sábado, julio 13, 2024

Lo último

Noticias relacionadas

ÁREA Y LA CRISIS ECONÓMICA

Desde hace más de dos meses todo sabe a covid19 y coronavirus, pero es lo que hay, la pandemia se robó la agenda pública y privada del mundo.

En ese sentido el Área Metropolitana no es la excepción y desde hace varios días viene pensando en la necesidad de implementar para el Valle del Aburrá y sus diez municipios que la conforman, el Consejo Metropolitano de Desarrollo Económico.

De acuerdo con su director general de la entidad, Juan David Palacio Cardona, la idea es que ese Consejo Económico esté integrado por todos los sectores y actores del Área Metropolitana con el fin de crear, proponer y diseñar estrategias que posibiliten afrontar la crisis económica que generó el encierro obligatorio ocasionado por la pandemia.

Palacio Cardona, sostuvo que, además, con la Gobernación de Antioquia es urgente interactuar para crear alternativas que impidan el incremento del desempleo que podría sobrepasar el 25% a finales de este año, según expertos en la materia.

Juan David, explicó que, de los 6 millones 500 mil habitantes de Antioquia, Medellín y los municipios del Valle de Aburrá poseen 3 millones 900 mil habitantes, más del 50% de la población del Departamento, aspecto que invita a estar alerta a partir del 25 de mayo, cuando muy posiblemente termine la cuarentena, para sobrepasar la crisis económica que se avecina, especialmente los meses de julio, agosto y septiembre.

Con respecto a la generación de empleo, el Área Metropolitana está reiniciando la intervención urbanística por el sector de la Ayurá, sur de la ciudad, que genera actualmente trabajo para unas 400 personas y estima que se incremente con unas 600 más.

Igualmente, Palacio Cardona, en entrevista se refirió, además, a los programas en beneficio de la fauna silvestre, a la necesidad de cuidar el agua y a la calidad del aire, que regularmente se ve afectado los primeros meses del año. Ver entrevista


Artículo anterior
Artículo siguiente
Ruben Benjumea
Soy periodista por vicio y bloguero por pasión y necesidad. Estamos fortaleciendo otra forma de hacer periodismo independiente, sin mucha censura, con miedo a las balas perdidas, pero sin cobardía.