CERRADAS Y PARITARIAS

El desprestigio, la alta desfavorabilidad que sobrepasa en Colombia el 82% y el continuo desgaste de la clase política, generaron que varios congresistas propusieran una nueva reforma política que fue aprobada esta semana en la Comisión Primera de la Cámara de Representantes.

Dicha Comisión de la Cámara baja aprobó el proyecto que contiene las listas paritarias, las listas cerradas y la intención de promover mayor democracia interna entre los partidos, que se convirtieron en un simple requisito, sin cumplimiento de postulados e ideario…

La idea, dicen varios de los congresistas es eliminar definitivamente el voto preferente desde las elecciones de 2023, es decir de las próximas territoriales, con el fin de migrar a las listas cerradas para garantizar transparencia y coherencia ideológica en los partidos. Además, expusieron, se introdujo las listas paritarias y alternadas por género para que no sólo haya más mujeres candidatas, sino más mujeres electas.

La nueva reforma política aprobada en comisión pretende, además, que las regiones más apartadas del país tengan más representación en el Senado de la República.

Regiones como el Guainía, Caquetá y Amazonas, deben tener curules en el Senado, que se elegirían democráticamente no generan un costo fiscal sustancial, debido a que entrarían a reemplazar las 10 curules de las Farc que terminan en el 2026, expresó un congresista. El proyecto de reforma política pasó a segundo debate en la plenaria de la Cámara de Representantes.

Ruben Benjumea

Soy periodista por vicio y bloguero por pasión y necesidad. Estamos fortaleciendo otra forma de hacer periodismo independiente, sin mucha censura, con miedo a las balas perdidas, pero sin cobardía.