jueves, abril 11, 2024

Lo último

Noticias relacionadas

EL BRAVO, PIERDE

La comunicación y el marketing bien hecho aportan en alto porcentaje al éxito de una campaña electoral que a través de una buena estrategia podrían consolidar una óptima percepción para convertir un proyecto viable y con opción de poder.

La estrategia del cómo me muevo, cómo me muestro, qué deseo, qué quiero proyectar debe ser continuamente evaluada para asegurar una buena lectura en los demás del proyecto electoral que se lidera…

En el caso de la campaña a la Alcaldía de Medellín de Daniel Quintero Calle, quien decidió inscribirse por el grupo significativo de ciudadanos “Independientes” se están enredando, además que han cometido algunos errores.

Lo primero es que, a Daniel, que a la fecha ha tenido buenos resultados en la campaña electoral puesto que ha obtenido un honroso segundo puesto en las encuestas ya se le nota la incomodidad cuando se le cuestiona por su pasado político que le borra de un totazo su discurso y no lo deja ver tan “independiente”…

Quintero debe reconocer que su metamorfosis es más que evidente puesto que su génesis fue en el partido conservador, después pasó a la estupenda beligerancia del partido del tomate para luego embarcarse en una fallida campaña a la Cámara de Representantes por Bogotá por el partido liberal, de ahí saltó al gobierno de Santos de donde salió a apoyar la campaña Petro Presidente para finalmente matricularse en la escuálida postura de la “independencia”…

Ahora bien, Daniel con quien he conversado en diferentes ocasiones, además de “independiente” es pluralista. Desde Bogotá le enviaron la primera avanzada con el senador liberal exintegrante del grupo político la Universidad de Medellín, Iván Agudelo quien a través de un comunicado solicitó a las bases populares de la colectividad apoyar su campaña, orden que emitió desde su apartamento y en salida de baño el máximo jefe del liberalismo César Gaviria Trujillo…

Lo cierto es que el pasado político ya le genera incomodidad al candidato Daniel Quintero cuando le preguntan especialmente por el apoyo irrestricto que le brindó a la campaña de Petro Presidente.

Lo que se presentó al finalizar el debate que organizó Telemedellín, fue la peor salida en falso del candidato, hecho que incluyó una pregunta de manera obligatoria en entrevistas futuras: Daniel, ¿por qué le incomoda que le pregunten por Gustavo Petro?

A Quintero que tiene temblando del susto a los integrantes de Centro Democrático ya ofreció excusas al periodista de Telemedellín, hay que recordarle que el que se pone bravo, pierde, máxime en una campaña electoral…

De mal gusto fue lo que pasó después del debate por una simple pregunta de Oscar Morales en la que recuerda su cercanía con Petro. Al terminar el programa de televisión, Morales se acercó a despedirse de Daniel quien con apretón de mano le enfatizó que la pregunta le pareció malintencionada, y enfatizó, que iba a ser electo Alcalde y que eso no lo iba a olvidar…

Para Daniel, los periodistas y moderadores de debates no tienen derecho a preguntar o cuestionar con el propósito de que las confrontaciones se presenten estrictamente entre los candidatos, argumento bastante chimbo…

Artículo anterior
Artículo siguiente
Ruben Benjumea
Soy periodista por vicio y bloguero por pasión y necesidad. Estamos fortaleciendo otra forma de hacer periodismo independiente, sin mucha censura, con miedo a las balas perdidas, pero sin cobardía.