¿PRUEBA SUPERADA?

¿PRUEBA SUPERADA?

Daniel Quintero Calle dijo en medios que estábamos muy pronto a dejar de usar el tapabocas en espacios abiertos en la ciudad pues la vacunación ha avanzado a pasos acelerados y gran parte de la población ya ha sido inoculada incluso con las dos dosis, según él, hasta hay ya -medellinitas- con tres dosis.

No mucho después de las optimistas declaraciones del Alcalde, el doctor Fernando Ruiz, Ministro de Salud de Colombia, de lo menos peorcito del gabinete del sepulturero (reclamo derechos de autor), hizo un llamado de atención al líder del “atomatado pinturismo”, insistiendo que a pesar de los buenos resultados que muestran los estudios que a diario se realizan entorno al covid, todavía no ha llegado el momento de tal maravilla y citó como ejemplo lo que ocurre en la “Unión Soviética” de la “Cabal” y algunas particularidades que se están estudiando en ciertas regiones españolas.

La verdad saltó no mucho después, cuando seguramente los opositores de la gestión de Quintero denunciaron que el motivo de las declaraciones era que Daniel había aprobado un no despreciable número de eventos masivos en la ciudad para los meses de noviembre y diciembre.

No se puede desconocer que si algún sector se ha visto golpeado por las condiciones de los últimos 20 meses ha sido el de la promoción de eventos y espectáculos y el sector cultural, con el lastre de que por las condiciones del mismo sector, los subsidios que ha brindado el Estado no los ha cobijado significativamente, pero de ahí a que nos abramos de manera total a conciertos, fiestas y espectáculos en general sin tener en cuenta las más mínimas condiciones de bioseguridad hay un trecho muy largo.

Es muy válido y necesario seguir con la apertura de la economía, pero todos debemos tener en cuenta que el virus todavía está vigente, que, pese a los esfuerzos y multimillonarias inversiones de los laboratorios para el desarrollo de las vacunas, todavía distamos de tener una protección que nos permita rebajar los cuidados preventivos a cero, y nuestros líderes deben abanderar la mesura en estos momentos.

Deja un comentario