domingo, julio 21, 2024

Lo último

Noticias relacionadas

PIEDAD ESTA DE SALIDA

Mientras Don Raúl Reyes contestada los reclamos de los colombianos por el mal estado de salud de los secuestrados explicando que los “retenidos” no están de turismo ecológico, la simpatizante de las Farc, la senadora Piedad Córdoba, calificaba de “Marcha del Odio” la protesta multitudinaria en contra de este grupo terrorista del pasado 4 de febrero, que reunió tanta gente como ningún partido político en la historia del país lo ha hecho.

Con el espectáculo para la entrega de los secuestrados muchos entendíamos la posición de la senadora antioqueña. Pensábamos que simplemente estaba trabajando con Hugo Rafael, con el fin de que los maltratos físicos y psicológicos de los secuestrados terminarán lo más pronto posible.


Sin embargo, la arrogante actitud de Piedad, sus declaraciones, su postura sobreactuada aprobando toda cuanta sandez manifiesta Hugo Rafael en contra de nuestro país y su defensa soterrada y disimulada de las acciones de la guerrilla, demuestra claramente el contubernio que existe entre estos dos personajes.

Con el ambiente tan polarizado en nuestro país son muchas las voces de rechazo en contra de Piedad. Solo basta preguntarle al tendero de la esquina por la senadora para que sin pensarlo le recuerden la madrecita a doña Piedad.

Es más, muchos dicen que su carrera política en Colombia terminó y que es mejor que vaya solicitando la residencia en la hermana República Bolivariana de Venezuela para que de una vez por todas ponga el huevo en el país vecino.

Los insultos y broncas callejeras que se ha ganado Piedad Córdoba Ruiz no son gratuitos. No sabemos si es ingenuidad, pero a la parlamentaria se le olvidó como es nuestra idiosincrasia. Los colombianos somos pasionales, de amores y desamores, para que de buenas a primeras la senadora se extrañe por los madrazos ganados.

Los colombianos apoyamos la gestión de Piedad en el sentido de posibilitar un intercambio humanitario o canje. Apoyamos su intención de trabajar por la liberación de los secuestrados por parte de los hampones de las Farc que no son Ejército del Pueblo, pero no admitimos su actitud sobradora apoyando siempre los ataques de esquizofrenia de Chávez.

En camino largo hay desquite dicen en la calle. La senadora Piedad Córdoba debe pensar muy bien si propone su nombre nuevamente, con el fin de participar en los comicios electorales que se avecinan al Congreso de la República. Votos son los que ha perdido. Existe inconformidad en el electorado por su posición arrogante.

La senadora pagará con votos haber descalificado entre otras cosas la marcha del 4 de febrero. Piedad esta de salida en Colombia, pero de entrada en Venezuela. Dios ampare a nuestro país hermano.

Ñapa:

Encontre este graffiti en la calle: «La única Piedad que tiene las Farc; es Córdoba»
Artículo anterior
Artículo siguiente
Ruben Benjumea
Soy periodista por vicio y bloguero por pasión y necesidad. Estamos fortaleciendo otra forma de hacer periodismo independiente, sin mucha censura, con miedo a las balas perdidas, pero sin cobardía.