domingo, julio 21, 2024

Lo último

Noticias relacionadas

¿POR QUÉ PERDIÓ LUIS PÉREZ GUTIERREZ?

Por: DIEGO CALLE PÉREZ.

Profesor
Universidad Nacional de Colombia
Sede Medellín.

EN palabras del columnista Sergio de la Torre, periódico El Mundo Medellín, los historiadores miran de lejos al recontar el acontecer pasado, a la simpatía o antipatía que despierta en ellos el personaje. Si se analiza lo ocurrido en los últimos meses de la campaña de todos con Luis Pérez es posible detectar los errores de su aval, una campaña difamadora y una publicidad mal sugerida por los errores y torpezas de los asesores por mostrar una imagen no real, conllevan a la derrota del exalcalde.

BUSCANDO AVAL: Luis Pérez perdió por no consolidar su apoyo en el liberalismo. Acudió al sistema de firmas y nunca se le vio en el bus recogiendo firmas y las mismas no soportaron la votación final. Aunque los concejales actuantes y los candidatos al concejo se filaron a las ordenes del exalcalde Pérez, se torno en una campaña llena de rumores sobre acuerdos burocráticos más que programáticos, así como de una alta inconformidad de los jefes políticos de los movimientos o partidos caso concreto Equipo Colombia, Partido Conservador, Colombia Viva, quienes le dieron libertad a sus concejales de agruparse donde mejor les conviniera, fue el ejemplo de María Mercedes Mateos y Luis Fernando Pino, Gabriel Jaime Urrego, Diego Arango, lo que en muchos casos se calificara de actitud sobradora e incluso arrogante tanto de concejales como del mismo exalcalde.

CAMPAÑA DIFAMADORA:

la cantidad de correos que se emitían contra el candidato Pérez Gutiérrez fueron agresivos, llegaban hasta insultantes y groseros, con una morbosidad exagerada en la persona del exalcalde. Ni que decir de las columnas de Héctor Abad Faciolince en la revista SEMANA y las de Pascual Gaviria en el periódico el COLOMBIANO. Adicionalmente a los comentarios radiales de Héctor Rincón en Caracol radio, aprovechándose de la gran franja horario de la Luciérnaga. Las propuestas de los segundos pisos, fue algo que le mermo sustancialmente apoyo a los electores del exalcalde, el tufillo arrogante de Pérez al decir que los que quisieran seguir dando limosna y saludando a todo el que pasara por los semáforos siguiera transitando por las incomodas calles de siempre.

Luis Pérez No renovó sus cuadros directivos de campaña, ni tampoco se dejo asesorar de personas académicas que refrescaran su antigua labor docente, prefirió presentarse como un gran inversionista de la ciudad de Medellín. Para llegar a la campaña de Luis Pérez se debía aportar en desayunos o comidas de cinco millones de pesos por invitado. Para la campaña de Alonso solo se llegaba con la buena voluntad de colocar un afiche en la ventana de la casa o de la tienda de la esquina y era bienvenido. Pérez no cautivó al electorado ni generó valor agregado, lo que podríamos explicar porque se desgastó progresivamente al lado de los mismos colaboradores de siempre. Mientras que Pérez no atendió a sus bases fundamentales, Alonso y Rico fortalecían sus electores. En menos de una semana el candidato Pérez pasó de ser el preferido en las encuestas hasta el día del conteo final. En muchas cosas el pez muere por la boca. Hablo más de lo que se podría acertar en temas sensibles que capitalizaron Fajardo y Alonso.

LA PUBLICIDAD:

La foto con los ojos de color verde azulado le dieron una imagen no real. Utilizar ropa tan formal como la del everfit y hacer ruedas de prensa para explicarle a los medios radiales independientes lo que no podía explicar en los debates dejaron un vació enorme a los más fieles electores. La cortina utilizada en los últimos meses de campaña, en donde se escuchaba la voz del Presidente Uribe, le hacia el reconocimiento de la pacificación de la Comuna 13, se contradecía con las palabras de Juanes y Lina Moreno de Uribe en beneficio de Alonso. Mientras la de Uribe mostraba la imagen negativa de la ciudad. La otra mostraba la imagen de la ciudad pacificada que debía continuar en paz y armonía. No asistir a debates en los canales Telemedellín y Teleantioquia lo mostraron como un candidato sobrado de lote, arrogante y prepotente. Cosa que los electores castigaron el día de las elecciones.
Ruben Benjumea
Soy periodista por vicio y bloguero por pasión y necesidad. Estamos fortaleciendo otra forma de hacer periodismo independiente, sin mucha censura, con miedo a las balas perdidas, pero sin cobardía.