“TROPA CARIBEÑA”

Así como al expresidente y senador Álvaro Uribe, al concejal de Medellín integrante de Centro Democrático, Simón Molina, tampoco le gustan los médicos cubanos.

De acuerdo con el cabildante, integrante de “Los Paolos”, en conversaciones que sostuvo con diferentes agremiaciones médicas, se evidenció que los galenos cubanos se encuentran desactualizados y no cuentan con la experticia necesaria para el manejo tecnológico con el fin de afrontar la enfermedad de covid19.

El temor, o mejor, el argumento de los uribistas diría yo, para criticar e irse contra de la carta del alcalde Daniel Quintero, en la que solicitó al gobierno cubano ayuda con personal médico, es creer que esa “tropa caribeña”, podría ser la cuota inicial para el ingreso de “el socialismo del siglo XXI” a Medellín, como sucedió en algunas ciudades venezolanas hace unos 25 años con Huguito Chaves.

Pura paranoia, tampoco es para alarmarse cuando también existen evidencias que a los mismos médicos cubanos les sacaron la leche y los exprimieron en el país de “Maduro”.

Lo que hay que analizar, es que, en seis meses de gobierno, por primera vez, al alcalde Quintero, hoy contagiado por coronavirus, le pega a la peña para sacar la esmeralda. Con su carta polarizó el tema médicos nacionales vs médicos extranjeros, estuvo en la agenda pública nacional y ubicó al gremio de la salud donde quería.

En la reunión de ayer con los representantes de clínicas y hospitales de Medellín, Quintero Calle logró que todos se le abrieran de patas, al punto que, songo sorongo obtuvo para los próximos días la instalación de 95 nuevas camas para Unidades de Cuidados Intensivos, UCI.

Lo otro que también hablamos con el concejal Simón Molina fue sobre la situación financiera por la que atraviesa Empresas Públicas, EPM, que podría afectar las transferencias para el Municipio de Medellín, el mayor rubro para inversión social.

EPM, obtuvo unas pérdidas el primer semestre del año 2020 que sobrepasan los $700.000’000.000 (setecientos mil millones de pesos), las cuales se deben, en gran parte, a un préstamo en dólares que realizó el gobierno anterior al que no se le compró el respectivo seguro de cobertura cambiaría. El préstamo en dólares lo dejaron al vaivén del precio de la divisa que con pandemia y especulación siempre tiende a la alza. Ver programa

Ruben Benjumea

Soy periodista por vicio y bloguero por pasión y necesidad. Estamos fortaleciendo otra forma de hacer periodismo independiente, sin mucha censura, con miedo a las balas perdidas, pero sin cobardía.