PARA ALQUILAR BALCÓN

El rumbo que ha tomado la disputa entre el gobierno de Quintero, el ambivalente, y el poderoso Grupo Empresarial Antioqueño, GEA, está como para alquilar balcón.

Ahora ha empezado una disputa por mostrar cuál administración puede ser mejor en cuanto al manejo de la gigante pública de Medellín, si la anterior, que según ella dejó a EPM en el mejor de los paraísos, o la actual, que puso a temblar a la ciudad en general por la supuesta ingobernabilidad de la gran empresa paisa.

El exvicepresidente Germán Vargas Lleras, que aún no ha podido reponerse del golpe acertado en las anteriores elecciones presidenciales, en las que hasta su misma cohorte se le volteó, publicó una columna en la que hacía preguntas incómodas sobre el manejo que en la administración de Fico se había hecho de EPM.

¡Vaya molestia! Fico, que salió del closet sin sonrojarse, demostrándose ahora como un fiel áulico del Ex (presidente y senador), intentó responder los cuestionamientos del gran chamuscado, pero lo único que hizo fue dejar en evidencia los erróneos manejos que la administración anterior (yo diría las anteriores, incluyendo la de Gaviria, Fajardo –sobretodo ésta-, y la de Salazar), hicieron de la Empresa.

No podemos concentrar las dificultades sólo en el desacierto de la Hidroeléctrica de Ituango, que es mayúsculo, hay que recordar aguas de Antofagasta y el parque eólico Cururos en Chile, la represa de Bonyic en Panamá, así mismo bastante se demoraron en empezar a producir resultados positivos las inversiones hechas en México y en Guatemala, inversiones en las que parece tendrá que empezarse con un proceso de recambio de la infraestructura, con lo que los positivos empiezan a tornarse rojos.

La defensa que Fico hizo causó hilaridad entre quienes la conocieron, a tal punto fue el nuevo aporte a la pelea local del exalcalde de Medellín que esta vez metió en la ensaladera a Petro, por la izquierda a Vargas por la derecha y al ambivalente, supongo que, por el resto, es decir por los godos, los liberales y por su puesto los del tomate. (No olvidar el queso).

Igualmente, con un poco más de altura salieron los renunciantes exmiembros de Junta Directiva de EPM, representantes varios de ellos del empresariado antioqueño, a publicar los excelentes resultados de la gestión de la anterior administración. Por su parte, Quintero respondió con el apoyo brindado por la Junta entrante de EPM, al intento de recuperar varios billoncitos de pesos perdidos por, según él, culpa de los contratistas entre los que se cuentan empresas del conglomerado antioqueño.

La aparente buena salud financiera de EPM no se debe en absoluto a los negocios hechos en el exterior por las anteriores administraciones, que convirtieron a la Empresa en una escuela (de conducción) y de dudosos resultados, para los pichones de negociantes, pues realmente las inversiones fuera de Colombia, anunciadas con bombos y platillos dejan mucho qué desear.

Por fuera mansita, pero en la casa un tigre, así se comporta EPM al interior del país con costos bastante altos de los servicios ofertados por ella, a tal punto la desconsideración que ni siquiera en pandemia la Empresa mostró una verdadera proyección social y como uno de los más desconsiderados privados, generó un “aporte voluntario”, sumado a la factura, algo así como las “goticas del Éxito” ¡Bondadosos!

Adolfo Ospina

Licenciado en Educación Español y Literatura de U de A, apareció hace unos 4 años a este proyecto. Especialista en pedagogía de la lengua escrita de la Universidad Santo Tomás, Ambientalista y defensor de los derechos de los animales, peor que Vallejo.