sábado, julio 20, 2024

Lo último

Noticias relacionadas

TIRO AL BLANCO N° 170

Los colombianos y más los antioqueños, nos sentimos orgullosos por las preseas de oro, plata y bronce que lograron los deportistas paisas, Mariana Pajón, Carlos Mario Oquendo, Oscar Figueroa, Catherine Ibargüen y Rigoberto Urán, pero también sentimos felicidad por el excelente desempeño de los otros competidores Yuri Alvear, Oscar Muñoz y Jacqueline Renteria, que hicieron quedar muy en alto el nombre de Colombia en los Juegos Olímpicos, Londres 2012.
Así el Gobernador de Antioquia, haya decidido censurar los reinados y concursos de belleza en las Instituciones Educativas Públicas en el departamento por su permanente animadversión contra la estética y vanidad femenina, no puede cohibirnos a los paisas de celebrar el triunfo y el pódium en el que se encuentra la reina de uñas doradas.
Nos imaginamos el gran esfuerzo mental que tuvieron que hacer en el departamento para redactar semejante decreto, gran nimiedad para plasmar el sentimiento y alma de la importante orden. Como estos magos no dan puntada sin dedal, ya tendrán el negocio listo, por lo que no será raro que dentro de poco llegue a Medellín el primer cargamento de burkas proveniente de Afganistán para empiyamar a nuestras vanidosas niñas desde la coronilla hasta los tobillos, con la excusa de que el objetivo de la escuela es únicamente estudiar.
No será raro tampoco que “Optimus Prime”, salga a decir que las preseas que obtuvieron con sudor los deportistas paisas, son el fruto de los presuntos actos de corrupción y al mal intencionado apoyo al deporte que brindó su antecesor Luis Alfredo Ramos, y que además, las intrigas de la rosca paisa son suficiente motivo para que las medallas olímpicas vayan a parar a la próxima versión del famosísimo del “Libro Blanco”.

A propósito del exgobernador Luis Alfredo Ramos, acaba de ungir con su bendición a Monseñor Alejandro Ordoñez, Arzobispo de la Arquidiócesis de la Procuraduría General de la Nación, quien desde hace rato está en campaña para su reelección en el cargo.

El gran perjudicado con esa nueva alianza será el Gobernador Sergio Fajardo por varias razones. El exmandatario Luis Alfredo Ramos, tiene más manejo político en diferentes instituciones en Bogotá, aspecto que le permitirá salir incólume de las investigaciones que afronta en el Ministerio Público. Es más, dicen que las investigaciones en su contra que se adelantan en la Contraloría General de la República, también serán archivadas.
El preocupado deberá ser Fajardo. Asegurada la reelección de “monse”, quien también se babea por figurar como posible Candidato a la Presidencia, se convertirá en la piedra en el zapato del actual gobernador. El Ministerio Público, será el encargado de joderle la vida política a Fajardo, especialmente por sus faltas cometidas en la pasada campaña electoral.

Desde el Área Metropolitana del Valle de Aburrá se filtró desde hace varias semanas la irregularidad en la que posiblemente incurrió el exdirector de esta entidad y Exsecretario de Gobierno de Medellín, Mauricio Faciolince Prada.

Faciolince, fue el responsable de recaudar las cuotas económicas que se les exigió a varios empleados del Área, con el fin de apoyar la campaña a la Gobernación de Antioquia de Sergio Fajardo.
El funcionario o servidor público que incurre en esa falta, tipificada ante la ley como “Delito de Concusión”, recurrente especialmente en jornada electoral y vista por muchos como normal, es sancionado hasta con 8 años de prisión y una multa de unos 50 salarios mínimos mensuales vigentes, sin contar la posible destitución del cargo que ostenta y la inhabilidad para acceder a cargos públicos o de elección popular, por parte de la Procuraduría General de la Nación.
Lo particular del hecho, del que existen muy escondidos los recibos de las cuotas económicas entregadas, y que no revelaron por físico miedo, es que lo haya realizado un fajardista. Nuevamente se demuestra que a esta gente les encanta predicar la ley del embudo, ampliecito para ellos, angostico para los demás.

Cuando se decide participar en el escenario público, se debe tener en cuenta que en la actividad política hay volverse poco escrupuloso, debido a que en muchas ocasiones se deben enfrentar relaciones de todo tipo, con los perros, los gatos y hasta con los ratones.

Qué estaría pensando el Alcalde de Jardín, Álvaro Aníbal Carvajal Ochoa, integrante de las huestes conservadoras del Representante a la Cámara, Germán Blanco y exfuncionario del gobierno de Luis Alfredo Ramos, durante la visita de su eminencia mandatario de Antioquia, Sergio Fajardo a mi tierrita, acompañado de su amiga, la exsenadora y chamuscada candidata a la Alcaldía de Bogotá Gina Parody.
En la fotografía se aprecia que el encuentro fue muy placentero, por no decir excitante entre Gobernador y el Alcalde, quien le observa hipnotizado sus hermosas y perfectas ondulaciones del cabello al mandatario seccional. Fajardo estuvo acompañado de Parody visitando el municipio de Jardín, con el fin de firmar otro pacto para la creación de los Parques Educativos.

Lo que no esperaba el Gobernador Sergio Fajardo con su visita a Jardín era la protesta pacífica liderada por la Mesa Ambiental y la comunidad en general del municipio, que manifiesta nuevamente su desacuerdo por la potencial explotación minera en la región, así sea legal como lo quiere hacer ver el Departamento de Antioquia.

Los amigos del medio ambiente, le recordaron al Gobernador “Más Educado”, que apoyar la minería desde su administración, traería el mismo impacto negativo tanto en lo social como en lo ambiental para un municipio que apenas cambió hace un par de años su vocación de agrícola a turístico.
Los estudiantes de los colegios públicos, diseñaron pancartas y pasacalles para recordarle al matemático que la sumatoria Educación + Minería no deja buenos resultados. Ver Fotos

El Partido Verde en Antioquia posee en la actualidad una estructura política tan blandengue y poco sólida, que es una de las razones por las que varios de sus integrantes se declararon en disidencia, liderada desde la clandestinidad y a puerta cerrada por el Gobernador de Antioquia y acolitada entre otros, por los grandes chamuscados Iván Marulanda, el exalcalde “Lonso Salazar” y uno que otro seudofilántropo sin votos como Claudia López, con el objetivo de cimentar la plataforma de la campaña presidencial de Sergio Fajardo, bajo el remoquete de «Pido la Palabra».

Sin embargo, otros integrantes del Partido Verde como el Concejal Jaime Roberto Cuartas se siente más independiente que nunca, y no observa un proyecto político de largo alcance, por el contrario, lo ve del mismo color: verde. “En la actualidad el Partido Verde es una colcha de retazos, que carece de bases fundamentales para fortalecer la actividad política”, dijo.
Jaime Roberto Cuartas, se siente solo en el trabajo que viene realizando desde el Concejo de Medellín, puesto que carece de directrices serias y sólidas por parte de las directivas del partido. Cuartas, argumenta que se siente muy nuevo, pero tampoco “nuevón”, y reconoce que la bancada a la que pertenece, le hace falta más rigurosidad a la hora de adelantar debates en la corporación.

El Concejal de Medellín por el Partido Verde, Jaime Roberto Cuartas, pertenecía a las huestes fundamentalistas del Excandidato a la Alcaldía por el Partido de la U, Federico Gutiérrez.

Cuartas, empezó con Fico desde la creación del Movimiento Universitarios Haciendo Nación y fue su segundo renglón en el CMJ. Durante el “sui generis” gobierno de “Tutanmamón” en el 2004, Jaime Roberto Cuartas se desempeñó como Subsecretario de Metrojuventud, pero el culebrero Jorge Melguizo, quien hoy está convertido en todo un paria y toca el duro pavimento como cualquier ciudadano de a pie, le hizo hasta lo imposible para aburrirlo. Durante el gobierno del desagradabilísimo “Lonso” Salazar, se desempeñó como Contralor Auxiliar, último cargo que tuvo en un organismo de control fiscal para posteriormente dedicarse a la actividad política.
Como en el Partido de la U lo dejaron “mamando”, Jaime Cuartas, quien quería ser candidato, hizo una pataleta y salió a pedir canoa al Partido Verde, con el fin de conseguir el aval a su candidatura al Concejo de Medellín, con el compromiso de apoyar a Aníbal Gaviria. Fajardo le hizo el favor, de quien está inmensamente agradecido, así en la actualidad no le pase al teléfono.
Jaime Cuartas, es Zootecnista de la Universidad de Antioquia, con un postgrado en Gerencia de la Universidad Pontificia Bolivariana y en Gerencia Social del Banco Interamericano de Desarrollo, BID.

Por: Adolfo León Ospina Mejía
En los últimos años se ha venido dando un cambio en la vocación económica de la ciudad, pasamos de ser una ciudad industrial y empresarial, a una turística y de servicios. Este cambio ha generado un embellecimiento físico de la ciudad, pero un desplazamiento económico-social de la población medellinense. La realidad muestra como gran parte de los habitantes somos ajenos en la ciudad que un día nos vio nacer o nos recibió con los brazos abiertos. Hoy, Medellín no es nuestra, se la han “dado” a los grandes empresarios hoteleros y a empresarios de eventos quienes venden la ciudad cual prostíbulo barato para los extranjeros pero completamente inasequible para los oriundos.
Eventos como Colombiamoda y el concierto de Madona, muestran la gran discriminación socio-económica que se está generando en la ciudad de la eterna primavera, hasta ahí las cosas serían manejables, si se tiene en cuenta que ambos eventos son específicos para un nicho poblacional, pero lo que sucedió con la feria de las flores ya se sale de cualquier posible justificación: los denominados palcos son el extremo de la segregación en una ciudad, donde a razón de la nueva vocación económica los medellinenses del común han visto hasta las calles, públicas ellas en algún tiempo, al servicio de particulares. Sin más, tendremos que decir que el desfile de silleteros fue completamente privatizado, pues uno de los costados de la calle por donde se realizó estaba destinado en su totalidad a los palcos, el espacio quedó cerrado para el resto, la mayoría, de los habitantes de la ciudad, que apeñuscados, se montaban uno sobre los otro para intentar ver un poco del tan importante desfile de silleteros, el desfile del orgullo paisa.
Sea este el momento para que reflexionemos sobre la ciudad que están construyendo sin nuestra participación pero con nuestra aquiescencia y en la que mañana todo será, incluso hasta las calles, privadas.
Artículo anterior
Artículo siguiente
Ruben Benjumea
Soy periodista por vicio y bloguero por pasión y necesidad. Estamos fortaleciendo otra forma de hacer periodismo independiente, sin mucha censura, con miedo a las balas perdidas, pero sin cobardía.