jueves, febrero 22, 2024

Lo último

Noticias relacionadas

PA’ MI GENTE

“Parágrafo. Los Gobernadores, Alcaldes Municipales y/o Distritales, Secretarios, Gerentes y directores de Entidades Descentralizadas del orden Municipal, Departamental o Distrital, dentro de los cuatro (4) meses anteriores a las elecciones, no podrán celebrar convenios interadministrativos para la ejecución de recursos públicos, ni participar, promover y destinar recursos públicos de las entidades a su cargo, como tampoco de las que participen como miembros de sus juntas directivas, en o para reuniones de carácter proselitista en las que participen los candidatos a cargos de elección popular. Tampoco podrán hacerlo cuando participen voceros de los candidatos.” (Art. 38, Ley 996 de 2005. Ley de Garantías).

El anterior es el “articulito” que pretende el presidente de la República en compañía del Congreso suspender transitoriamente, durante 2022, con el fin de reactivar la economía local y nacional.

Como buenos discípulos los miembros de Centro Democrático, el partido del peor presidente de Colombia, con perdón de Pastrana, aprendieron de su mentor y líder natural, a reformar “articulitos” o a realizar “jugaditas” en beneficio propio -y del país-.

Lo que evidencia la nueva estrategia de los poderosos, los de siempre, de quienes han ostentado el poder, es el temor a ser desplazados por nuevas fuerzas políticas y sociales y la necesidad de recurrir a cualquier medio para garantizar su permanencia agazapada en los cubiles que históricamente han ocupado.

El gobierno del sepulturero (reclamo derechos de autor), incapaz de administrar el país, busca ahora con esas iniciativas ilegales, arbitrarias, sinvergüenzas, quedar bien con la clase política que lo eligió, zurcir, así sea de manera burda, el desastre de herencia que está dejando, garantizarle a los de siempre, ahí está la gran mayoría, recursos para financiarse en la elecciones 2022, bien lo dijo el triple Ex: “ojo con el 2022”.

De la peor calaña resultó el sepulturero, quien a propósito de la reforma a la ley de garantías había expresado su oposición siendo senador de la República, incluso contradiciendo su argumento actual: “ya no hay reelección presidencial”.

Este tipo de medidas generarán aún más descontento popular, de hecho, ya varios de los gremios económicos se han manifestado en contra de la iniciativa y han planteado lo inconveniente de ella.

La hoguera está prendida y el gobierno y el Congreso se empecinan en no dejarla apagar arrojándole más combustible.

Artículo anterior
Artículo siguiente
Adolfo Ospina
Licenciado en Educación Español y Literatura de U de A, apareció hace unos 4 años a este proyecto. Especialista en pedagogía de la lengua escrita de la Universidad Santo Tomás, Ambientalista y defensor de los derechos de los animales, peor que Vallejo.