POR COHECHO…

POR COHECHO…

Esteban Ramos, el otro hijo del exgobernador de Antioquia Luis Alfredo Ramos Botero acaba de ser imputado por parte de la Fiscalía General de la Nación por el delito de cohecho (dar y ofrecer) al comprar un tiquete de avión al fiscal tercero delegado del Grupo de Falsos Testigos, José Ignacio Umbarila para que viajara de Pereira a Medellín con el propósito de que acudiera a una audiencia que no se realizó.

De acuerdo con la conversación que puntodevistardb.com sostuvo con el imputado, emputado, el abogado penal del caso que afrontó el exgobernador lo llamó telefónicamente para informarle que el fiscal Umbarila no llegaría a la capital de Antioquia debido a que los vuelos de la tarde Pereira – Bogotá estaban agotados por lo que no alcanzaría a “volar” desde Bogotá a Medellín en la mañana siguiente 2 de noviembre de 2016.

La idea, dijo Ramos Maya, fue comprarle el trayecto Pereira – Medellín para evitar cancelar la audiencia en la que su papá, el exgobernador Ramos Botero, actuaría como víctima contra un falso testigo.

Esteban compró un tiquete por $134.000 (ciento treinta y cuatro mil pesos) con la tarjeta débito de su esposa Alejandra González, quien también se encuentra involucrada como cómplice en el mismo caso.

Con respecto a los cuestionamientos del ente investigador, Ramos Maya añadió que: “no he cometido delito alguno, no he aceptado lo que se me imputa, originado en una compulsa de copias del fallo que profirió la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia en favor del parlamentario Iván Cepeda y en contra del expresidente Álvaro Uribe Vélez”.

Según la Fiscalía, el propósito de la compra del tiquete era que el funcionario asistiera a la audiencia de verificación de preacuerdo que se adelantaba con Juan Carlos Araiza y quien declararía a favor de su padre.

Deja un comentario