo desmesurado de esas estructuras y muchas veces seamos el eco descontrolado de lo que ellos pregonan.

Adolfo Ospina
Licenciado en Educación Español y Literatura de U de A, apareció hace unos 4 años a este proyecto. Especialista en pedagogía de la lengua escrita de la Universidad Santo Tomás, Ambientalista y defensor de los derechos de los animales, peor que Vallejo.