viernes, marzo 1, 2024

Lo último

Noticias relacionadas

EXALCALDES DEFIENDEN A EPM

Tres exalcaldes de Medellín de diferentes tendencias políticas coincidieron con que este no es momento para hablar de la ampliación al objeto social de EPM como lo propuso el alcalde Daniel Quintero.

Los exalcaldes Luis Alfredo Ramos, Alonso Salazar y Federico Gutiérrez expusieron sus posiciones durante el foro “EPM VISTA EN PROSPECTIVA POR EXALCALDES”, que organizó el Sindicato de Profesionales de EPM y UNE, SINPRO.

El evento hace parte del Ciclo de foros: Futuro de EPM en riesgo, que realizan desde el pasado 15 de julio, con el fin de abrir un espacio de debate a la propuesta del alcalde.

Durante el foro se presentaron coincidencias como que EPM tiene mucho futuro en sus negocios naturales de agua, energía y gas, y tiene forma de seguir creciendo en Antioquia y Colombia.

Los exalcaldes pidieron prudencia porque actualmente EPM tiene varios compromisos financieros definidos como terminar el proyecto Hidroituango, además de la incursión en el negocio de energía en la Costa Atlántica con Caribe Mar.

Igualmente, consideraron, los exalcaldes, que el papel del Concejo de Medellín debe ser deliberante, conservar su independencia y que no debe aprobar facultades al alcalde para decidir el futuro de EPM. Fueron enfáticos en que esa decisión debe tomarse en el Concejo, luego de una larga discusión con participación ciudadana.

Para el foro del miércoles 12 de agosto, SINPRO tendrá como invitados al presidente del Concejo de Medellín, Luis Bernardo Vélez; el concejal Carlos Zuluaga, el exsecretario general de EPM, Juan Diego Vélez y el exmiembro de Junta Directiva de EPM, Alberto Arroyave Lema.

Si está interesado en los foros de SINPRO, agéndese todos los miércoles a las 4:00 pm, a través de redes sociales: FACEBOOK SINPRO SINDICATO y YOUTUBE SINPRO COLOMBIA

Artículo anterior
Artículo siguiente
Ruben Benjumea
Soy periodista por vicio y bloguero por pasión y necesidad. Estamos fortaleciendo otra forma de hacer periodismo independiente, sin mucha censura, con miedo a las balas perdidas, pero sin cobardía.