martes, mayo 21, 2024

Lo último

Noticias relacionadas

NO SABE, NO RESPONDE…

Los porcentajes revelan que a la mayoría de población encuesta no les interesa, ni votarían por ninguno de los aspirantes propuestos para alcaldía de Medellín ni gobernación de Antioquia.

Lea: SE CAYÓ RESTRICCIÓN

La firma encuestadora WAA acreditada ante el Consejo Nacional Electoral, adelantó otra nueva medición de intención de voto para las elecciones de octubre a la alcaldía de Medellín y gobernación de Antioquia.

De acuerdo con las 1.848 encuestas, el exalcalde y excandidato presidencial Fico Gutiérrez, alcanzó una favorabilidad del 28,5 % porcentaje que tiene razón de ser.

Fico obtuvo en las pasadas elecciones presidenciales un poquito más de 600 mil votos en Medellín, sí de esos sufragios es capaz de sostener por lo menos el 50%, es decir, 300 mil votos, con un poquito de campaña y presupuesto, podría asegurarse la delantera.

Aunque 23,3% de los consultados repartidos en el voto en blanco con 9,2% y los que no votar por ninguno de los candidatos de la encuesta con el 14,1%; en el segundo, o, mejor, en el tercer lugar quedó el profesor Gilberto Tobón Sanín.

El influenciador, abogado y vociferador obtuvo el 7,5% luego que en las elecciones para Congreso del año pasado llegara en Medellín a unos 30 mil votos de los más de 170 mil que obtuvo en todo el país sin lograr una curul en el Senado por haberse matriculado en un movimiento de medio pelo que no alcanzó el umbral.

Los otros incluidos en la encuesta fueron Rodolfo Correa 7,3%; Lucas Cañas 6,5%; Liliana Rendón 5,6%; el pinturista Juan Carlos Upegui 5,1%; Alfredito Ramos 4,0%; María Paula Aguinaga 3,0%; Keratino Corredor 1,9%, Andree Uribe 1,6% y Ana Cristina Moreno 1,4%.

Otros que midieron, entre algunos que no han dicho ni mu sobre la mera intención de aspirar a la alcaldía son Jorge Londoño, Federico Hoyos, Carlos Mario Estrada, Simón Molina y Juan Camilo Restrepo, los dos últimos ya dijeron que le apuestan al reto, se encuentran por debajo del 1,0%.

Ahora bien, en la encuesta preguntaron, además, por los aspirantes allegados al quinterismo. Los resultados revelan que la opinión publica está mirando para otro lado porque nada que pegan sus nombres.

Juan Carlos Upegui logró 5,5%; mientras María Paulina Aguinaga que se separó de Centro Democrático y tampoco se considera de Quintero obtuvo el 3,8%. Keratino Corredor apenas llega al 2,3% y eso que ha metido plata, por lo menos eso dice su papá. Andree Uribe nada que despega, se fue de Independientes, la asesora Amaury Chamorro quien le habla al oído a Petro, sólo alcanza el 1,7%.

Ojo, en esta encuesta pasó lo mismo que en la contratada por el Movimiento Independientes al Centro Nacional de Consultoría. Como en la del CNC, en la de WAA, el 86,7% dijo que no votaría por ninguno de esos gatos.

Lea: SUSPENDIDO ALCALDE DE AMAGÁ

Ahora bien, sobre la intención de voto para la gobernación de Antioquia en Medellín los resultados son bastante dicientes si se tiene en cuenta que en la ciudad región, incluidos los demás municipios del Área Metropolitana es donde se concentra el mayor número de votantes del todo departamento.

En ese sentido el 38,5% porcentaje alto, se encuentra repartido entre el 20,6% que no votaría por ninguno de los nombres propuestos y el 17,9% que alcanza el voto en blanco.

Así las cosas, en el segundo lugar quedó Luis Pérez con el 28,7%; seguido por Mauricio Tobón con el 9,7% y Esteban Restrepo con un 9,1%; empate técnico.

El perdido Eugenio Prieto alcanzó el 2,9%, mientras que el muchacho de Aníbal, el exsecretario Luis Fernando Suárez obtuvo 2,7% porcentaje muy bajo si se tiene en cuenta que tiene el poder del establecimiento departamental a su favor.

El uribista pero ya por firmas Andrés Julián Rendón que llegó al 2,5%; Julián Bedoya al 1,9% y Juan Diego Gómez al 1,4% todavía no se ven. Andan haciendo de las suyas para subir porcentajes así sea a punta de azúcar…

Lea: CARGOS CONTRA HOSPITAL DE ABEJORRAL

Ruben Benjumea
Soy periodista por vicio y bloguero por pasión y necesidad. Estamos fortaleciendo otra forma de hacer periodismo independiente, sin mucha censura, con miedo a las balas perdidas, pero sin cobardía.