sábado, julio 20, 2024

Lo último

Noticias relacionadas

TIRO AL BLANCO N° 172

El análisis que hiciera hasta el mes de julio la Contraloría Departamental al Canal Regional Teleantioquia, deja mal parada la gestión de su gerente Selene Botero, que de acuerdo con los resultados financieros como administradora es una excelente comunicadora. Ver DESDE CERO
La fama de mala administradora que se ganó en franca lid Selene Botero, no es solamente por estos ochos meses de gerencia en Teleantioquia. Hace más de 12 años, durante la Alcaldía de Juan Gómez, cuando se desempeñó como gerente de TeleMedellín, dejó el canal municipal de televisión en las mismas condiciones con cerca de $5000’000.000 (cinco mil millones de pesos) en pérdidas. Así lo aseguran varios de los exfuncionarios que analizaron los estados financieros del canal en esa época, además, que aseguran que su paso por la gerencia de Señal Colombia, tampoco fue el más brillante.
Lo cierto, es que la Auditoria Express que adelantó la Contraloría General del Departamento de Antioquia al Canal Regional deja mucho que desear: “(…) La administración actual del Canal Regional Teleantioquia ha realizado varias variaciones en la forma de asumir el compromiso misional de la entidad, lo que ha generado cambios en el panorama financiero de la misma (…)”.
Y agrega: “(…) Se observa cambios en las políticas de manejo gerencial de Teleantioquia, las cuales tienen repercusiones relevantes y directas en los indicadores financieros y administrativos que impactan indudablemente en la disminución de los ingresos para la vigencia 2012 (…)”.
La contraloría advierte, también, que: “(…) La disminución de los recursos de la empresa es notoria, así como la presencia de pérdidas operacionales, destacándose el bajo nivel de comercialización del canal. No son claros los análisis previos para la adopción de nuevas políticas de comercialización (…)”. Ver Auditoria Express
Como si fuera poco, la Contraloría General del Departamento de Antioquia a través de la Auditoría Express que adelantó a Teleantioquia, llamó la atención frente a la Orden de Compra Nº12654 realizada el día del periodista, 9 de febrero de 2012 por $191’400.000 (ciento noventa y un millones cuatrocientos mil pesos) con el IVA incluido a nombre de la Empresa que representa la Comunicadora Social – Periodista Ángela Suarez, alias “La Pola”.
Dice el ente de control, que se evidencia la duplicidad de funciones con la gerencia y otros cargos directivos de la entidad, situación que no contribuye a optimizar desde el punto de vista económico los recursos del canal. Ver final Auditoria Express
Habría que preguntarse entonces quién es la que sobra, Selene Botero, Gerente de Teleantioquia o Ángela Suarez, la Asesora, quien ejecuta el objeto del contrato desde la ciudad de Miami, y quien fuera compañera sentimental de «Optimus Prime» cuando vivieron en EEUU, hace varios años. Claro, que eso es otro cuento…
Esta relación contractual, tiene a varios Diputados de Antioquia con la chispa adelantada, porque no tienen explicación sobre un acto que atenta contra los postulados que sobre transparencia recita como letanías el gobernador Sergio Fajardo: “En Antioquia no se pierde un peso”.
El Diputado Adolfo León Palacio, le envió una carta al mandatario seccional, solicitándole la cancelación de dicho contrato como prueba de la coherencia entre lo que hace y lo que dice. Ver carta de Adolfo León Palacio
A la Secretaria de Minas y Energía, Claudia Cadavid, le fue como a perros en misa, durante la reunión que se realizó en Jericó que tenía como objetivo exponer las “bondades” de la Minería Legal, que está promocionando el Departamento a través de encuentros en las diferentes regiones de Antioquia.
El viernes 24 de agosto se realizó el encuentro para los municipios del suroeste, al que asistieron los alcaldes de las localidades de Urrao, Caramanta, Támesis, Andes y delegados de los municipios de Valparaíso y Jardín. Los asistentes quedaron desconcertados por el desconocimiento de este territorio que conforma el suroeste, por parte de la Secretaria, puesto que sólo hizo referencia a la vocación minera de los municipios que conforman la Cuenca del Sinifaná, que posee una larga tradición minera, especialmente en la explotación de Carbón desde comienzos del Siglo XX.
Claudia Cadavid, pecó por ingenua e ignorante. A la funcionaria integrante del transparente lema: “Antioquia la más Educada”, sólo le alcanzó el cerebro hasta la Cuenca del Sinifaná, desconociendo la vocación agrícola y turística del resto de los municipios ubicados en la región.
A la Secretaría de Minas y Energía hay que recordarle que en 1918 la Asamblea Departamental de Antioquia a través de la Ordenanza Nº16, se solicitó la realización de un estudio para conocer la riqueza minera de la Cuenca Carbonífera del Sinifaná, mediante pruebas geológicas que realizó el profesor alemán Emil Grosse por $12.000 (doce mil pesos).
Los municipios de vocación minera, que hacen parte del Suroeste de Antioquia son Amagá, Angelópolis, Titiribí, Heliconia, Fredonia y Venecia, en los que existen más de 300 minas ilegales de las cuales más de 3 mil personas viven de su explotación. Ahí tienen con qué entretenerse. El problema para la Gobernación de Antioquia no es la explotación ilegal de minas, el problema, son los impuestos que deja de percibir por esta actividad.
Sin embargo, el gobierno departamental, quiere una tajada más grande de la torta. El resto de los municipios del Suroeste no tienen vocación minera, pero a la Gobernación se le abrieron las agallas, debido a la expectativa de varias transnacionales que iniciaron exploración en varias zonas, con la autorización del Gobierno Nacional y bajo la complicidad del mismo Departamento para apoderarse del territorio.
Aunque personalmente pienso que tiene más reversa una indigestión que la explotación minera en el Suroeste de Antioquia, la mayoría de los alcaldes manifestaron no a la minería legal o ilegal, durante la reunión del 24 de agosto en Jericó.
El encuentro se convirtió en todo un berenjenal, tanto, que el mismo Alcalde de Jericó, quien al parecer se volvió permisivo ante el gobierno de Fajardo, se hizo el “guevetas” y se salió de la reunión mientras la Secretaria Claudia Cadavid, no lograba convencer con sus argumentos flojos al resto de los mandatarios sobre la viabilidad de la minería legal.
Ese mismo día, varios de los asistentes demostraron, por ejemplo, que la empresa IAMGOLD no tiene permiso alguno o documento que le permita realizar labores de exploración en el municipio de Jardín, actividad que están haciendo en la actualidad, legitimando a la sociedad civil a expulsarlos del territorio.
Cuestionado quedó el Secretario de Gobierno de Jardín, Johan David Uribe Palacio, después que el director del periódico “Mi Tierra”, Pedro Pablo Velásquez, lo responsabilizara por haber sido permisivo, e inclusive, por haber permitido la exploración minera cuando se desempeñó como titular de gobierno del municipio de Jericó, de donde es oriundo, durante administración del anterior Alcalde Carlos Augusto Giraldo.
Cuando una persona se desempeña como funcionario o servidor desde una entidad del gobierno, debe tener en cuenta que la labor que desempeña está en el escenario público, y en ese sentido, deberá entender que es susceptible a la crítica y a la confrontación política. Sin embargo, al Secretario de Gobierno de Jardín, Johan David Uribe Palacio se le olvidó que como servidor público debe dar explicaciones con respecto a su relación con el Estado. La empresa privada no acepta explicaciones y este no es el caso.
Hecha la publicación por parte de “Mi Tierra”, Uribe Palacio procedió a denunciar tal «infamia», con el agravante para el secretario, que la juez del caso le concedió la razón a Pedro Velásquez, y por el contrario, sostuvo que el funcionario estaba violando el Articulo 20 de la Constitución Política Colombiana. Además, recordó al secretario de gobierno que desde su cargo debe afrontar la controversia generada por la ciudadanía. Ver periódico Mi Tierra.
Entre las conclusiones a las que se llegaron durante el encuentro Alcaldes del Suroeste con la Secretaría de Minas y Energía de Antioquia en Jericó, se encuentran rechazar la locomotora minera, por parte de la comunidad y los mandatarios de los municipios de la región.
Los alcaldes explicaron que continúan los temores frente a los problemas de la minería por parte de la ciudadanía, y las dudas sobre el adornado discurso por parte del Gobierno Departamental que desconoce el territorio e intenta convencer que ante la “Locomotora Minera” del presidente Santos no se puede hacer nada.
En síntesis, los alcaldes de Támesis, Andes y Urrao sostuvieron que desde sus localidades existe un rechazo a la minería, y que apoyarán las movilizaciones sociales para decirle no a esta actividad.
En Andes, específicamente en el Corregimiento de Santa Rita, existen daños ambientales difícilmente reparables y en Urrao hay presencia de mineros informales que están asentados en zonas fronterizas causando enormes daños ambientales y sociales. Los representantes del municipio de Jardín denunciaron también la aparición de minería ilegal en el Cañón del San Juan.
En Valparaíso alertaron sobre la falla geológica que existe, y con la minería puede causar daños irreversibles. Denunciaron que la Empresa SOLVISTA está realizando exploraciones sin autorización sobre una franja de protección de las aguas del municipio con la complicidad de las autoridades departamentales, situación que también afronta el municipio de Caramanta.
Se realizó en las instalaciones del Jardín Botánico de Medellín el Simposio Bosques y Minería Responsable, en el que la Gobernación de Antioquia entre otras instituciones, quieren vender a la comunidad del departamento la aceptación de la minería legal.
Al evento, asistió el activista Daniel Ochoa integrante de la Mesa Ambiente del Jardín Antioquia, quien confrontó a la directora del Jardín Botánico, Clara Inés Restrepo Mesa, a quien no le entró ni aire con el interrogante.
Escuche la última parte de la intervención de la Directora del Jardín Botánico y la intervención completa de Daniel durante el evento:

Escribió la Comunicadora del Concejal de Medellín por el Partido Verde, Miguel Andrés Quintero Calle, para informar que su cabildante fue invitado a formar parte de la Dirección Nacional de esta colectividad.

Marcela Joya, dijo que sus jefes políticos se están preparando para iniciar el análisis y modificaciones de los estatutos del partido, con el fin de fortalecer la participación a nivel nacional, departamental y municipal.
Desde las directivas del Partido Verde se inició, también, la organización del Congreso Nacional de Jóvenes y Mujeres, y se puso en marcha el análisis para la creación de la Escuela de Formación Política y el Centro de Pensamiento, procesos en los que el Concejal Miguel Andrés Quintero participará de manera activa.

Nos enteramos que el hermano del Concejal de Medellín por el Partido Verde, Daniel Quintero Calle, se postuló como aspirante al Senado de la República por esta colectividad. Muy verde, para iniciar un proyecto de esta magnitud, pero de todas maneras le deseamos suerte, porque la va a necesitar.

Daniel Quintero Calle, es además el Director de la Fundación Piensa Verde y tiene como propuesta crear una Empresa Estatal Minera, que se entregará al Gobierno Nacional.
Por: Juan Carlos Hurtado Ochoa
“Nadie es imprescindible”, es una frase utilizada para quitarle importancia a quienes se van o no dan la talla en determinados oficios. Hay personas que fácilmente son remplazadas en algunos cargos, pero este hombre parece que fue la excepción a la regla en todo el sentido de la palabra, pues con el transcurrir del tiempo no aparece sucesor alguno.
Quién iba a pensar que en la madrugada del jueves 7 de junio de 2012, no sólo se produciría la muerte del periodista Henry Pava Camelo, sino que su emisora Súper entraría en una especie de “coma” inducido por cuenta de una serie de episodios propios de intereses distantes de sus sueños. Vea más
Artículo anterior
Artículo siguiente
Ruben Benjumea
Soy periodista por vicio y bloguero por pasión y necesidad. Estamos fortaleciendo otra forma de hacer periodismo independiente, sin mucha censura, con miedo a las balas perdidas, pero sin cobardía.