viernes, febrero 23, 2024

Lo último

Noticias relacionadas

“DIVINO TESORO”

Me fui a hacer el primer recorrido del año por el Concejo de Medellín con el propósito de ver en acción a los cabildantes nuevos que lograron curules en las elecciones territoriales de octubre pasado.

Llegué al recinto de sesiones y al primero que observé fue al nuevo presidente Luis Bernardo Vélez a quien varios periodistas, incluido yo, dábamos como muerto políticamente hablando, pero así es la vida, la esperanza es lo último que se pierde y fue la inteligencia, su inteligencia, la que hizo que se rencauchara como carro viejo en la actividad pública y política.

Podría interesarle: “CARRO VIEJO”

Me paré como un bobito, como un primíparo en una de las entradas laterales del recinto y el concejal Daniel Carvalho, de quien escribiremos más adelante, casi me tumba por pasar de lado: -un permiso por favor, recitó, ni me inmuté…

Luego me senté en una de las sillas que regularmente utilizan los asistentes de los corporados a escuchar, a observar a cada uno de los concejales nuevos, quería verlos en acción, echando cuento, cháchara…

Entre los nuevos se encuentra el abogado Daniel Duque, un jovencito de 28 años, nuevo cabildante que logró una curul para el Partido Alianza Verde que obtuvo 5.512 votos en las elecciones regionales.

Llamó la atención escucharlo por desparpajado, deslenguado y hasta irresponsable, es un diamante en bruto, hay que pulirlo, es necesario que su equipo de trabajo le de forma a ese muchachito que todavía no cae en cuenta en donde está sentado.

En esa intervención dijo cosas como esta: “voy a boletear a los concejales que pidan puestos”. Con semejante expresión le pregunté al funcionario de al lado ese muchacho qué, me respondió con una sola frase: “juventud, divino tesoro”.

Después el mismo nuevo concejal, que había captado mi atención, se echó tremendo argumento durante la escogencia del nuevo Contralor General de Medellín, que la meritocracia es importante, que la transparencia fundamental, que el clientelismo es dañino y que con otros cabildantes harían un Facebook Live para compartir con la comunidad dicho proceso…

Soñador, ingenuo o loco, no sé, pero lo cierto es que tiene volando en el pelo a más de un concejal debido a que en algunas de sus intervenciones se le va la mano, se extralimita, tara que le puede hacer equivocar como le sucedió con la renuncia al derecho de tener carro, vehículo y conductor, incluida la gasolina que paga el erario.

Daniel Duque, en una se sus izadas a la bandera, por filantropía y amor a la democracia, le envió una carta a la secretaria del Concejo en la que renuncia al derecho de tener vehículo para su transporte durante su periodo constitucional.

Duque, dijo que renunciaba a la camioneta para ser coherente con su lema de campaña. “Vamos a movilizarnos en bicicleta porque así le dijimos a los ciudadanos que nos íbamos a transportar, vamos a renunciar a nuestra camioneta. Creemos que, si uno va a hablar de medio ambiente, de movilidad, de calidad del aire, tiene que dar ejemplo”, aseguró.

Más de un concejal y funcionario del Cabildo Municipal quiere ver a Daniel montando en bicicleta entre Santo Domingo Savio en la nororiental y el Doce de Octubre en la noroccidental cuando empiecen a analizar el contenido del Plan de Desarrollo del nuevo Alcalde Daniel Quintero.

Cuando varias personas le hicieron caer en cuenta al verde concejal que había metido las de andar con su novedosa propuesta le sugirieron que lo mejor que podía hacer era solicitar un vehículo propulsado por motor eléctrico, falta ver si le hacen caso…

Artículo anterior
Artículo siguiente
Ruben Benjumea
Soy periodista por vicio y bloguero por pasión y necesidad. Estamos fortaleciendo otra forma de hacer periodismo independiente, sin mucha censura, con miedo a las balas perdidas, pero sin cobardía.