UCI PERMANENTE

UCI PERMANENTE

El Concejo de Medellín analizó la lamentable situación financiera de la EPS Mixta SAVIA SALUD, entidad creada a través de la pésima alianza que realizaron en su momento el alcalde Aníbal Gaviria, el gobernador Sergio Fajardo y la directora de COMFAMA, María Inés Restrepo.

Y digo, pésima alianza, porque SAVIA SALUD nació en Unidad de Cuidados Intensivos de donde nunca ha salido debido a su permanente saldo en rojo que ha sobrepasado el medio billón de pesos en pérdidas.

La disyuntiva en la que hoy se debaten los políticos y gobernantes de turno es sobre qué hacer, cómo manejar una entidad que además de enferma, atiende mal contados un millón 700 mil personas que integran el régimen subsidiado en salud.

No sólo problemas fiscales padece la EPS Mixta, sino también de corrupción, dicen. El motivo que generó la salida intempestiva del anterior gerente Carlos Mario Montoya Serna es la evidencia de lo que pasa al interior de SAVIA importante para pobres enfermos, nefasta para el bolsillo de sus dueños.

Desde su creación el municipio de Medellín y el departamento de Antioquia siempre han capitalizado la entidad, pero COMFAMA, el tercer socio, nunca ha querido invertir, y, por el contrario, desea despegarse del mal negocio en el que los metió María Inés Restrepo cuando fue directora de la Caja de Compensación Familiar.

Ese es un reclamo que se hacen a puerta cerrada los integrantes del Grupo Empresarial Antioqueño, GEA, y los filántropos de Proantioquia. Los empresarios del otrora Sindicato Antioqueño, impulsado por el finado Nicanor Restrepo, el profesor de María Inés, todavía no logran entender cómo fue que esa vieja elitista les metió semejante gato por liebre que lo único que ha dejado son: cacas en el arenero, pérdidas económicas y detrimento a la reputación del grupo empresarial.

Cuando Carlos Mario Montoya Serna aceptó la gerencia de SAVIA SALUD fue bajo el compromiso de que la Gobernación haría una buena inyección de capital por encima de los $20.000’000.000 (veinte mil millones de pesos), promesa que el mismo mandatario seccional el suspendido Aníbal Gaviria incumplió.

Montoya, que no es mansito, más bien groserito, manifestó su inconformidad en el despacho del Gobernador explicando que, al parecer, al interior de la entidad existen contratos sospechosos y amañados para beneficiar presuntamente a proveedores de oxígeno y material para tratamiento hemofílico. ¡Esa clase de pelambre hay que extirparla de la entidad!, enfatizó en el encuentro.

Frente a esa afirmación, Gaviria Correa se sobresaltó y se salió de la ropa al punto que casi se va a las manos con el exgerente de la EPS. De ahí en adelante esa relación de años Gaviria-Montoya no es la misma y se espera que al exgerente de SAVIA lo acomoden en un carguito en la Alcaldía.

Analizar la situación por la que siempre ha atravesado SAVIA SALUD tiene dos escenarios, uno la atención a más de millón y medio de personas a las que se les debe garantizar los servicios de salud, y dos, es una entidad inviable…

En la sesión del Cabildo Municipal convocada, además, por la concejala María Paulina Aguinaga, se recordaron datos importantes sobre dicha EPS Mixta.

Aguinaga, expresó su preocupación por la situación financiera que entre los años 2013 y 2015 tuvo un déficit de un poquito más de $251.000’000.000 (doscientos cincuenta y un mil millones de pesos) durante la Administración de COMFAMA.

La joven cabildante hizo una retrospectiva de la EPS Mixta en la que se ratifica y se demuestra que ha sido uno de los grandes desaciertos de los últimos años por ser una entidad que nunca ha contado con suficientes recursos y que presta deficientes servicios de salud a sus afiliados que tienen que acudir a la Tutela para ser atendidos que obviamente cumplen, pero el desacato… ver intervención

puntodevistardb.com
Fundado el 25 de julio de 2007 / Todos los derechos reservados.