sábado, julio 20, 2024

Lo último

Noticias relacionadas

TIRO AL BLANCO N° 162

La sacaron barata los muchachos integrantes de la Corporación Libertad y Democracia que dieron a conocer el primer informe de la estrategia “Concejo Visible”, durante la invitación que hiciera la corporación, con el fin de exponer los resultados del estudio.
Al primer informe “Concejo Visible”, le faltaron más detalles para revelar de una manera veraz, el trabajo de cada uno de los 21 concejales, reto y exigencia que deberá tener el segundo informe.
Aunque los concejales de Medellín calificaron de benéfico esta clase de estudios, en plenaria se denunciaron aspectos que ponen el tela de juicio la seriedad de la iniciativa.
Los concejales integrantes de la bancada del Partido Verde, Jefferson Miranda, Jaime Cuartas y Miguel Andrés Quintero, manifestaron su desconfianza por la manera en la que se construyó el documento, puesto que sindican al director de Teleantioquia Noticias, Juan Pablo Barrientos de haber metido la mano, y además, haber presionado para obtener una copia antes de conocerse de manera pública el documento.
El también excandidato al concejo, Juan Pablo Barrientos, dicen los Verdes, detesta a los cabildantes de esta bancada, puesto que durante su campaña por esta colectividad, obtuvo quemaduras de tercer grado; y además, alias “El Marranito”, con su nadadito de perro le ganó la curul.
Como si fuera poco, la Universidad Pontificia Bolivariana y el hoy “antifajaralonsista” Diego Corrales, desestimaron su participación en la construcción del documento, lo que resta aún más, la buenas intenciones del proyecto, sin contar que el politólogo Jaime Alberto Carrión pasó de agache.

Sin embargo, puede concluirse algo pese a la “buñuelada”, los que se equivocan es porque están haciendo algo, y en tal sentido, esperaremos el segundo informe “Concejo Visible”, debido a que esta clase de veedurías a servidores públicos, son muy importantes…

Las empresas antioqueñas más tradicionales, creadas inicialmente como famiempresas con el sudor de la frente de la arriería y la pujanza regional, no se salvan de las diferencias internas, en las que se escudan algunos de sus subalternos por el afán de protagonismo para escalar en el organigrama corporativo.
El periódico El Colombiano, no se escapa de esas intrigas internas que por más de 100 años se vienen cocinando en las entrañas más íntimas del primer periódico conservador de Antioquia.
El zafarrancho empezó a filtrarse por los mismos empleados del periódico que avizoran cambios en la estructura administrativa, directiva, gerencial y periodística, debido a las inocultables disputas entre los propietarios de la casa editorial, las familias, Gómez Martínez y Hernández.
Desde el año pasado, la Directora de El Colombiano, Ana Mercedes Gómez Martínez, viene cantaleteando su retiro, y es obvio, que lo quiere hacer como se debe, por la puerta grande, con homenajes, menciones, tributos y oportunas lisonjas de terceros que le confirmen lo buena persona que es, para disfrutar del buen retiro, después de un trabajo bien hecho que puso al periodismo local en beneficio del glorioso Partido Conservador y de Uribe.
Por esa circunstancia, se empezó a buscar con detenimiento su reemplazo que deberá ser integrante de la familia. Para nadie es un secreto, que los propietarios del periódico dividieron de manera sabia la administración del negocio. Los Gómez Martínez se encargan de la dirección periodística y los Hernández de la gerencia, de lo comercial y publicitario.
Comentan en el periódico de la Ayurá, que la salida en andas de Ana Mercedes se está vinagrando por las últimas decisiones que tienen incómodos a más de uno, y no me refiero a los empleados rasos, esos trabajan por el jornal. Me refiero a los cargos altos, a los que deciden en la empresa.

Hasta el momento, en el gremio periodístico de Antioquia, no se conocen más familiares de los Gómez Martínez que hayan ejercido el periodismo. Sólo hay referencias de la misma Ana Mercedes en la dirección de El Colombiano, y su hermano Don Juan Pablo María, ex gobernador y ex alcalde, quien intenta redactar columnas de opinión.

Esa falta de redactores en el árbol genealógico de esta familia, llevó a que los Gómez Martínez cometieran otra de todas las equivocaciones de los últimos días: perfilar a la sobrina, la diseñadora gráfica y publicista, Marta Ortiz como directora del periódico, a partir de la salida de su tía.
La designación de Marta Ortiz, a quien sindican de gritona y esquizofrénica, tiene voces a favor y en contra. Los Hernández y especialmente en mercadeo, ven en la publicista la posibilidad de comercializar mucho más y de realizar campañas para la venta de servicios, con el fin de recuperar los lectores perdidos, especialmente por suscripciones. Los Gómez Martínez, en cambio, se dividieron, debido a que la sobrina está volando sola y con ínfulas de jefa, como le aprendió a su maestro el ex editor “De Buena Fuente” Luis Fernando Quijano, quien en algún momento quiso hacerle el cajón a la propia Ana Mercedes.
La salida de Ana Mercedes Gómez Martínez del periódico El Colombiano es inminente. Tanto es el malestar, que están moviendo fichas para cambiar los integrantes de la junta directiva, con el fin de apresurar su retiro.
A la señora, le quieren cobrar varias cuentas. Una es el nombramiento del periodista radial Germán Manga como Macro Editor, cuota del ultraconservador Fabio Valencia Cossio. Manga es, en otras palabras, el segundo al mando, en quien recae la responsabilidad de cada edición del periódico.
Otra de las facturas que cobran, es el hecho de haber patrocinado desde la dirección, el fundamentalismo uribista, sin ninguna clase de autocontrol, aspecto que ha generado malestares en el interior de la empresa.
También, quieren responsabilizar a la tía, de la llegada de su sobrina Marta Ortiz y del nuevo diseño del periódico como parte de la celebración de los 100 de fundación. Por un lado, Marta Ortiz, alias “Malala”, quiere hacer todo, inclusive algunas funciones de mercadeo, y por el otro, desde el área comercial se escuchan voces de insatisfacción puesto que tanto diseño para el nuevo formato no ha incrementado las ventas.
Otra de las críticas que hacen varios de los empleados de El Colombiano, es que los contenidos siguen siendo los mismos desde hace 100 años, con la misma redacción y estilo, y peor aún, con la misma tendencia ideológica y defensa de la religión católica, que necesita urgente una fuerte reingeniería para hacer que la cosa se vea distinta; porque sino: “aunque la mona se vista de seda, mona se queda”…
Por la violencia, el desplazamiento forzado, los “paras”, la guerrilla, las bacrim, la pobreza, por mala suerte, a Medellín llegan miles de personas con deseos de cambiar de vida y de un futuro mejor.
Familias de escasos recursos, invaden terrenos privados, se instalan en zonas de alto riesgo y en lotes baldíos, debido a que es la única posibilidad de tener un lugar para ubicar a su familia.
Más de 20 mil familias pobres están en esas condiciones, sin que el Estado, el Gobierno puedan hacer nada. Por un lado, la ley no permite donaciones para evitar detrimentos patrimoniales, por otro, tiene que salvaguardar la vida de esas personas que se ubican en zonas de alto riesgo. Tiene que sacarlas a la brava. ¡Qué sánduche!
El desalojo que la Policía, la Secretaría de Gobierno y la Personaría de Medellín, lideraron en el sector conocido como La Cruz, nos hizo sentir a todos una mala sensación. Lo mismo sentimos en Vallejuelos, La Mano de Dios y Bicentenario… todos sentimos impotencia.
“CIUDADANO PROMEDIO”

La clase política ortodoxa en Antioquia es inteligente, sagaz, avispada, marrullera y encantadora, pero en comparación con el clan fajardista se quedó corta a la hora de aplicar las estrategias para el obligatorio lavado de cerebro que necesita el “ciudadano promedio”, quien representa la mayoría que sale a botar su voto, especialmente en elecciones de alcaldes y gobernadores.

Los integrantes de la tradicional clase política en Antioquia, tienen que reinventar la manera de conseguir votos, hay que buscar otras estrategias. Hoy, el “ciudadano promedio” rechaza, independiente de lo que piense, (porque no sabe lo que piensa); cualquier actividad escandalosa, debido a que son mal vistas actividades como pagar cuentas de servicios a pobres, pedir cuotas de concusión y porcentajes a contratistas. Esos vicios, aunque se practican siempre, tienen que ser rechazados  públicamente por el nuevo político, así sea mentiras. Eso le gusta al “ciudadano promedio”.
Otros dos aspectos que debe tenerse en cuenta son la planeación y el método de la estrategia. El político tradicional tiene una plantilla vieja para hacer campaña totalmente obsoleta que no funciona. Los políticos de planeación y metodología no saben absolutamente nada y son profesionales de la improvisación, total error.

Es tiempo que la vieja clase política se renueve en personal, ideas y estrategia. El problema es que los políticos jóvenes, están adquiriendo los mismos vicios y prácticas de sus antecesores, la renovación es poca.

Con motivo de otra reunión secreta del “Club Bilderberg” que se realizó en Chantilly, Virginia, cerca de Washington, Estados Unidos; es necesario traer a colación las historias de Daniel Estulin, sobre esta logia propietaria del mundo, que se gasta entre 35 mil y 40 mil millones de pesos en cada encuentro.
El texto: “La Verdadera Historia del Club Bilderberg”, es una cátedra para políticos, sobre cómo moverse y con quién negociar a la hora de engolosinarse con el poder. En Medellín, no tenemos “Club Bilderberg”, tenemos el “GEA”, El Grupo Empresarial Antioqueño y varios empresarios más que gozan de dinero y ganas de seguir en el poder.

El desconocimiento es atrevido. Estaba convencido que la Monarquía Inglesa del siglo XXI, era más ornamento y el reflejo de la nostalgia del pueblo británico. Todo lo contrario, esa viejita y el resto de su cohorte son dueños del mundo.

Del conclave hacen parte Doña Isabel II de Inglaterra, Doña Beatriz de Holanda, David Rockefeller y el exfuncionario del gobierno gringo Henry Kissinger para evitar mencionar los representantes de los medios de comunicación, también de propiedad del Club, los banqueros, empresarios de la Ford, Unilever, Fiat, Daimler-Chrysler, Xerox, Lafargue, Elf, Shell y BP Amoco.
En el encuentro, al que asisten, sólo con invitación exclusiva, gobernantes, expresidentes, primeros ministros y dueños del poder económico internacional, se hace a puerta cerrada en cualquier parte del mundo, con una alta confidencialidad, garantizada por un grupo de seguridad e inteligencia, dispuesto a “ejecutar” lo que sea, con tal de evitar la filtración de información.

“La Verdadera Historia del Club Bilderberg”, es el texto, que cualquier asesor de imagen, profesional del marketing o político de turno, pero inteligente, debe leerse para lograr la permanencia en el poder.

Los integrantes del Club, no son políticos, son empresarios, que convierten a los políticos en sus lavaperros, con el fin de utilizarlos y hacer cumplir sus intereses a través de ellos. Bill Clinton fue presidente de Estados Unidos por el Club, Nixon dejó de ser presidente por el Club y Margaret Thatcher fue y dejó de ser Primera Ministra del Reino Unido por el Club. Ambos fueron sacados del escenario político y por la puerta de atrás por desobedientes.
El Club Bilderberg, inventa, diseña, ordena y ejecuta todas las políticas económicas mundiales, que los presidentes de los países desarrollados cumplen al pie de la letra, porque de lo contrario, se verían en problemas con el poder.

La estrategia de los integrantes del Club Bilderberg, es clara, sencilla, pero de largo aliento, debido a que sus grandes objetivos se ejecutan en el tiempo, no a corto plazo, como piensan los políticos de turno.

El Club, permea tres escenarios básicos para lograr sus propósitos, la educación, la banca y los medios de comunicación. Estos escenarios, la nueva forma de hacer política “Antioquia, la más perfumada”, empezó a intervenirlos.
De acuerdo con los Bilderberg, la educación es la base para lograr sus objetivos, debido a que el sistema permea a la mayoría de la población de un país. Bajar la calidad de la educación, pero haciéndoles creer a los ciudadanos que la están recibiendo de mejor calidad, es la mejor manera de tener controlada a la plebe. ¿Medellín, la más educada?, ¿en qué, dónde?…
Lo otro es que el Club Bilderberg tiene bajo su propiedad la banca mundial y el control del Fondo Monetario Internacional, para lograr que el “ciudadano promedio”, yo, tu, él, se adormezca pagando interminables cuoticas para educación, así sea mala, y como tú lo mereces, la casa, el carro y la finca; sin incluir los viajes de placer pagados con tarjeta de crédito, porque es más fácil. Ahí estas amarrado al sistema, no hay opción.
El tercer escenario de propiedad del Club Bilderberg son los medios de comunicación. La FOX, CBS, NBC, CNN y BBC y sus numerosas franquicias y canales de televisión de entretenimiento tienen objetivos claros. Trasbocar noticias direccionadas y el mayor entretenimiento posible para adormecer el cerebro de sus grandes audiencias, especialmente la norteamericana, la europea, porque la asiática y la latina ya van por ellas.

En Antioquia y Medellín, el manejo de los medios de comunicación estatales es idéntico, son sesgados hasta el cansancio y hay periodistas que se prestan para ello. El fajaralonsismo abuza de la oportunidad que les ofrece Teleantioquia y TeleMedellín.

Los noticieros institucionales y corporativos de ambos canales, son las salas de prensa oficiales de los gobierno de turno. Sus directores de noticias, son escogidos con el más mínimo sigilo para evitar sorpresas, puesto que sólo se les permite publicar noticias buenas del gobierno y noticias malas de la oposición. Esa dictadura informativa, es cotidianamente normal, debido a que todos los gobernantes lo han hecho. Quedan dos opciones para la audiencia, creer o dudar…
El Director de Comfenalco Antioquia, Carlos Mario Estrada Molina, fue el anfitrión en su casa donde presentó a la prensa antioqueña el nuevo equipo de trabajo que lo acompañará en su misión de recuperar las finanzas de la caja de compensación.

Por: Adolfo León Ospina Mejía

Tuve la oportunidad de asistir al concierto de la cantante Lila Downs y su grupo la misteriosa, ¡qué cosa tan bella! Cada uno de los músicos un total experto en su instrumento, me dijo Hugo, un gran amigo, “en eso radica el éxito”, pero sin ninguna duda la cantante, Lila Downs, es excepcional.
El auditorio en sobriedad suma, un juego de luces bellísimo y un sonido inmejorable ambientaba a esta mujer, mexicana ella, hija de una indígena de ese país y un estadounidense. Lila Downs se ha convertido en embajadora del folclor mexicano, que con unas pequeñas variantes es el mismo folclor de toda Latinoamérica, ha llevado por el mundo entero las canciones en homenaje a las mujeres que muelen el maíz, al mezcal, ha levantado su voz de protesta, como vocera de los latinoamericanos en contra de los TLC con potencias y ha hecho reflexiones profundas sobre el papel de la mujer en la sociedad actual, todo en marcado en un respeto profundo por el folclor de su país. Pero estas letras, estas melodías, pasarían desapercibidas si no fuera por la voz “camaleónica” de Down, si no fuera por esa mujer hermosa que coquetea durante el concierto con los músicos y con los espectadores mediante miradas y bailes que llenan el escenario de un aroma de mujer latinoamericana.
Es el mejor concierto que he podido presenciar, Lila Downs canta con todo su cuerpo, las inflexiones de voz generan todo tipo sensaciones en los espectadores que absortos disfrutamos su presentación.
Artículo anterior
Artículo siguiente
Ruben Benjumea
Soy periodista por vicio y bloguero por pasión y necesidad. Estamos fortaleciendo otra forma de hacer periodismo independiente, sin mucha censura, con miedo a las balas perdidas, pero sin cobardía.