EL CANDIDATO DE LA 93

EL CANDIDATO DE LA 93

Si el aspirante presidencial Juan Carlos Echeverri saca 3 votos en las próximas elecciones descubren que tiene moza.

Qué mejor oportunidad para encontrarme para echar chachara con mis comadres: Vicky, Marga y Karla que una rueda de prensa con un político.

Desde la semana anterior me enviaron una invitación a una rueda de prensa en la que el aspirante, el exministro de hacienda Echeverry Garzón, expondría las propuestas más importantes de su campaña con las que pretende conquistar al electorado paisa.

En un hotelito modesto, ubicado en inmediaciones de la 70 con San Juan fue el punto de encuentro. Iba entusiasmado y con ganas de conocer a esa estampa de hombre por el que más de una mujer suspira, pero que desafortunadamente no pasa en las encuestas de intención de voto del 0,06%.

Llegué al sitio que no dejó buena impresión, inmediatamente me acerqué a la entrada del hostalcito para evitar ser víctima de los amigos de lo ajeno.

Me paré ahí y sólo vi al portero, un señor no muy bien vestido, casi dormido en la puerta de ingreso, no había llegado nadie.

En ese momento llegaron dos colegas más y nos pusimos a echar cuento sobre los concejales de Centro Democrático que se salieron del corral de Uribe, posibilitando que el alcalde Quintero lograra sostener el control de la coalición oficialista de la corporación.

Minutos más tarde nos percatamos que celador de camiseta polo violeta, un viejo pantalón gris bastante desgastado con “pisa huevos” de cuero era nada más y nada menos que el candidato de “La Coalición de la Experiencia”.

Hola mi doc, le dije inmediatamente. Qué hace ahí tan abandonadito, advertí.

Se hizo el güevón y me mostró la marca de la camiseta en la que tenía bordado el nombre de Echeverri. Se levantó, saludo con puñito y agregó:

– Estoy acá en una llamada, se sentó y no dijo nada más…

Cinco gatos para ese momento habíamos llegado, cinco reporteros nos hicimos al lado a ver que movimiento se presentaba, pero en vista que el candidato del parque de la 93 en el norte de Bogotá no se mosqueaba, me monté en mi carrito para abandonar el sitio…

Deja un comentario