OXÍGENO PA’ QUINTERO

Los últimos días no han sido los mejores para “El Hijo del Tricentenario”, especialmente por la crisis institucional que desató la renuncia de la vieja junta directiva de EPM, integrada por representantes de los empresarios de la ciudad y el departamento.

Tan fea se puso la cosa y tanto ruido ha generado dicha situación que la única manera de enderezar la mala percepción y el “efecto bola de nieve” contra la imagen y reputación del alcalde es que el mismo Quintero descabece a Álvaro Guillermo de la gerencia de Empresas Públicas y les entregue a los empresarios la potestad de nombrar nueva junta con el fin de retornar al “gobierno corporativo”, apalancado en la política Universidad, Empresa, Estado.

El alcalde, un mandatario sin alternativas, fue el único capaz de juntar, de unir a todo el establecimiento antioqueño en su contra, al punto que su interés, como lo dijo en una reunión privada, de ser presidente de la República, podría reducirse a una mera intención, primera cuota hacia el fracaso.

Lo que no se esperaba tan rápido por sus seguidores y subalternos es que a nueve meses de iniciado el gobierno, el desgaste del alcalde fuera tan grande, situación que, regularmente, se afronta y se asume el último año del período en plena jornada electoral.

¿Le durarán las pipas de oxígeno a Quintero para evitar hiperventilar tan pronto? Es temprano para que soplen los vientos gélidos de invierno que advierten la importancia de preparar munición para sobrevivir a las largas y oscuras noches que se avizoran para el gobierno, todos contra Quintero mandan decir desde oficinas empresariales…

Como si fuera poco, a las diferencias entre empresarios y alcalde que generó problemas de gobernabilidad de EPM, le salió otro pelo…

La presidenta del Sindicato de Profesionales de EPM y UNE, Olga Lucia Arango fue clara en manifestar que otro de los cometarios que se escuchan al interior de Empresas Públicas es el interés que tiene el alcalde de entregar a contratistas chinos la culminación de Hidroituango, proyecto por el que Quintero solicitó a los constructores de la obra una conciliación por $9.9 billones de pesos: el florero de Llorente…

Es incierto lo que pasará en los próximos días. Hoy no se sabe qué junta directiva se nombrará, tampoco si la gerencia de EPM y el alcalde continuarán adelante con la intención de recuperar las pérdidas generadas en Hidroituango, y si en octubre, tanto Rendón como Quintero radicarán nuevamente el proyecto de transformación y cambio de razón social de EPM…

Lo claro, es que más de un sector de Medellín, ciudadanos preocupados, liderados por los empresarios pondrán a rodar a partir del 2 de enero de 2021 la revocatoria del mandato contra Quintero que no sabemos si prosperará o no, pero, a fin de cuentas, un asunto que filará al mandatario y sus seguidores en permanente defensa, hecho que dejará en el olvido que Medellín se convierta en el valle del software, promesa mayor de su campaña…

Ruben Benjumea

Soy periodista por vicio y bloguero por pasión y necesidad. Estamos fortaleciendo otra forma de hacer periodismo independiente, sin mucha censura, con miedo a las balas perdidas, pero sin cobardía.