TRIBUTOS Y SUBSIDIOS

TRIBUTOS Y SUBSIDIOS

La propuesta de reforma tributaria ha dado para todo: el triple Ex volvió con toda la energía a aparecer como el salvador, incluso hasta lobby hizo con el expresidente Gaviria para buscar el apoyo a la tan cuestionada propuesta; Vargas Lleras se fundió en un caluroso abrazo con su independentista amigo Char y todos, absolutamente todos, ahora tienen ideas progresistas y se acercan más al socialismo del siglo XXI que a la ultraderecha uribista que los tiene en el poder.

Gremios y políticos coinciden en que es supremamente osado y hasta tozudo proponer una reforma tributaria en plena pandemia. Ese despropósito sólo se le ocurre al presidente presentador.

Las opiniones con relación a la propuesta varían de extremo a extremo: que deben tributar estos, que aquellos, que mejor las personas naturales, que mejor las jurídicas y a la oposición no le sirve nada y salen con su propio costal de candidatos a clavar con la reforma.

Pero en lo que todos parecen una sola voz verdadera es en que tanto la corrupción como la evasión no permitirán que este país salga adelante. Y en el universo plural de voces de expertos y empíricos aparece un Senador que tímidamente plantea que además de esos males enconados en nuestra sociedad, hay un factor adicional al que hay que ponerle atención: el Estado asistencialista que se desarrolla en el país no es viable y no será viable por más reformas tributarias que se adelanten.

Según el Senador Liberal hay un mal diseño del Estado proteccionista aplicado en el país pues tiene como finalidad enterrar en la pobreza al pobre, darle migajas con las que perpetuarán su condición y así (quizás él no lo haga) tener amarrados los votos con qué ser elegidos los mismo de siempre.

No está lejos de la realidad, el asistencialismo colombiano ha generado en muchos un pensamiento méndigo, algo así como “es mejor pájaro en mano que cien volando”, el pírrico monto de los subsidios del Estado no alcanza ni siquiera para una alimentación digna, pero para la mayoría de los subsidiados es la única fuente de ingreso económico con que cuentan.

En la actual crisis el gobierno estadounidense generó subsidios al desempleo que superaban los US700, y al mismo tiempo generó salvaguardas y auxilios a las empresas para que mantuvieran y generaran empleos, a tal punto fue exitoso el ejercicio que los subsidios al desempleo empezaron a sobrar por la super oferta laboral, con salarios que superaban el valor del subsidio.

No pasa eso en nuestro país, los auxilios generados a la nómina para mantener los empleos no colmaron las expectativas de los empresarios en su valor y pese a recibirlos se dieron despidos desmedidos, llevando a nuestro país a casi los 20 puntos porcentuales de desempleados al finalizar el primer trimestre del año. Esto ejemplifica el error del modelo asistencialista que se aplica en Colombia.

Parece ser que la realidad del sistema tributario de nuestra nación dista mucho de los que unos y otros dicen, que una reforma tributaria planteada como la propuesta actualmente y como las aprobadas en gobiernos anteriores no son más que simples aumentos de recaudo, pero poco aportan a solventar las reales necesidades de la población y menos a impulsar la economía nacional.

One thought on “TRIBUTOS Y SUBSIDIOS

Deja un comentario